Ficha de partido: 21.09.2005: FC Barcelona 2 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

FC Barcelona
FC Barcelona
2 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Deco
19'
Descanso
45'
Giuly
45'
Edmilson
52'
David Villa
53'
David Villa
54'
David Albelda
57'
BellettiMárquez
63'
Hugo VianaFabio Aurelio
66'
IniestaEdmilson
74'
Miguel Ángel MistaPablo Aimar
76'
Deco
81'
Belletti
82'
Vicente Rodríguez
83'
Marco Di VaioDavid Villa
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Camp Nou
Aforo: 99.354 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 24/09/1957

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (34 veces)

Crónica

Cañizares y Valdés, los dos guardametas, asumieron el protagonismo ayer y decidieron con sus errores el empate entre el Valencia y el Barça. Fueron dos «cantadas» imperdonables las que equilibraron un partido flojo, carente de ritmo y de calidad , en el que lo mejor es el punto que se llevan los de Quique porque suman en casa del vigente campeón de Liga. Sin embargo, el regusto para el Valencia es un poco amargo. Porque se vio ganador en la segunda mitad y, aunque se lleva un punto, volvió a cometer fallos en defensa y a encajar dos goles.

En la primera mitad, el Valencia rozó la perfección defensiva durante treinta minutos. En ese tiempo, el equipo de Quique se presentó muy bien plantado en el campo, presionó a su rival sin dejarle jugar, y lanzó un serio aviso al contragolpe cuando Rufete obligó a Valdés a realizar una gran parada. El Valencia se encontraba como pez en el agua mientras que el Barça, incómodo, se atascaba en un juego de toque estéril. La presión y la solidaridad con el compañero, personificada en Albelda que auxiliaba tanto a Caneira como a Moretti, parecía que iba a dar sus frutos en un contragolpe de Aimar o Vicente, futbolistas que estaban llamados a sumir el protagonismo ofensivo.

Pero el entramado defensivo del Valencia, que es cierto dio un bajón cuando el Barça volcó su fútbol por la banda derecha, la de Giuly que siempre puso en aprietos a Moretti, se desmoronó como un castillo de naipes en una acción puntual. Sucedió en la recta final del primer período y llegó uno de esos fallos defensivos que tanto escuecen. El gol del Barça fue otro error humano. De Moretti y Marchena. Giuly puso la directa y encaró a Cañizares, al que batió de un potente disparo cruzado, imparable, porque se estrelló en el lateral de la red donde no podía llegar el meta.

En teoría, el gol del Barça obligaba al Valencia a cambiar su forma de jugar. Con desventaja en el marcador, no valía con esperar atrás y tratar de llegar a la contra -la propuesta del primer tiempo-, sino que había que estirar las líneas y comenzar a tener la posesión de la pelota. Pero al inicio del segundo período, y en un arranque inimaginable, dos jugadas de astucia de Villa le dieron la vuelta al marcador en un visto y no visto. Villa, que se ha confirmado como el «nueve» que necesita el Valencia porque ya lleva cuatro tantos en la Liga, se fabricó un penalti que marcó y, posteriormente, presionó a Valdés hasta obligarle a cometer un fallo imperdonable. Otro gol.

El Valencia pasaba de la angustia a la felicidad en un plis y volvía a encontrarse cómodo en el campo a base de defender, presionar y salir a la contra. El Barça estaba finiquitado. El conjunto de Rijkaard comenzaba a cotizar a la baja porque no encontraba la manera de llegar arriba con peligro. Movía el balón pero se estrellaba ante un muro. Pero ayer era la noche de los errores de los porteros. Y Cañizares, al escapársele un balón en el área, le dio vida a Deco y a un Barça que, tras empatar, se volcó sobre el área valencianista en busca de otro tanto que nunca llegó.