Ficha de partido: 27.02.1927: Real Murcia 2 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Real Murcia
Real Murcia
2 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Zamora
28'
Zamora
35'
Dámaso Urrutia
43'
Descanso
45'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: La Condomina
Aforo: 13.500 espectadores
Ubicación: Murcia / España 
Inauguración: 25/12/1924

Rival: Real Murcia

Records vs Real Murcia

Máximo goleador: Mundo Suárez (14 goles)
Goleador rival: Zamora (5 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (06.12.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (25.05.1933)
Más repetido: 2-0 (10 veces)

Crónica

Ante grandísima expectación y con un calor sofocante, impropio de esta época del año, se ha jugardo hoy la primera eliminatoria del campeonato de España entre los campeones regionales de Valencia y Murcia, disputándose el encuentro en el hermoso campo del Estadio de la Condomina.

Ya por la mañana las calles céntricas de la población presentaban magnífico aspecto por verse todas ellas muy concurridas por los numerosos aficionados de la Provincia que han venido atraídos por el ambiente del que ha de ser gran partido, eso sin contar el contingente que ha acompañado al equipo valenciano.

Por doquier se escuchan comentarios sobre el partido de la tarde, lamentándose que no pueda alinearse Vaso y que Jusep lo haga handicapado por la lesión que sufre en la muñeca. Sin embargo, el pronóstico es, en general, favorable al Real Murcia, por estimarse que su actual once, que está entrenadísimo, es muy capaz de proporcionar un disgusto al Valencia y acometer empresas aun más difíeiles. A las 3:50 de la tarde, el colegiado madrileño Escartín ordena la alineación de los equipos. Secundan al señor Escartín en sus funciones los árbitros murcianos señores Balibrea y Molins.

Correspondiendo la elección de terreno al Murcia, saca el Valencia y en rápido avance llega hasta el marco lecal y Josechu, desviando el balón a corner, salva un tanto seguro cuando Jusep estaba materialmente batido. La jugada desarrollada en menos tiempo del que precisa para contarla, causa intensa emoción entre el público y provoca una reacción saludable entre los locales, que atacan a su vez. Pero pronto vuelve a presionar el Valencia y Jusep se luce en dos magnificas paradas a otros tantos tiros estupendos de Rino y Urrutia.

El juego, aun cuando con ligera tendencia favorable al Valencia, se mantiene ahora más equilibrado y el Murcia saca contra el marco de Pedret dos corners cedidos por Roca y Reyes, ambos sin consecuencias, aun cuando en el segundo se mantiene unos momentos el peligro ante el marco valenciano.

El juego es duro y Reyes comete dos fouls, pero castigándosde solo uno por lo que se obsequia al árbitro con una pita más que regular, reproduciéndose luego la bronca al dejar sin sanción unas manos de Reyes y otras de Garrobé.

El juego adquiere extraordinaria movilidad llevándose a un tren verdaderamente agotador. En uno de los ataques del Valencia, Jusep cede un corner que el mismo despeja una vez hecho el saque de esquina, muy bien sacado por Rino.

El primer goal del Murcia
Ahora el que domina insistentemente, es el once local, cuyos ataques son frecuentes, y en uno de ellos Castro remota un centro de Castelló, que parece haya de ser goal, pero en el preciso momento, hay un rebote inoportuno en un jugador blanco, y se pierde el tiempo y la jugada. Pero estaba escrito que el once local marcara en aquella ocasión (a los 28 minutos de juego), y así es como Zamora remata en forma fulminante el primer goal de la tarde, entre una ovación de las que hacen época.

Anímanse los rojos y ponen cerco al marco de Pedret, viéndose éste obligado a realizar dos salidas escalofriantes para lanzarse a los pies de Zamora y Castelló, respectivamente, cuando se disponían a chutar.

Un goal desperdiciado y el segundo válido
Pocos instantes después, una nueva escapada del ala derecha murciana, acaba en otro centro impecable y cerradisimo de Castelló; pero no lo saben aprovechar, pues lo fallan todos, incluso Pedret, que sale para hacerse con el balón sin conseguirlo, y la pelota va a los pies de Albor el cual, solo ante el marco vacío, falla el goal lastimosamente.

Pero poco después, a los 35 minutos de juego, Zamora remata a todo gas un centro de Castro y el Murcia se apunta su segundo goal que hace desbordar el entusiasmo de los partidarios del equipo local. Animado por la ventaja adquirida, domina ahora intensamente el Murcia, que se está creciendo como quiere y saca en poco tiempo dos corners, aun cuando ambos sin resultado positivo por estar Pedret efectuando una labor excepcional por lo segura y Vistosa.

El Valencia marca su tanto
A las 4:33 minutos, es decir, faltando dos minutos para el descanso, ataca el Valencia y Urrutia aprovechando un momento de descolocación de la defensa roja, lanza un tiro sesgado que fuerza la resistencia de Jusep, valiendo a los valencianos su primer goal, terminando a poco el primer tiempo, dedicándose el público mientras los jugadores se retiran a los vestuarios, a comentar el desarrollo del encuentro, y la mayoría confía en que el Murcia, con idénticos ánimos que los desarrollados en el primer tiempo, sabrá confirmar la impresión causada y mostrarse digno rival del Valencia.

Aparecen de nuevo en la pista los equipos, echándose de ver que han permutado sus puestos Roca y Reyes. La primera arrancada corresponde al Murcia, que le hace por su ala derecha sin consecuencias. Y a renglón seguido ataca el Valencia, malográndose el avance por off-side de Rino.

Prats pasa a Zamora y éste a Álvarez, quien cambia a Castelló (todo ello sin tocar el balón un jugador adversario) y Garrobé, para salvar su marco, tiene que ceder corner de un cabezazo, desviando el centro de Castelló. Hace el saque Álvarez y Castro remata de cabeza blocando bien Pedret, que se muestra seguro en todas sus intervenciones.

El juego es ahora igualado, y se ataca a ambos marcos. Un tiro de Montes roza el travesaño y poco después otro de Urrutia sigue la misma suerte, anulando la jugada off-side de este jugador. Luego se castiga al Valencia por foul de Molina a Zamora y el saque lo aprovecha Castelló para escapar y centrar, y entre Zamora y Castro, el uno por el otro, el tanto se malogra a un metro de Pedret. Y con peloteo sin trascendencia, termina el partido entre las continuas ovaciones del público que llenaba el estadio de La Condomina.

Ligeros comentos
El partido fué reñidísimo e interesante, y jugado todo él a gran tren, sobre todo en el primer tiempo, sin que el calor sofocante haya permitido que en el segundo tiempo, en el que apretó de firme que a la reanudación del encuentro se desarrollara el juego con igual fogosidad, pues los jugadores de uno y otro equipo debieron sentir las consecuencias del entorno.

Prats fué el mejor de los veintidós, demostrando nuevamente su gran clase. Tras él, puede conceptuarse como el que más se distinguió a Pedret, con cuyo refuerzo ha hecho el Valencia una adquisición inapreciable.

Del Valencia, además de Pedret, se distinguieron Roca, Rino y Garrobé, y por el Murcia, todos sin excepción. El arbitraje del señor Escartín, aun cuando acusó buen deseo e imparcialidad, no fué perfecto ni mucho menos, causando la impresión de que el partido le venía ancho al colegiado madrileño.

Después del partido, jugadores y directivos del Valencia y de la Federación Valenciana, fueron obsequiados por la Federación Murciana, con un banquete en el que reinó la más franca cordialidad, confraternizando vencedores y vencidos, terminando con un abrazo entre los presidentes de las dos Federaciones.