Ficha de partido: 08.10.1961: Valencia CF 3 - 1 RCD Mallorca

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 1
RCD Mallorca
RCD Mallorca

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Manolo Mestre
15'
Descanso
45'
Héctor Núñez
62'
Quirro
80'
Decio Recamán
83'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: RCD Mallorca

Records vs RCD Mallorca

Máximo goleador: Silvestre Igoa (7 goles)
Goleador rival: Castro (3 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (07.05.1950)
Mayor derrota: 0 - 4 (19.02.1961)
Más repetido: 1-0 (10 veces)

Crónica

La ovación con que el Valencia fue recibido al comienzo del partido fue emocionante. Una emoción clamorosa sostenida como premio a su gran encuentro jugado en Nottingham y también para mostrar a los aficionados su alegría del feliz retorno del equipo valencianista a la ciudad, después de la dura prueba a la que fueron sometidos en el viaje de regreso de Londres. El árbitro gallego Castiñeira, ha tenido una actuación muy feliz.

Se emplean los equipos con el mismo sistema del 4-2-4, más elástico en el Valencia, porque Sendra está muy ágil, avanza continuamente desde su posición, y enlaza de una manera muy feliz con Recamán y Ribelles, de forma que escalonando sus hombres en el centro del terreno, dominan la situación. En el minuto 11, hay un avance precioso rematado por Fixha de cabezazo al poste, pero la pelota es despejada por la defensa. El Mallorca, se defiende muy bien, repliega magníficamente sus hombres, que están actuando con gran entusiasmo, pero no nueden impedir que en el minuto 15, en un avance del Valencia, Mestre, desde unos 25 metros, para el balón y empalma un disparo imponente junto al poste izquierdo que Zamora no puede atajar. Es el primer gol del Valencia.

Los jugadores isleños someten a los valencianos a un marcaje muy intenso, sobre todo a Waldo, que se ve rodeado constantemente por dos o tres hombres. Además juegan con gran velocidad, con gran sentido de la anticipación y muestran una facilidad grande en el repliegue, de manera que Zamora se ve constantemente protegido por una barrera de 6 a 8 hombres. Zamora se entretiene en una jugada, resultando lastimosamente lesionado en un dedo. Es atendido y luego se nos diagnostica que ha sufrido una luxación del mismo.

El Valencia, prodigo sus avances. En uno de ellos Guillot, Ribelles y Waldo, remata éste muy bien de cabeza y Zamora detiene magníficamente. Luego, es el Mallorca quien impone el peligro a la meta valenciana, con un gran disparo de Quirro, que Goyo anula de excelente parada. Y faltando unos instantes para el descanso, Guillot remata, dando la pelota en la cara interior del larguero, salta hacia el campo y al fin es despejada.

En la segunda parte acentúa aún más su sistema defensivo, advierte de una manera clara que el cansancio ha hecho mella en el Valencia. El Mallorca, por el contrario, se muestra más ágil y más fácil en sus avances, pero sus remates siempre son inocentes. Hay un remate del defensa izquierdo del Mallorca al ángulo, con parada de Goyo, y en el minuto 16, al lanzarse un golpe franco contra el Valencia, la pelota rebota en Guillot, éste la entrega a Waldo, quien la adelanta estupendamente a Núñez, burla éste la entrada del volante mallorquin y también la salida desesperada de Zamora, de forma que la pelota entra mansamente al fondo de las mallas cuando el portero visitante tan sólo puede contemplar su fatal trayectoria. Ha sido un gran gol, una jugada muy bonita.

Acto seguido, Guillot lanza un disparo con parada colosal de Zamora pero los mallorquines que no ceden en su empuje, a los 33 minutos realizan un avance por el centro y Quirro marca a Goyo, su primero y único gol. La reacción del Valencia es inmediata, y en el minuto 38, como consecuenca de un córner lanzado por la izquierda, Guillot entrega la pelota a Waldo, y éste chut es rechazado, pero Recamán lo recoge en muy buena posición y lanza un chutazo imponente, que representa el tercer gol de los valencianos, y último de la tarde. Se llega así al final del partido, con la victoria del Valencia por 3-1.

El Valencia, pese al cansancio se ha sobrepuesto y ha jugado un partido muy excelente, destacando sobre todo en el centro del campo, Sendra, Recamán y una buena actuación de Ríbelles. Goyo, ha estado bien en su reaparición. En la defensa, Piquer, discreto. Sócrates, colosal. Mestre, muy bien. Sendra y Recamán, imponentes los dos, sobre todo el ex españolista. Y por el ataque, Waldo, muy trabajador, Guillot y Ribelles, bastante aceptables. Núñez, flojito y Ficha, mal, incurriendo constantemente en fueras de juego.

En el Mallorca, Zamora ha tenido una actuación colosal; muy bien la defensa, sobre todo el veterano Guillamón; los medios se han multiplicado; y por el ataque, peligrosísimos los dos extremos, sobre todo Ruiz, y el mejor jugador, Quirro, que ha sido el que ha puesto mayor número de veces en peligro la meta valenciana.