Ficha de partido: 01.10.2005: Getafe CF 2 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Getafe CF
Getafe CF
2 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
David VillaAsist: Vicente Rodríguez
30'
Pulido
32'
Miguel Ángel AnguloFrancisco Rufete
36'
Emiliano Moretti
42'
Riki
43'
Descanso
45'
David Villa
50'
Miguel Ángel Angulo
65'
RedondoCelestini
69'
Carlos Marchena
71'
CraioveanuPaunovic
73'
Miguel Ángel MistaPablo Aimar
75'
Marco Caneira
78'
PachónGüiza
81'
Redondo
85'
David Villa
90'
Final del partido
91'

Estadio



Nombre: Alfonso Pérez
Aforo: 17.393 espectadores
Ubicación: Getafe (Madrid) / España 
Inauguración: 30/08/1998

Rival: Getafe CF

Records vs Getafe CF

Máximo goleador: David Villa (7 goles)
Goleador rival: Manu (4 goles)
Mayor victoria: 3 - 0 (22.09.2014)
Mayor derrota: 0 - 3 (11.02.2007)
Más repetido: 3-1 (4 veces)

Crónica

El Valencia volvió a caer en los errores de siempre. Dos despistes costaron la derrota: uno en el primer tiempo y el otro cuando el público ya abandonada sus localidades. Una incursión de Riki por la izquierda permitió que Redondo, totalmente solo, llevara el balón a la red. Fue el delirio en el estadio. El ex valencianista colocó la puntilla a los blanquinegros, que encajan la primera derrota de la temporada. En este aspecto también tuvo mucho que ver el árbitro, que anuló un gol a Villa y no señaló un claro penalti.


Quique se lo quería comer. También buena parte de la plantilla del Valencia. El árbitro del encuentro tumbó al equipo blanquinegro con sus graves errores puntuales, siendo Villa el gran damnificado. Primero se comió un penalti sobre el asturiano y luego, ya en la recta final, cuando cualquier decisión adquiere tintes de irreversible, anuló un gol completamente legal al pichichi del Valencia. Para colmo, en la jugada siguiente marcó Redondo el tanto de la victoria del Getafe y Villa, desquiciado, vio una cartulina roja directa.

La calamitosa actuación del trencilla enmascaró el resto de consideraciones sobre un partido en el que el Valencia volvió a caer en los errores de siempre. Dos despistes costaron la derrota: uno en el primer tiempo y el otro cuando el público ya abandonaba sus localidades. Una incursión de Riki por la izquierda permitió que Redondo, totalmente solo, llevara el balón a la red. Fue el delirio en el estadio. El ex valencianista colocó la puntilla a los blanquinegros, que encajan la primera derrota de la temporada.
Muy felices se las prometía el Valencia tras el gol de Villa al inicio del choque. Apenas se había cumplido la media hora y el Valencia vociferaba en el Coliseum de Getafe que quería romper la racha negativa de resultados en campo adverso. Aunque el esquema de juego era ultraconservador, con cinco centrales, se veía un equipo con mayor intención. Había llevado la iniciativa desde el primer momento, la predisposición era superior y el premio, merecido.

Desde ese momento el Valencia fue un equipo tranquilo, con la lección aprendida de otras ocasiones, decidido a sentenciar en cuanto tuviera la oportunidad. Sin embargo, junto al contratiempo de la lesión de Rufete, que en el minuto 35 fue sustituido por Angulo, llegó un despiste que resultó determinante. Una vez más el temor de Quique a los errores individuales se hizo patente y, de esta forma, aprovechando una indecisión en la zaga después de que Pernía estrellara un balón en el palo en una falta, el goleador Riki llevó el balón en la red, para delirio de una afición que despidió el primer tiempo haciendo la ola. No había tiempo para más.
Quique habló antes del partido de realizar los mínimos retoques en su formación para subsanar la baja del lesionado Albelda. Pero ocurrió todo lo contrario. Además de Caneira en el lateral derecho, desplazó a Moretti al lateral izquierdo y situó a Raúl Albiol acompañando a Ayala en el centro. De esta forma, Marchena se adelantaba al mediocampo para formar pareja con Baraja. Demasiados cambios cuando el técnico hizo hincapié en la importancia de no variar en exceso.

A pesar de estas permutas y de la saturación de centrales, el equipo blanquinegro puso en jaque al Getafe durante la primera media hora. Las acciones por la banda de Rufete y Vicente llevando el balón con fluidez, la movilidad de Aimar y la fortaleza de Marchena y Baraja dejaban en evidencia al conjunto de Schuster. El Getafe en todo 2005 no ha perdido un solo partido en su campo y el Valencia llegaba para intentar romper esa racha, además de truncar una negativa propia de no ganar en campo contrario desde el 4 de diciembre de 2004. No lo logró.
El equipo va de más a menos
La reflexión en el vestuario ofreció una nueva perspectiva. El Getafe aclaró mejor sus ideas y el partido dio un vuelco tremendo. A partir de ese instante las bandas fueron propiedad de los locales, que se plantaron en el área opuesta con claridad. Aparte de que el juego entró en momentos de brusquedades, con reiterados cortes, el Getafe estuvo mejor posicionado y parecía más fresco.

El partido estaba loco. El Valencia empezaba a dar coletazos buscando la sorpresa y el Getafe no cejaba en su empeño, con reiteradas acciones ofensivas. Y cuando el partido parecía acabado, el árbitro emergió para decidir el resultado. El colegiado y, por supuesto, otro fallo blanquinegro que facilitó el gol del triunfo del Getafe. De ahí al final, tángana y desesperación.