Ficha de partido: 08.06.1941: Celta de Vigo 1 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Celta de Vigo
Celta de Vigo
1 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Del Pino
2'
Epi Fernández
15'
Descanso
45'
Guillermo Gorostiza
66'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Balaídos
Aforo: 32.000 espectadores
Ubicación: Vigo (Pontevedra) / España 
Inauguración: 1928

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Los resultados de ayer en la Copa del Generealísimo se comentan solos. Pocas veces se habrá liquidado en la dilatada historia de la competición la primera fase de una semifinal con tanta facilidad para los que se perfilaban favoritos, y con tan negras esperanzas para los que no supieron, o no pudieron, echar por los aires esta superioridad prevista. Español y Valencia están ya, virtualmente, clasificados para la final. Su camino hacia ella, después del rotundo seis-cero españolista en Sarriá y el dos-uno favorable, en Balaidos, al once mestallero, está casi limpio de obstáculos, y poco margen queda a una sorpresa.

En Balaidos hizo mal tiempo, pero la concurrencia fue enorme. Se veían numerosos grupos de forasteros de toda la región. El terreno estaba materialmente encharcado y soplaba fuerte viento. Saca el Valencia contra el viento y realiza un buen avance, pero el Celta contraataca inmediatamente por su izquierda. Un centro de Roig lo recoge Agustín. Rápido éste, después de esquivar a la defensa, manda la pelota a los pies de Del Pino, que la impulsa suavemente a la red. Primer gol del Celta a los dos minutos de juego. Este tanto anima enormemente a los célticos, y el Valencia adopta desde este instante una cerrada táctica defensiva, que habrá de conservar con feliz resultado durante todo el partido.

La media valenciana juega muy recogida y confundida casi con la defensa. Los dos interiores, Amadeo y Asensi, son medios. El ataque valenciano, integrado solamente por los dos exteriores y por Mundo, avanzan con frecuencia muy rápidos, ofreciendo mucho peligro. Sin embargo, el dominio es formidable, y Pío apenas tiene ocasión de actuar. El juego es, a la vez, emocionante y muy duro, pues el equipo valenciano se defiende sin prescindir del ataque, y sin prescindir también de ningún recurso, y la trascendencia del partido, parece por otra parte, superior a la capacidad del árbitro, que actúa lamentablemente y no sabe imponer su autoridad. La descripción del juego se hace imposible, porque la táctica defensiva de los valencianos y el mal estado del terreno de juego no permiten crear una mediana clase de juego. El Celta malogra varias oportunidades de marcar por la característica lentitud de sus delanteros, y porque en remates espléndidos de Nolete y Agustín no les acompaña la suerte. Por su parte, Mundo pierde un tanto que parecía seguro cuando desborda a la defensa cética. Bermúdez se interpone y el disparo, a portero batido, marcha alto. Poco después, Gorostiza malogra otra ocasión semejante.

A los quince minutos, Epi, más afortunado, sorprende a Bermúdez con un buen punterazo, que da en la parte inferior del larguero y pasa a la red. El tanto del empate ha sido marcado. Desde aquí hasta el descanso, el encuentro transcurre en medio de una tónica de enorme pasión, gran cantidad de nervios y una violencia enorme en el juego. El acoso a que está sometido el Valencia es constante. El árbitro es amonestado en el descanso por el delegado de la autoridad.

Comienza la segunda parte y se advierte el cansancio en los dos bandos. El Valencia, más rápido, crea excelentes jugadas. El Celta se impone por momentos, pero su delantera fracasa en sus intentos de abordar la muralla defensiva enemiga. Agustín dispara consecutivamente y detiene todas las pelotas Pío. Amadeo, Mundo y Epi pierden excelentes oportunidades. "Bala roja", bien colocado, se aprovecha de un fallo enorme de Varela, para situarse ante Bermúdez, chuta y le bate a los 21 minutos de este segundo tiempo. Marca el tanto de la victoria para el Valencia y el juego decae sensiblemente. Sigue el Celta en su dominio, pero el Valencia se cierra en una defensiva absoluta y mantiene el resultado hasta el final. Antes de terminar, Epi pierde un gol seguro al disparar sobre el larguero.

En resumen, la superioridad del Valencia por rapidez y mejor técnica ha sido manifiesta, aunque el Celta ha dominado más. Los medios y los defensas del Valencia jugaron con una veteranía admirable. Epi ha sido el jugador más brillante. El Celta jugó sólo regularmente y con muchos nervios. Los porteros, muy poco que hacer en toda la tarde. Se lanzaron en el primer tiempo cuatro corners contra el Valencia y dos contra el Celta. En la segunda parte, uno contra cada equipo. La actuación del árbitro fue deficiente.