Ficha de partido: 23.01.2005: Villarreal CF 3 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Villarreal CF
Villarreal CF
3 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Juanlu HensFrancisco Rufete
7'
Marco Caneira
15'
Riquelme
17'
Gonzalo Rodríguez
26'
Descanso
45'
Riquelme
45'
Andrés PalopSanti Cañizares
71'
Peña
71'
SorínFont
71'
Jose MariGuayre
73'
Senna
73'
Carlos Marchena
78'
Josico
83'
CazorlaForlán
89'
Gonzalo Rodríguez
91'
Reina
91'
Pablo Aimar
92'
Riquelme
95'
Final del partido
96'

Estadio



Nombre: El Madrigal
Aforo: 25.000 espectadores
Ubicación: Villarreal (Castellón) / España 
Inauguración: 17/06/1923

Rival: Villarreal CF

Records vs Villarreal CF

Máximo goleador: Juan Sánchez (7 goles)
Goleador rival: Rossi (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (09.09.1954)
Mayor derrota: 0 - 3 (19.01.2008)
Más repetido: 1-0 (9 veces)

Crónica

El Villarreal frenó en seco al Valencia. Adiós a las nueve jornadas consecutivas sin perder, que sería lo de menos si no se recuerda la decepcionante imagen que el equipo blanquinegro ofreció en El Madrigal. Los de Ranieri fueron ayer un alma en pena y perdieron el rumbo y el partido. No valen excusas de que el primer penalti fuese un regalo para los de Pellegrini, porque a lo largo del encuentro quedó muy claro quién era el que ponía el fútbol y quién ejercía de comparsa. El Valencia fue un bloque apático que se vio superado en todos los órdenes por un ordenado Villarreal, que sigue en una impresionante línea de progresión. No hay nada que objetar a un triunfo trabajado y merecido. Dominio territorial, sentido de la anticipación, desdobles, verticalidad, remates... Todos los ingredientes para ganar el partido los puso el Villarreal. El dominio en la zona de medios, que es donde se cuece el juego, fue de los de casa. No cedieron ni un ápice de terreno con Riquelme como estrella del equipo, adornado con un hat-trick.

No iba desencaminado Claudio Ranieri cuando hace un par de días calificó al Villarreal como “una máquina demoledora”, a pesar de que antes de que los de La Plana se pusieran por delante, en uno de los escasos acosos al portal de Reina Caneira envió el balón al palo y, en la misma jugada, Ayala, con la cabeza, también estuvo cerca de marcar. Pero en el global el Villarreal fue muy superior. El partido fue muy extraño. Tuvo de todo. Cambio del árbitro, cuatro penaltis –uno de ellos se tuvo que repetir–, una expulsión y una lesión en los primeros compases y otra más tarde, que provocó el relevo del portero blanquinegro. En cuanto al árbitro, Iturralde es un colegiado de calidad, de los mejores. Ayer compaginó aciertos con fallos como el del primer penalti, que aparentemente no fue.

Ranieri acudió al Villarreal con lo justo. La alineación estaba cantada y el técnico italiano presentó el equipo que se esperaba. Lo que no podía imaginar es que apenas transcurridos cuatro minutos Rufete se vio forzado a abandonar el terreno de juego, dando opcional joven Juanlu, que había entrado en la convocatoria para completar un bloque de diecisiete. Y casi a renglón seguido, tras la citada buena oportunidad de Caneira y Ayala, llegó el primer penalti que transformó Riquelme, después de que Iturralde obligara a repetir el lanzamiento. Una jugada más que dudosa que supuso la ventaja para el Villarreal.

El Valencia aún mantuvo el tipo, a pesar de que el equipo de Pellegrini apretaba en busca del segundo gol, que de nuevo se lo anotó Riquelme, esta vez en jugada personal, en los últimos suspiros del primer periodo. Si los goles hacen daño siempre, en esa situación aún más. El Valencia se fue al descanso con un 2-0 que parecía insalvable, sobre todo por el juego que desarrolló el Villarreal. El fútbol de apoyos del equipo amarillo desarboló al Valencia. Antes del segundo tanto, Cañizares sacó un disparo de Forlán que sirvió para evitar que la ventaja fuera mayor. El Valencia no acertó en la circulación del balón. Parecía que a los jugadores les quemaba en los pies. Las pérdidas de posesión fueron continuas y el Villarreal sacó partido.

En el segundo tiempo, Ranieri dio acceso a Di Vaio y cambió el dibujo. Aimar se situó en el centro –antes ocupó la banda izquierda- y con ello el Valencia parecía que iba a crear mayor peligro. Pero Reina no tuvo demasiado trabajo. La concentración de los jugadores del Villarreal fue determinante. Poco a poco, el juego del Villarreal iba a más, con repetidos olés desde la grada coreando a los suyos, mientras que los valencianistas se desesperaban, con reiterados errores en la entrega. Sin embargo, en el tramo final el Valencia encontró el rumbo y pudo acortar distancias cuando Iturralde señaló penalti de Peña a Ayala, que Di Vaio desaprovechó. A pesar de la decepción, el equipo lo intentó con decisión, y aunque en el minuto final otro penalti le permitió marcar, la réplica local no se hizo esperar y Riquelme también transformó un nuevo penalti, ya con el tiempo vencido.