Ficha de partido: 17.09.1961: Real Betis 3 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Real Betis
Real Betis
3 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Luis Aragonés
18'
José Paredes
31'
Areta
37'
Descanso
45'
Luis Aragonés
60'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Benito Villamarín
Aforo: 56.500 espectadores
Ubicación: Sevilla / España 
Inauguración: 1929

Rival: Real Betis

Records vs Real Betis

Máximo goleador: Arturo Montes (10 goles)
Goleador rival: Unamuno (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (23.05.1926)
Mayor derrota: 0 - 4 (05.05.1985)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

Bajo un cielo plomizo, amenazando tormenta y con un calor agobiante, con media hora de juego bajo la luz diurna y el resto bajo la luz de los focos eléctricos, el Betis hoy en su Estadio de Benito Villamarín, ha obtenido la primera victoria de la actual edición liguera. Venció al Valencia por 3 a 1. Y el resultado refleja exactamente lo registrado sobre el césped. Dos equipos con fuerza, con delantera vivaz y oportunista, con medias bien orientadas y seguras defensas, han mantenido a lo largo y a lo ancho de los noventa minutos, un constante tú a tú, un espectacular codo a codo que tuvo la virtud de entusiasmar a los miles de aficionados que llenaban los graderios. Tan pronto se hallaba el balón en un portal como en otro. Se ha jugado a enorme velocidad, con fuerza y sentido y tan sólo la mejor coyuntura rematadora de los artilleros dieron ocasión al triunfo.

El Valencia que salió dispuesto a la lucha, ha demostrado una clase excepcional, sobre todo por lo que se refiere a la técnica de Sendra aunque sin velocidad suficiente para mantener el ritmo general provocando baches en la zona ancha. De todos modos cubrió hábilmente su puesto manteniendo con su técnica toda la fortaleza del cuadro levantino. Con la ciencia de Sendra y la habilidad de Egea, formaban una trabazón defensiva en la que Mestre orientaba y dirigía magistralmente. Junto a esta labor de atrás, delante Ribelles y Waldo mantenían una rutilante eficacia dentro de la zona bética que tuvo en jaque toda la noche, no sólo al trío bético zaguero, sino al resto del conjunto, que en muchas ocasiones se veía precisado a bajar para achicar balones.

El Betis ha vuelto a por sus fueros. Nuevamente le hemos visto con esa arrolladora fuerza, con ese empuje y ese afan de superación que tantos triunfos le proporcionaron la temporada anterior. Y frente a un adversario de la categoría del Valencia lleno de cualidades, como acabamos de señalar. La ausencia de Yanko no se ha notado y si por el contrario, el debutante Rodrigo Espinosa, un chaval de la Regional, ha dado cohesión y penetrabilidad ofensiva al quinteto delantero blanquiverde. Con él, como siempre, Senekowich, aunque en plano secundario del dia de su debut. Luis, siempre contumaz, ocupando un plano más discreto Pallarés y Lasa.

La línea media enlazando, maniobrando y bloqueando la zona ancha. Bosch fue el motor de la movilidad bética y de esta línea Martín Esperanza que ha vuelto a revelarse como consumado volante, en perfecta sincronización con Kuzman, manteniendo así un agotador y difícil marcaje de las actividades de Waldo. Y con ellos, los dos defensas restantes y sobre todo Areta, que hizo imposible el esfuerzo de Ficha. Pepín fu responsable del gol valenciano por su indecisión. Sin embargo, a él se debe que en la segunda parte, los del Turia, no volvieran a «mojar».

El partido lo dirigió el colegiado vizcaíno Gardeazábal, que fue recibido en medio de una pita estruendosa y que luego tuvo una actuación discreta. A los 18 minutos, centra Lasa y Luis cabecea a la red. A los 31, centro de Paredes, Pepín duda y Ribelles cabecea el empate a uno. Treinta y siete minutos, Grau adelanta una pelota, Pallarés la cabecea a los pies de Areta que está fuera del área y éste empalma duro chupinazo que llega hasta las mallas. Sesenta minutos, jugada de Rodrigo Espinosa, que empalma sobre la marcha, rechaza en corto Ginesta y Luis, oportuno, recoge rematando de cerca el tercero y último.