Ficha de partido: 22.09.1962: Valencia CF 2 - 1 Real Zaragoza

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 1
Real Zaragoza
Real Zaragoza

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Vicente Guillot
15'
Duca
19'
Descanso
45'
Vicente Guillot
63'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Zaragoza

Records vs Real Zaragoza

Máximo goleador: Manuel Badenes (9 goles)
Goleador rival: Duca (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (14.02.1943)
Mayor derrota: 1 - 6 (19.04.1959)
Más repetido: 1-0 (13 veces)

Crónica

Mestalla ha registrado una entrada magnífica, porque la visita del Zaragoza, como siempre, había despertado mucho interés. Dirige el partido López Zaballa, que ha tenido una actuación discreta. Los dos equipos son recibidos con pitos y después aplausos. Iniciado el partido, en seguida se ve que el Zaragoza está dispuesto a cerrarse en defensiva, situando a cinco hombres en línea atrás, cinco hombres adelantados, pero Duca y Lapetra en constante movimiento, con el fin de enlazar el centro del terreno y ayudar a la cobertura. El Valencia se lanza a un furioso ataque y Piquer es el primero que provoca un peligro, Guillot después entrega a Urtiaga, quien tira mal en situación muy favorable, perdiendo un tanto seguro. Poco después, Guillot repite la jugada con mayores agravantes, puesto que la puerta está vacía por haber salido Visa a recoger un balón de Zubiaurre, pese a lo cual Guillot tira fuera, con gran desilusión del público.

Pese a ello, el Valencia, a los 15 minutos, marca su primer tanto. Ha sido tras de un golpe indirecto dentro del área contra el Zaragoza, el balón rechazado va a Sastre, quien tira hacia delante y Guillot se cuela y burla a Visa, marcando el primer gol del Valencia. El Zaragoza juega con mucha parsimonia, no ataca y está produciendo una impresión bastante pobre, puesto que sus delanteros, especialmente Seminario, están siendo objeto de un marcaje riguroso, pese a lo cual, a los 19 minutos, en un avance completamente aislado del Zaragoza, Miguel centra y Duca, que está suelto, burla a Zamora y marca el gol del empate, con gran decepción del público. Zamora se pone nervioso, el público se mete con él, y luego hay una reacción favorable a Zamora, que poco a poco va adquiriendo ya mayor tranquilidad y se emplea con mayor acierto. Se llega al descanso con el empate a un gol y juego más bien nivelado.

En el segundo tiempo vuelve el Valencia a la carga. El número de corners fue favorable al Valencia, pues sacó diez en la primera parte y tres en la segunda, por dos el Zaragoza, uno en cada tiempo. Como decimos, el Valencia domina, pero retiene la pelota excesivamente, no precisan tampoco el pase y, además, el balón lo llevan generalmente por alto, dando facilidades a la defensa zaragozana. Se producen algunas jugadas duras, teniendo el arbitro que intervenir y cortar continuamente, como consecuencia de una de ellas, Isasi permanece en la banda durante unos minutos. A los 18, como consecuencia del juego peligroso del Zaragoza, se le sanciona con un libre indirecto, que se ejecuta desde unos cinco metros. Se forma la barrera, tiran Sastre y Chicao, toca la pelota Sastre, remata Chicao, el balón, rechazado por un defeusa zaragocista, va a parar a Guillot, quien mete muy bien el pie, aprovechando el hueco que se ha producido en el lado contrario, y consigue el segundo gol del Valencia, que había de el de su victoria.

Pese a ello y a la ventaja del Valencia, el Zaragoza mantiene sus cinco hombres atras y realizan algunos intentos, pero siempre están en inferioridad sus delanteros, por lo cual mueren en flor y no llegan a inquietar la puerta de Zamora. A la media hora, Seminario burla a Chicao, una de las pocas veces en el curso del partido, y casi es gol, pero no pasa nada, y en los cinco últimos minutos, el Zaragoza, un poco desinflado, intenta inútilmente conseguir el gol del empate.

La victoria del Valencia ha sido justa, pese a los fallos de sus delanteros en la primera parte, porque ha dominado mucho más, ha jugado con más sentido y, sobre todo, porque ha tenido un hombre como Guillot, capaz de buscar el gol por sitios que ningún compañero suyo ni del bando contrario fue capaz de lograr. Guillot ha sido el mejor delantero, y con él ha trabajado mucho Ribelles, sin lucir demasiado, Urtiaga ha tenido un buen debut en Primera División, y en cambio los dos extremos han estado apagadísimos, sobre todo Ficha. En la línea media, Sastre y Chicao se han superado, mareando bien a los contrarios, colaborando poco al servicio de los delanteros. La zaga, firme, dura... Zamora ha tenido la suerte de que el Zaragoza apenas le inquietó.