Ficha de partido: 22.10.1960: Valencia CF 2 - 1 RCD Mallorca

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 1
RCD Mallorca
RCD Mallorca

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Héctor Núñez
26'
Zamora
27'
Descanso
45'
Diego
88'
Héctor Núñez
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: RCD Mallorca

Records vs RCD Mallorca

Máximo goleador: Silvestre Igoa (7 goles)
Goleador rival: Castro (3 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (07.05.1950)
Mayor derrota: 0 - 4 (19.02.1961)
Más repetido: 1-0 (10 veces)

Crónica

Esta noche se ha jugado el partido de Liga Valencia-Mallorca, que ha finalizado con la victoria del Valencia por dos goles a uno. Ha sido un partido muy desgraciado, lo mismo por la calidad del juego que por las incidencias que a lo largo del mismo se han producido. El partido ha sido dirigido por el colegiado Blanco Pérez. Se registra una entrada muy estimable, pese a haber estado todo el día lloviendo. Hay aplausos para el Valencia por su empate de Zaragoza.

En los primeros momentos el Valencia se lanza al ataque, pero replica el Mallorca y hay un remate de Currucales magnífico que da en el larguero y sale fuera. Luego el Valencia se emplea con gran codicia y en acances sucesivos pone cerco a la puerta del Mallorca, muy bien defendida por la zaga, que se emplea realmente con violencia, sobre todo el lateral izquierdo, que le entra muy duro a Joel en varias ocasiones.

Los dos equipos se dedican a un marcaje estrechísimo de sus respectivos adversarios y los dos emplean el 4-2-4, pero el Valencia se impone por entusiasmo y velocidad, mientras que el Mallorca se muestra más fino en sus avances que, sin embargo, carecen de remates efectivos. En el minuto 26, en otra entrada de Guillamón a Joel, le lastima, siendo retirado del campo. En el minuto 28, a consecuencia de un saque de banda, la pelota va a parar a Ficha, quien intenta rematar. Le desplaza el defensa Arqué y el árbitro señala penalty. Hay protestas por parte de los mallorquines y por fin Núñez lo transforma en el primer gol del Valencia.

Apenas marcado éste, el portero Zamora tiene un gesto displicente y de desaire hacia el árbitro y éste le expulsa. Es sustituido por Guillamón en la portería, bajando Irusquieta a cubrir su puesto. Sale Joql ya cojeando y sigue asi durante todo el partido. El juego se desluce y el partido decae visiblemente y las jugadas violentas se prodigan por los dos lados, pero sobre todo, por parte de la zaga visitante. Hay varias intervenciones de Guillamón magníficas, que son aplaudidas por el público. Y se llega asi al descanso.

En la segunda parte se mantienen las jugadas duras por los dos lados, pero insistimos que sobre todo por parte de la zaga mallorquina. El partido cada vez es más feo, no se ve juego por ningún lado, los malos gestos se suceden y el árbitro tiene que amonestar con frecuencia a los jugadores. Hay varias intervenciones de Guillamón que son ovacionadas.

Se producen varias caídas por las dos partes y sobre todo por el lado mallorquín, con frecuentes interrupciones de juego. Los avances del Mallorca escasean bastante y se malogran por exceso de pases mientras que los del Valencia, más frecuentes, son fácilmente rechazados por la zaga mallorquina, que se repliega muy bien y juega con gran decisión. Cuando ya parecía que el partido iba a finalizar con la mínima victoria del Valencia, a los 43 minutos de juego, en un córner sacado por el Mallorca, el extremo derecho, Haro, mete muy bien el pie y consigue el gol del empate, que produce en el público una emoción indescriptible.

A poco, y cuando ya el partido estaba finalizando, hay otro avance del Valencia, con centro de Ficha, saltan varios jugadores intentando unos rematar y otros rechazar la pelota y el balón da claramente en el brazo del defensa Arqué y el árbitro concede penalty. Hay protestas muy grandes por parte de los jugadores mallorquines, división de opiniones en el público y por fin Núñez vuelve a transformar el penalty en gol, siendo el segundo gol del Valencia y el de su victoria. Finalmente termina el partido cuando se habían jugado cincuenta minutos y treinta y cinco segundos de este periodo.

Ha sido un partido lamentable en todos los sentidos, pues no se ha visto apenas juego, cuando en los comienzos prometía una noche de grandes emociones y calidad de fútbol. El Mallorca ha comenzado bien, luego, a partir de la expulsión de Zamora, se ha desfondado un poco, pero se han mantenido con coraje hasta el final. Hay que censurarles la dureza con que se han empleado los defensas, dureza que en algunos momentos rebasaba lo admisible. Guillamón, que como zaguero se llevó las protestas del público, en cambio, como portero, se ha ganado las mejores ovaciones de la noche. En la línea media, Currucales ha tenido una actuación sensacional, siendo, sin duda, el mejor elemento del Mallorca. La delantera se movía bien, pero ha estado poco efectiva en los remates a gol.

Por parte del Valencia, su actuación no pasó de lo regular. En la zaga, Quincoces ha demostrado que no se encuentra en forma después de la operación a la que fue sometido. En la línea media, Castelló superó a Sendra, y la delantera, muy torpona, apenas ha ligado jugadas. Han actuado cada uno por su lado, sin que Tercero consiguiera imponer, como otras veces, su mando.

El arbitraje de Blanco Pérez será, sin duda, la nota más discutida del partido. Ha estado enérgico, pero no hábil para conducir el juego por caminos normales, sobre todo en el último penalty, que dio ocasión al gol decisivo, ya que fue el balón quien fue al brazo del jugador, que intentaba despejar de cabeza, y no hubo por parte de éste voluntad manifiesta de despejar el balón con el brazo.