Ficha de partido: 18.08.2007: Valencia CF 0 - 2 Parma AC

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 2
Parma AC
Parma AC

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Igor Budan
8'
Parravicini
20'
Juan MataJaime Gavilán
38'
Morrone
40'
David SilvaDavid Villa
45'
Descanso
45'
Marco CaneiraEmiliano Moretti
45'
GasbarroniPisanu
46'
Miguel Brito
60'
Joaquín SánchezMiguel Ángel Angulo
66'
Stephen SundayCarlos Marchena
66'
TombesiParravicini
66'
Paponi
72'
DessenaFerreira Da Silva
75'
Alexis RuanoIván Helguera
76'
Doménico MorfeoCigarini
80'
Doménico Morfeo
81'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Parma AC

Records vs Parma AC

Máximo goleador: John Carew (1 goles)
Goleador rival: Igor Budan (1 goles)
Mayor victoria: 3 - 1 (05.09.2000)
Mayor derrota: 0 - 2 (18.08.2007)
Más repetido: 3-1 (1 veces)

Crónica

El Parma sorprendió al Valencia. Llegaba como el convidado perfecto para la noche mágica. Pero salió respondón. Muy pronto dejó muy claro que venía a por el partido, que remató en los minutos finales. Reginaldo se erigió en el actor principal y lideró la mayoría de acciones al inicio del choque. Cuando todavía había aficionados que buscaban su butaca, el brasileño ya había disfrutado de dos ocasiones clarísimas. Era el preludio de lo que iba a llegar. Hildebrand, que debutaba en Mestalla junto a Helguera, vio como a los ocho minutos ya tenía que recoger un balón de su portería.

El conjunto italiano sorprendía a todos. Con una fuerte presión en el centro del campo, dificultaba que el Valencia diera salida al balón desde la parte de atrás. Las únicas acciones en las que los blanquinegros se acercaban a la portería parmesana contaban con Villa como protagonista. Pero, entre una y otra intervención del asturiano, Raúl Albiol tuvo que sacar un balón de la línea a jugada de Reginaldo. Fueron los momentos más complicados para el Valencia. Pero ahí se acabó la fortaleza del Parma en los primeros 45 minutos. En ese momento el conjunto de Quique fue poco a poco haciéndose con el control del juego. Ya no lo soltaría hasta el final, aunque con algún susto incorporado. Villa, que en el partido de Champions se quedó sin hacer lo que mejor sabe, marcar goles, seguía intentándolo. En una de las acciones incluso se atrevió con un caño y un disparo que salió rozando el palo. En vista de que la fortuna no llegaba de jugada, lo intentó de falta. Ahí también puso en aprietos al guardameta italiano, que tuvo sacar el balón de puños. Posteriormente el asturiano volvió a chutar de libre directo, pero con el mismo resultado.

Al final se quedó sin recompensa, ya que Quique decidió dejarlo en el vestuario en el descanso para dar salida a Silva. Con la entrada del canario, el Valencia perdió contundencia en ataque pero ganó en facilidad para crear ocasiones. En la primera de la segunda fase llegó un penalti que Rubinos Pérez no se atrevió a señalar. El italiano Rossi dio un empujón clarísimo a Mata, pero el árbitro no quiso señalar nada. El Valencia siguió intentándolo, con los magos Silva y Baraja sacando conejos de la chistera. Todavía en frío, el canario se marcó un zurdazo que salió rozando el palo, mientras el vallisoletano realizó una jugada para enmarcar. Tras un recorte en una baldosa, su disparo golpeó el palo. La jugada bien mereció el empate.

Pero el Parma aparecía de vez en cuando y en varias de ellas pudo ampliar el marcador. En la primera Gabarroni, que dejó atrás a Hildebrand, disparó flojo y la defensa sacó el balón de la línea y momentos después Reginaldo llegó a la frontal del área con comodidad y su disparo salió rozando el palo. Quique cuenta con muchas balas en la recámara y utilizó una de ellas: la entrada de Joaquín. Tras su clase magistral de centros frente al Elfsborg, en la primero que intentó ayer Mata lanzó el balón al palo. El Valencia siguió intentándolo, pero las acciones no llegaban con fluidez. Los arreones se producían por la enorme calidad del conjunto de Quique, no tanto por un fútbol vistoso.

Pero nada de nada. No había fortuna. La pegada de cuatro días antes no aparecía. Parecía que se la había trasladado al Parma. Y cuando ya los cambios habían transformado a los actores del encuentro, llegó la sentencia. Morfeo, que acababa de salir al campo, lanzó una falta con la mala fortuna que el balón golpeó en la barrera y desconcertó a Hildebrand, que sólo pudo hacer la estatua. La verdad es que el alemán tuvo muy escasa fortuna en su debut en Mestalla. Un gol casi en frío y otro por el infortunio. En el resto de acciones se mostró seguro, aunque las opciones de ser titular se antojan complicadas debido a la enorme competencia que ofrece Cañizares. El Valencia lo siguió intentando para dar alguna alegría a sus aficionados, pero nada pudo lograr. Al menos los seguidores vieron en acción a alguno de los nuevos, como Sunny y Alexis, que intentaron lucirse, aunque poco pudieron hacer para cambiar la historia. Ahora ya hay que pensar en la Liga. Eso sí es importante.