Ficha de partido: 28.04.1957: Valencia CF 2 - 0 Sevilla FC

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
Sevilla FC
Sevilla FC

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Vicente Seguí
64'
Antonio Fuertes
71'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

El equipo cien por cien copero que ha sido siempre el Valencia, ha renacido esta tarde de sus cenizas ligueras, aventadas en buena hora. Como el Ave Fénix, el equipo de Luis Miró ha jugado un partido enorme, teniendo como adversario, nada más y nada menos que al subcampeón de Liga. A un Sevilla pletórico de juego y de moral.

El triunfo del Valencia ha sido por dos tantos a cero, o sea, la misma diferencia que se registró en Liga, pero sus méritos no están reflejados en el marcador, puesto que, de haber sido así, la eliminatoria incluso se hubiera podido dar como prácticamente resuelta a estas horas. Tal ha sido la superioridad evidenciada por el Valencia en todos los terrenos, sobre un Sevilla que también ha jugado un gran partido, atacando hasta el último momento sin perder la moral, pero en el segundo tiempo el Valencia tuvo la desgracia de que dos de sus remates lanzados por sus delanteros se estrellaron en los laterales, cuando ya el gol estaba cantado por el público.

Una desgracia ésta, la del Valencia, pero mayor ha sido todavía el estado en que se encontraba el terreno de juego, imposible para desarrollar sobre el mismo todo el fútbol que, sin duda, nos hubieran ofrecido el Valencia y el Sevilla. Había llovido los días anteriores, poniendo el campo ya en malas condiciones, pero en el momento de iniciarse el partido, se abrieron las nubes, dejando caer tal cantidad de agua, que en pocos minutos quedó el terreno convertido en una laguna, parecía talmente un campo de arroz. Un terreno sobre el cual los dos adversarios se desenvolvieron con dificultades sumas, la pelota quedaba frenada constantemente y no había forma de realizar un avance en condiciones mínimas de seguridad, porque también los jugadores medían constantemente el terreno por no poder mantener el equilibrio sobre él.

Pese a todo ello, hemos visto un gran partido, de una emoción suma, sobre todo en el segundo tiempo, en el que ha sido en el que se han producido los dos tantos marcados por el Valencia. Helenio Herrera planteó el partido con su habilidad peculiar. Al igual que hiciera en Les Corts recientemente, retrasó a su extremo derecha, Pepín, a la altura de la defensa, colocando a Campanal en situación de zaguero volante, con lo que quedaban cuatro delanteros al ataque y en la segunda parte, cuando se vio tan agobiado el Sevilla, eran tan sólo tres, porque Doménech, retrasado, restaba también potencia ofensiva al Sevilla.

Pero esto no significó más que una forma de proteger la puerta, porque mostrando una elasticidad magnífica, todo el Sevilla adelantaba líneas y eran ocho, y hasta en algún momento nueve, los jugadores que atacaban la puerta del Valencia, cual sucedió en los momentos iniciales del partido. Pero el Valencia respondió magníficamente, y adaptándose al terreno, jugó como había que jugar, lanzando el balón fuertemente para evitar que éste quedara frenado en la laguna inmensa que ayer era el campo de Mestalla. De esta forma, poniendo un coraje fantástico y una bravura sin límites, resistieron el partido desde el primero al último minuto, con entusiasmo y haciendo un derroche de fuerzas tan sorprendente, que se adueñó por completo del público y de sus seguidores, que tan enojados se mostraban por su actuación tan deficiente en la Liga.

Durante el primer tiempo no se ha marcado ningún gol. Ha sido un forcejeo constante, pero con mayor dominio del Valencia, que ha sacado ocho saques de esquina, por dos tan sólo el Sevilla. En la segunda parte salió el sol, pero el estado del terreno continuó igualmente mal. El Valencia atacó sin cesar, el Sevilla se defendió muy serenamente, pero no pudo impedir que a los diecinueve minutos de juego, en un golpe franco sacado desde junto al área, Seguí rematara desde cerca, consiguiendo el primer gol para el Valencia. A los veintiséis minutos se produjo el segundo tanto. Fue a consecuencia de una entrega de Pasieguito a Fuertes. Éste se internó, centrando sobre el larguero, Busto intentó blocar la pelota, pero debido al efecto y al barro, no pudo conseguirlo, metiéndose él mismo el tanto. Luego el Valencia, imponente, arrolló al Sevilla y dos balones se estrellaron en el poste. El Sevilla, en los últimos momentos, intentó aminorar la diferencia, pero no lo consiguió, por el buen juego de Goyo que salvó un gol en una ocasión, desviando el balón a córner. En fin, un gran partido.