Ficha de partido: 11.03.1956: Valencia CF 4 - 0 Deportivo Coruña

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 0
Dep. Coruña
Dep. Coruña

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Faas Wilkes
42'
Descanso
45'
Faas Wilkes
69'
Francisco Sendra
73'
Faas Wilkes
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Dep. Coruña

Records vs Dep. Coruña

Máximo goleador: David Villa (10 goles)
Goleador rival: Bebeto (5 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (23.01.1949)
Mayor derrota: 1 - 5 (19.02.1950)
Más repetido: 0-1 (13 veces)

Crónica

El recuerdo de lo ocurrido contra la Real Sociedad, Leonesa y Atlético de Madrid, estuvo flotando en el Campo de Mestalla durante los primeros 40 minutos del partido contra el Coruña. Hasta entonces los dos adversarios se habían batido de igual a igual y aún cuando el Valencia ejercía una mayor presión sus intentos quedaban frustrados una y otra vez por la brava defensa que de su puerta realizaban los gallegos, con juego abierto, sin una táctica defensiva concreta, pero sabiendo replegar con habilidad a sus volantes y retrasar a los interiores para cerrar el paso a la delantera valenciana. Para desgracia de ésta, los volantes limitaba su función a interceptar los intentos coruñeses, pero ni Sendra ni Mangriñán, eran capaces de crear el juego que el ataque necesitaba viéndose por esta razón, obligaba a Pasieguito a retrasarse en busca de balones, al igual que Wilkes, por lo que sus intentos carecían del necesario apoyo.

Hubo una jugada en la que Antó tiró bien a puerta pero el remate quedó malogrado al rebotar en la escuadra y tras varios intentos de Pahiño otro tiro de Polo, el extremo derecha coruñés, se estrellaba en un lateral. Cualquiera de estos remates pudo haber ido a la red, cambiar la panorámica del partido, pero al no ser así había que esperar al primer gol, que fue para el Valencia, obra de Wilkes. Se produjo tres minutos antes del descanso y este tando, como un remate magnífico del ex-castellonense Chirri lanzándose en plancha y de cabeza como final de soberbia combinación, constituyeron para los seguidores del Valencia el bálsamo que calmara sus inquietudes, recibiendo la sensación de que la victoria de su equipo estaba próxima.

En el segundo tiempo se intensificó la presión valenciana que se tradujo en una nueva remesa de corners precursora del segundo gol que había de aclarar definitivamente la situación. Gol que como el anterior se debió a una genialidad de Wilkes, quien en este partido ha vuelto por sus fueros, puesto que construyendo hoy como siempre ha dado pruebas sobradas de su clase. Con dos tantos, el Coruña vio por los suelos sus esperanzas de puntuar, y a partir de aquí ya los intentos de su línea de ataque fueron menos consistentes como aquel remate del volante izquierda desde casi medio campo y otros tiros de Pahiño y Arseno que Timor pudo blocar sin el menor esfuerzo.

He aquí cómo un partido que comenzaba a ser la pesadilla de la zaga valenciana terminó con una victoria tan clara y merecida como desde hacía muchos meses no la había alcanzado el equipo de Mestalla. No se ha visto un fútbol de clase, pero si presenciamos un encuentro competido con cuatro goles de factura excelente, y alguna que otra jugada de calidad y hasta emocionante.

Ganó el Valencia, como era de esperar, por su clase y su superioridad técnica, perse a que varios de sus elementos fallaron como no se creía que pudiera ocurrir. Concretamente los extremos pecaron de premiosos, siempre lentos en la internada y en el remate a gol. Recibieron, sobre todo Aliaga, mucho juego de Wilkes, que no lo aprovecharon apenas. Los volantes también estuvieron flojos. Todavía se defendieron interceptando la jugada de los coruñeses, pero en la entrega estuvieron muy deficientes, con lo cual la tripleta central del ataque había de ser ella misma la que se creara la situación para iniciar los avances. La zaga, en cambio, cumplió. Destacó, sobre todo, Sócrates y Quincoces, estando Timor bien en unas cuantas paradas a remates de Pahiño.

Por el Coruña, lo más firme ha sido la línea de volantes que trabajaron y batallaron mucho, empujando su ataque. En el ataque hubo a la media hora de juego de Gárate, que se lesionó en un encontronazo debiendo pasar a extremo, pero en general, crearon poco juego. Pahiño vióse un tanto asilado de sus compañeros, tiró muy bien a puerta pero él solo no podía hacerse la jugada. Fue, sin duda, el elemento más destacado de su equipo. En la zaga, Rodolfo se batió con mucha valentía y entrando fuerte a los delanteros valencianos. Los laterales cumplieron, al igual que el portero Otero. Dirigió el partido el leonés Blanco Pérez, que estuvo en general acertado, interpretando bien el reglamento y permitiendo el juego noble que se empleó por los dos equipos.

Los goles se produjeron de la siguiente manera: A los 42 minutos de juego el primero del Valencia y en una jugada iniciada por Wilkes hay variOs rechaces del Coruña y en el último de ellos la pelota va a parar a los pies de Wilkes que sin detenerse la cruza marcando el primero. El segundo no llegó hasta los 22 minutos de la segunda parte. Fué también Wilkes su autor, que aprovechando una entrega de Chirri burló la salida del portero coruñés. El tercero, a los 27 minutos fué obra de Sendra, rematando de cabeza un córner lanzado por Aliaga. Y el cuarto y último fué el autor también Wilkes en una entrega de Pasieguito con dos regates y una finta a la defensa contraria. Se colócó en posición favorable para rematar colocando la pelota junto a un lateral.