Ficha de partido: 10.04.1955: Valencia CF 4 - 4 Atlético de Madrid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 4
At. Madrid
At. Madrid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Manuel Badenes
15'
Quiliano Gago
30'
Descanso
45'
Agustín
47'
Manuel Badenes
54'
Escudero
60'
Molina
70'
Escudero
75'
Sócrates Belenguer
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: At. Madrid

Records vs At. Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (16 goles)
Goleador rival: Luis Aragonés (12 goles)
Mayor victoria: 9 - 1 (13.09.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (10.11.1985)
Más repetido: 1-1 (20 veces)

Crónica

Sin duda el colegiado guipuzcoano, señor González Echevarría, ha escarmentado en cabeza ajena. Concretamente en la del árbitro vizcaíno señor Mazagatos, que posiblemente al no dar gusto a los seguidores atléticos fué sancionado como consecuencia de su arbitraje del Metropolitano en el mismo partido que ahora comentamos, entre el Valencia y el Atlético de Madrid. Es cierto que el Valencia no ha realizado un gran partido, sobre todo en el curso del segundo tiempo, en el que llegó a desconcertarse en gran manera, pero no lo es menos que en la marcha del mismo, y en su resultado final, influyó de forma manifiesta el colegiado guipuzcoano, aplicando un criterio bien diferente en la sanción de las mismas jugadas, según el bando en que se produjeran, con perjuicio claro para el equipo de Mestalla, y por tanto, con ventaja manifiesta por el club del Metropolitano. Lo bien cierto es que gracias a este empate y a ese que se dió en San Mamés a última hora, el Valencia ha de vérselas con el difícil equipo de Las Palmas en lugar de tener que eliminarse con La Cultural Leonesa, que es un adversario de mucha menos fuerza.

El caso es que un partido desprovisto de alicientes y en un día de Pascua que retrajo a mucho público, terminó en medio de la mayor emoción como consecuencia de las sucesivas alternativas que experimentó el marcador, el cual quedó igualado a cuatro tantos, en buena parte como consecuencia de los errores o de la actuación del árbitro González Echevarría. La primera parte fué netamente favorable al Valencia, que marcó dos goles y pudo conseguir alguno más, pues ocasiones no le faltaron para ello. El juego fué bastante soso y el Atlético se mostró como un conjunto modoso, destacando Escudero y Miguel, los únicos que inquietaron a Timor. Pero en el segundo tiempo cambió mucho la cosa. El arbitraje tendencioso de González Echevarría comenzó a hacerse más ostensible, provocando la protesta unánime del público, de este público de Mestalla que tan indiferentemente se suele mostrar en los partidos.

Apenas reanudado el juego, se anotó el Atlético su primer gol, pero en seguida Badenes marcó otro, con lo que nadie suponía que el resultado podría torcerse. Pero he aquí que González Echevarría, que estaba mostrando la máxima tolerancia con las faltas graves en la zaga atlética, en un minuto tan sólo pasó por alto unas manos clarísimas de Barragán y acto seguido rancionó con penalty otras de Quincoces, que todavía cabía admitir una falta de voluntariedad. Castigo que redujo la distancia a un gol y a merced del cual se engallaron los jugadores madrileños a la par que se hundía el Valencia, y en seis minutos encajaban dos tantos, que puso el marcador en un 3-4 desesperante.

A última hora, el Valencia pudo lograr la igualada definitiva y el árbitro, tolerante con otras manos esta vez de Herrera, no encontró, en cambio, motivo para nuevas sanciones para el equipo local, que de esta forma pudo recuperar uno de los dos puntos en juego, si bien, en definitiva, no había de servirle para adelantar al Sevilla sobre el que tenía ventaja en caso de empate. Digamos, pues, también, que el Valencia no jugó un buen partido, fallando los medios y sobre todo su defensa central Quincoces, por cuyo lado entraron tres de los cuatro goles. También falló Díaz, por lento. En cambio, la delantera fué la mejor línea con mención destacada para Badenes y Gago.

El Atlético flojeó en el primer tiempo y se creció en el segundo, según ya apuntamos. Se mostró en buena forma y aceptable conjunto. Su mejor línea fué la de ataque, sobre todo Miguel y Escudero, sin olvidar de la buena labor del otro extremo y de los interiores Molina y Agustín. Los volantes pasaron más desapercibidos y por la zaga destacó el central Herrera, con alguna buena parada de Menéndez. Mal el arbitraje de González Echevarría por su parcialidad ostensible, contra la que reaccionó el público de forma comedida, sobre todo si se recuerdan los incidentes acaecidos en el Metropolitano en la primera vuelta.

A los 15 minutoS centra Seguí y remata Buqué, rechaza Menéndez y Badenes aprovecha para marcar el primero del Valencia. A la media hora, en un golpe franco, Seguí cede a Gago, que consigue el segundo, y aun el Valencia pudo marcar otros dos en un cabezazo de Badenes que va fuera y un remate de Gago que se estrella en el larguero. En el segundo tiempo, al minuto Lorenzo centra, Agustín chuta, la pelota rebota en Quincoces y va a la red. Es el primero del Atlético. A los 9 minutos Badenes dribla estupendamente a dos contrarios, chuta, y la pelota entra en el marco tras de rebotar en el larguero y en el suelo. Ha sido un gol precioso. A los 17 minutos, después de que el árbitro hace la vista gorda a dos faltas clarísimas de la defensa madrileña, sanciona al Valencia con penalty por unas manos discutibles de Quincoces. Escudero transforma en gol en medio de una protesta unánime. A los 24, empata el Atlético gracias a Molina, aprovechando un desconcierto de la zaga valenciana. A la media hora, Escudero repite la jugada y se adelanta en el marcador con el cuarto gol. A los 35, Seguí tira otro golpe franco y Sócrates, de cabeza, lo manda a la red madrileña, no sin antes haber dado la pelota en el cuerpo de Barragán, y con el empate a cuatro finaliza el partido.