Ficha de partido: 28.07.2007: Inter Milán 0 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Inter Milán
Inter Milán
0 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Jaime GavilánAsist: Rubén Baraja
12'
AdrianoIbrahimovic
35'
David Villa (Falta)
39'
DacourtMaarofi
45'
Descanso
45'
Javier ArizmendiDavid Villa
45'
Juan MataJaime Gavilán
45'
Julio CésarToldo
45'
Miguel Ángel AnguloJoaquín Sánchez
45'
SolariFilippini
45'
SuazoFigo
45'
Stephen SundayDavid Albelda
60'
Fatic
65'
Fernando MorientesDavid Silva
65'
Manuel LilloMarco Caneira
67'
Luis JiménezCésar
71'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Emirates Stadium
Aforo: 60.361 espectadores
Ubicación: Londres (Greater London) 
Inauguración: 22/07/2006

Rival: Inter Milán

Records vs Inter Milán

Máximo goleador: Pablo Aimar (2 goles)
Goleador rival: Christian Vieri (2 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (04.08.2013)
Mayor derrota: 1 - 5 (20.10.2004)
Más repetido: 0-0 (2 veces)

Crónica

El Valencia le tiene tomada la medida al Inter. Primero eliminó al equipo italiano en la Liga de Campeones, tras un partido en Mestalla que acabó a puñetazos, y ayer el conjunto de Quique venció con claridad en la Emirates Cup (0-2), con dos golazos anotados por Gavilán y David Villa. Hoy juega ante el PSG.

El Valencia consiguió su primera victoria de la pretemporada y lo hizo ante el rival más calificado y en el escenario más espectacular. Frente al poderoso Inter, en el Emirates Stadium, de reciente construcción y realmente espectacular. Dos golazos de Gavilán y Villa en el primer acto del encuentro lo dejaron prácticamente sentenciado, porque en la reanudación el Inter fue incapaz de reaccionar, lo que permitió al Valencia seguir manteniendo el control y, con él, la cómoda ventaja en el marcador.

Quique Sánchez Flores volvió a mantener su esquema habitual, repitiendo la defensa del primer ensayo en Holanda, con la única y obligada variante de Iván Helguera en el puesto del lesionado Alexis. Otro de los objetivos del técnico valencianista es lograr la rehabilitación de Rubén Baraja, de ahí que le haya hecho jugar íntegros los dos amistosos de preparación que ha jugado el equipo español. Y el centrocampista lo está notando de manera positiva. Va a más, a medida que aumenta sus reservas físicas y ayer terminó siendo el mejor futbolista sobre el campo.

El juego desplegado por el Valencia giró entorno a Baraja, que volvió a formar dúo en la parcela ancha junto a David Albelda, capitán de su equipo, que se dedicó más a labores de contención, quedando para su compañero la distribución y proyección en ataque. Cuando Baraja estuvo inspirado fue cuando mejor funcionó el Valencia. Esto sucedió en un primer tiempo que fue superior en calidad y fútbol al periodo siguiente, mucho más anodino y carente de interés.

En ese primer acto se vio lo mejor de todo el encuentro, gracias también a la inestimable participación de David Silva que, en acciones puntuales, dejó muestras de la inteligencia de la que hace gala para leer los partidos, así como de la gran calidad que posee en sus botas. Fue Silva el que inició la jugada del primer tanto de su equipo. Controló, dribló y entregó el cuero a Baraja para que este, tras levantar la cabeza, lo enviara de lado a lado del terreno de juego en busca de Gavilán. Este, conforme le caía, colocó perfectamente su pie izquierdo para cruzar el esférico ante la media salida de Toldo.

Los aficionados que se dieron cita en el espectacular recinto del Arsenal ovacionaron largamente la acción valencianista, vistosa en elaboración y efectiva en su culminación. Si el Valencia jugaba con serenidad, el gol todavía le dio más, de ahí que siguiera mandando en lo que al control del juego se refiere. El Inter no daba señales de vida, lo que hizo que tanto Julio Cruz como Ibrahimovic, sus dos estiletes, pasaran poco menos que desapercibidos, sin opción alguna de inquietar a Cañizares. Figo, que nunca vio la banda, se dedicó a ejercer como enlace y, en la única acción en la que se decidió a pisar el área rival, reclamó que Helguera le había hecho penalti.

Al filo de la media hora, coincidiendo con un ligero respiro que se tomó el Valencia, reaccionó tímidamente el Inter. Julio Cruz, minuto 26, disfrutó de la única acción clara de gol para su equipo. Trató de marcar por bajo, pero Cañizares estuvo atento para rechazar el esférico y forzar saque desde la esquina. Ya en la recta final del primer periodo, David Villa ejecutó de forma magistral una falta con que se decretó la entrada de Materazzi sobre Joaquín, en la frontal del área del conjunto italiano. Villa ajustó tanto que el balón llegó a tocar en el poste izquierdo de Toldo antes de llegar a la red. Otro tanto bellísimo.

Con la ventaja de dos goles se llegó al descanso. En el segundo periodo no sufrió apenas variaciones el encuentro, salvo en lo que se refiere a sustituciones en uno y otro equipo. Mata, uno de los hombres nuevos en el Valencia, fue objeto de penalti, pero el colegiado tampoco lo señaló. El tiempo fue transcurriendo con cierta lentitud, porque el espectáculo decayó. No hay que olvidar que los equipos están en los albores de su preparación y el aspecto físico pasa factura en estas primeras comparecencias. La falta de fuerza hizo que los futbolistas cometieran mayores imprecisiones y que el fútbol se resintiera de manera notable, por lo que hasta el final no hubo apenas acciones a destacar. Tan solo la presencia de Solari desestabilizó en algún momento a la zaga valencianista, pero sin peligro claro de gol. Por eso el justo triunfo del Valencia nunca peligró.