Ficha de partido: 11.10.1953: Valencia CF 2 - 3 Sevilla FC

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 3
Sevilla FC
Sevilla FC

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Loren
2'
Faas Wilkes
17'
BustoManolín
43'
Descanso
45'
Manuel Badenes
46'
Arza
47'
Doménech
69'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

Hacía tiempo que el Sevilla no ganaba en Valencia, pese a habernos deparado actuaciones magníficas. Esta vez lo han conseguido bajo la dirección de Helenio Herrera, cuya influencia en el resultado puede conceptuarse como decisiva. El Sevilla se ha mostrado como un conjunto excelente, con una línea media batalladora, fuerte y de gran inteligencia, en la que el estilo sobrio, pero efectivo, de Riquelme, ha logrado imponerse a la aparatosidad de Ramoni, para formar entre los dos una de las mejores líneas de volantes de España.

Hoy, la delantera del Sevilla ha ofrecido, de manera soberbia, el modo de desenvolverse sobre el terreno con una seguridad grande, llevando de cabeza los medios y zagueros valencianos con sus constantes desmarques que no han sido capaces de anular. Los medios y defensas del Valencia se han empeñado en someter a su adversario a un marcaje de hombre por hombre, que le ha llevado a un total fracaso, al dejar amplios huevos por los que se metían con toda facilidad los ágiles extremos andaluces y su delantero centro Loren, que ha dado una lección de eficacia y sentido del desmarque. La inteligencia de Doménech, actuando retrasado en constante enlace con sus medios y la alegría de saber poner en sus intervenciones, le ha valido esta tarde el gol de la segunda igualada. En estas condiciones, la puerta del Valencia ha estado siempre abierta a las incursiones sevillanas, y Quique en ella, se contagió de sus compañeros, mostrándose inseguro, dejando paso a dos goles que debieron ser parados. Por lo menos uno, marcado desde cerca de 40 metros, cuya trayectoria fue seguida por todo el público con la seguridad de que no había de terminar en la red.

Fracaso total el de Pasieguiro y Puchades, incomprensible por lo que son y por lo que saben, el cual arrastró a la delantera que, pese a no estar bien, ha sido lo más decentito que ha tenido el equipo, porque sin ayuda no hay delantera que juegue, y ésta no fue prestada en absoluto por los medios, y tan sólo Wilkes fue capaz de llevar balones hacia delante, cuajando varias y estupendas combinaciones con Fuertes y Seguí, obteniendo un gol precioso que fue coreado por todo el público puesto en pie. Castigaron mucho al holandés en un marcaje estrecho y sin contemplaciones, pese a lo cual cumplió bien su cometido, sobre todo si se tiene en cuenta la falta de apoyo en que estuvo.

Fuertes mejoró sus anteriores actuaciones realizando una buena labor, especialmente en la primera parte, Seguí no pudo lanzarse por no recibir balones y además por someterle Guillamón a un marcaje muy estrecho. Badenes marcó un gol e hizo alguna otra cosa buena, pero no hay quien le haga moverse del que cree es su único sitio, ni menos enseñarle a desmarcarse como hay que exigir a cualquier delantero centro, como lo hizo el sevillano Loren. Finalmente, Gago se mostró muy reservado, no haciendo una jugada a derechas en toda la tarde.

Los goles se hicieron así. Al minuto escaso de juego, en un avance del Sevilla, hay una mala inteligencia entre Monzó y Quique, que no puede alcanzar la pelota que le da su defensa, al interponerse Loren que logra el primer gol sevillano. A los 16 minutos, Wilkes regatea a tres contrarios e incluso al portero y logra, de manera maravillosa, el gol del empate que es muy aplaudido. A los 36 minutos, en una entrada de Badenes y Fuertes al alimón, les entra por la espalda Guillamón y al mismo tiempo el portero Manolín se lanza en busca del balón, cayendo los cuatro aparatosamente, saliendo mal parado de la jugada el meta sevillano, que ha de ser sustituido por Bustos hasta el final del partido. Se llega al descanso con empate a un tanto y con una lluvia muy densa que dura hasta el final.

Al medio minuto de la segunda parte Seguí cede a Badenes, el cual de cabeza logra el segundo tanto para el Valencia. Saca el Sevilla y, con toda facilidad, llega hasta la puerta de Quique, que es batido por Arza, que ha hecho un avance muy vistoso sin que nadie le estorbe. Entra el nerviosismo en los dos equipos, sobre todo en el Valencia, y a los 25 minutos Doménech, desde fuera del área, tira un balón que en realidad no iba fuerte y Quique no hace nada para que el Sevilla se anote así el gol de su victoria.

Arbitró el colegiado asturiano Fombona, con buen acierto. Asistió al partido el nuevo seleccionador nacional, Luis Iribarren, que si bien no ha querido hacer declaraciones, en cambio ha actuado como odontólogo pues asistió al jugador sevillano Manolín, que recibió un fuerte golpe en la boca.