Ficha de partido: 13.01.1935: Valencia CF 2 - 0 Racing de Santander

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
Rac. Santander
Rac. Santander

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Juan Costa
22'
Gaspar Rubio
30'
Descanso
45'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Rac. Santander

Records vs Rac. Santander

Máximo goleador: José Vilanova (7 goles)
Goleador rival: Cisco (9 goles)
Mayor victoria: 8 - 1 (03.10.1954)
Mayor derrota: 0 - 5 (31.03.1935)
Más repetido: 1-2 (13 veces)

Crónica

El Racing de Santander ha sido siempre un adversario de gran peligro para el Valencia, y no ya sólo en su dificilísimo campo, sino inclusive en Mestalla. Sin ir más lejos, el pasado año consiguieron ganar el mismo partido de Liga jugado hoy, y en el campeonato de España devolver uno por uno, casi el total de siete goals que en Mestalla se les hicieron.

Damos estos antecedentes, para justificar el estado de ánimo con que se han presentado esta tarde las huestes del Racing en el campo del Valencia. Pletóricos de moral y esperanza, y con las energías que les han proporcionado la semana de descanso pasada en Játiva después de su partido de hace siete días en Sevilla.

Nada nos ha extrañado, pues, verlos emplearse desde el primer momento con un ímpetu enorme, y su característica velocidad. Muy fuertes todos ellos, han empleado un juego bronco que a medida que avanzaba el partido, se ha convertido en sucio y marrullero.

En otras circunstancias, tal vez se hubieran sorprendido los valencianistas, pero no hoy que salían al campo aleccionados y con el ánimo de evitar el tropezar por dos veces en el mismo escollo. Por ello, desde el primer momento han frenado al Racing en su endiablada velocidad, y varios también en dureza algunos de los que poseen temple y maneras a este respecto. La consecuencia ha sido que el match se ha deslizado en este ambiente, dándose bastantes lesionados de uno y otro bando, si bien, por fortuna, ninguna de consideración.

El Racing ha jugado con más cerebro que el Valencia, mostrándose muy peligroso y fácil en el avance, si bien poco certero en el remate. Durante el primer tiempo, los santanderinos han tenido el viento a sus espaldas, aprovechándose de él para llevar la pelota alta y forzar cuatro saques de esquina contra el Valencia, por ninguno en contra. Pero sus esfuerzos se han estrellado en el acierto de Cano, y el apoyo que medios y defensas le han prestado.

El Valencia ha salido con ganas de jugar acompañándoles en el acierto especialmente a la linea media, que presta un constante apoyo al ataque. Gracias a ella y al alma que ha puesto Rubio en su actuación, los peligros ante la puerta racinguista se han sucedido, obligando a Pedrosa a una defensa desesperada, y a sus zagueros y medios a apelar a toda suerte de recursos para evitar el tanto. Las patadas, los empujones y hasta las agarradas, han estado a la orden del día, impidiendo rematar a los delanteros valencianos. También, del lado local, Iturraspe ha hecho lo suyo, viéndose impotente Cruella para evitar todos estos excesos. Torredeflot es víctima de una patada y Pasarín de un cabezazo que le produce un corte, saliendo del campo por algún tiempo.

Por fin, llevamos 20 minutos de juego, Rubio ha intentado pasar con la pelota entre los defensas cántabros, siendo agarrado por éstos y concediendo el árbitro penalty. Lo ha transformado Costa en el primer goal del Valencia. El Racing no se amilana y, favorecido por el viento, llega hasta Cano con facilidad, luciéndose éste al detener dos remates estupendos de Cisco. A la media hora de juego, Rubio avanza con la pelota, y tras de fintar a un medio contrario, dispara un shoot cruzado enorme desde unos 20 metros, entrando la pelota por el ángulo contrario. El tanto es muy aplaudido, abrazando a su autor los restantes jugadores. Vuelve a avanzar Rubio con la pelota, pero le entra Illardía propinándole una patada indecorosa, haciéndole sangrar la pierna. Vuelve a quedar el Valencia con diez jugadores, llegándose al descanso.

Durante el segundo tiempo, el Valencia ha jugado a favor del viento, pero no se ha aprovechado de ello por el decaimiento enorme operado en su línea media, sobre todo con respecto a Iturraspe que, cansado y apático, apenas toca una pelota. Por el contrario, el Racing ha actuado con igual entusiasmo y gran inteligencia, llevando la pelota raas en sus avances que se han sucedido sobre todo el periodo. Sin embargo, los medios alas valencianistas y la zaga, impidiendo los remates de cerca, y Cano, blocando con acierto los balones que le llegaban, han inutilizado totalmente el esfuerzo y la presión ejercida por los montañeses.

Sin los servicios de Iturraspe, la delantera del Valencia ha aflojado, siendo sólamente Rubio y Goiburu los únicos que han dado señales de existencia. El navarro, defendiendo como acostumbra, y Rubio, corriéndose incluso hasta el extremo para hacer la jugada. En un remate dificilísimo ha estado bien cerca de entrar, impidiéndolo el larguero. Como así mismo otro del santanderino Fuentes. En los últimos minutos ha sido retirado Ceballos, conmocionado, a consecuencia de un encontronazo.

El Racing ha hecho un buen juego, mostrándose cuál el equipo rapidísimo y peligroso que es. Sin embargo, con su excesiva dureza y marrullerías de algunos de sus componentes, han deslucido mucho su actuación. Y en este aspecto, han sido García, Germán e Illardía los más destacados. En el capítulo de distinguidos deben figurar Pedrosa, Ceballos por la zaga, el mismo Germán por la línea media y Fuentes, Arteche y Cisco del ataque, que ha sido la línea más completa del equipo.

El Valencia ha jugado a remolque del Racing, actuando muy medianamente su conjunto, a excepción del periodo inicial, durante el cual estuvo mejor. Individualmente, Cano ha hecho un buenísimo partido, como asímismo Melenchón. Discreto sólamente Pasarín quien ha jugado casi todo el partido con un ojo tapado a consecuencia del cabezazo recibido. Magníficos los tres medios durante la primera parte, y muy mal Iturraspe en el segundo durante el cual sólo los alas se han defendido. Rubio ha tenido otra tarde de aciertos, siendo lo más saliente de su actuación el coraje con que se ha empleado. Pero no ha rendido su esfuerzo por haberle secundado tan sólo un poco Goiburu. Torredeflot y Costa han estado muy flojos, y Ochoa solamente voluntarioso.

Cruella ha hecho un arbitraje regular. Ha señalado offsides muy bien vistos, pero en cambio pudo haber hecho más por cortar el juego sucio. En cambio, en el penalty ha pecado por exceso.