Ficha de partido: 21.01.2009: Valencia CF 3 - 2 Sevilla FC

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 2
Sevilla FC
Sevilla FC

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
David Villa
5'
Escudé
14'
Fernando MorientesDavid Villa
19'
Descanso
45'
CapelJesús Navas
46'
Luis Fabiano
53'
Adriano
69'
Hedwiges Maduro
70'
Juan MataVicente Guaita
70'
Edu GasparDavid Albelda
76'
Rubén Baraja
82'
Juan Mata
87'
ArmenterosAdriano
88'
David Silva
90'
Final del partido
91'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

Los dos últimos campeones de la Copa del Rey se daban cita en Mestalla para comenzar a dirimir cual de los dos obtendría el pase a la antesala de la final. El Valencia, especialmente motivado por la posibilidad de disputar la final en su estadio, comenzó el encuentro con el mejor once disponible. Lo mismo ocurría en el Sevilla, a excepción de Kanouté, que comenzó desde el banquillo a causa de un golpe en la clavícula. Alexis, Renan, Fernandes, Duscher y Dragutinovic fueron baja para el choque.

Los primeros minutos de forcejeo en el centro del campo entre ambos conjuntos acabaron de golpe cuando tan sólo habían transcurrido seis minutos de partido, justamente el tiempo que tardó Adriano en cometer un error garrafal que dejó a Villa en una posición inmejorable para lograr el primer gol a su antojo. El Valencia, que hasta ese momento no había mostrado sus armas, se encontró con un regalo que le daba la confianza necesaria para afrontar el encuentro con garantías. El Sevilla, lejos de arrugarse, siguió buscando el dominio del balón y logró poner en aprietos a Guaita en dos ocasiones casi consecutivas, ambas de Luis Fabiano.

Justo cuando se cumplía el cuarto de hora de juego, el partido comenzó a torcerse para los locales. Villa se vio obligado a dejar su sitio a Morientes tras sufrir una contractura en su pierna izquierda. Con la retirada del asturiano el Valencia perdió la verticalidad habitual de su juego y el Sevilla se hizo con las riendas del encuentro. Un mejor posicionamiento sobre el césped y el manejo del balón permitió a los de Jiménez llevar la iniciativa del choque, algo que los locales contrarrestaban con una presión asfixiante a la altura de la medular del terreno.

El Sevilla acabó cediendo a la presión local en el tramo final de la primera mitad, lo que provocó que el encuentro se convirtiera en un monólogo del conjunto ché, que asedió la portería de Palop de una forma constante gozando de oportunidades claras de gol que no llegaron a culminar. Los 22 jugadores se fueron a los vestuarios tras un primer acto que estuvo marcado por el fallo de Adriano en el gol de Villa, por la exhibición de potencial físico que mostró el Valencia presionando a su rival hasta ahogarlo y por el dominio alterno de ambos contendientes.

La decisión tomada por Jiménez de introducir en el partido a Diego Capel fue más que acertada. El pequeño y eléctrico futbolista sevillista logró revolucionar el encuentro nada más entrar en contacto con el esférico. Capel, jugador con una proyección descomunal, hizo de locomotora en la banda derecha, donde el Sevilla volcó todo su juego en el comienzo de la segunda mitad. En el mismo minuto puso un gol en bandeja a Renato, que el brasileño falló por querer adornarse, y remató desde dentro del área que le sacó un sobrio Guaita. Pero, como se suele decir, a la tercera fue la vencida. Un minuto después, una nueva galopada del extremo andaluz le sirvió para habilitar a Luis Fabiano en la jugada que subió la igualada al marcador.

El Valencia parecía haberse quedado en los vestuarios, ni rastro de los locales de la primera mitad. Una ocasión de Vicente, que el valenciano mandó a las nubes desde dentro del área, fue la única ocasión ché durante el primer tramo de la segunda mitad.

La polémica tampoco faltó a la cita en Mestalla. A falta de veinte minutos para el final del partido, un pase de Renato a Adriano, en posición de fuera de juego clamorosa, sirvió al extremo izquierdo sevillista para hacer el segundo gol y adelantar a los suyos en el marcador. El dominio visitante era total. Los de Jiménez tuvieron incluso la oportunidad de sentenciar por medio de Maresca, pero Guaita detuvo el disparo del italiano.

Cuando mejor estaba el Sevilla y peor estaba el Valencia ocurrió lo que nadie esperaba en Mestalla. Tras un primer aviso de Morientes con un remate que atajó un providencial Palop, fue Baraja el que lograba la igualada tras una buena acción individual, pero lo mejor estaba por llegar. A falta de cuatro minutos para el final, un remate de Mata desviado por Squillaci y que dejó vendido a Palop llevó la locura a las gradas valencianas con el tercer gol ché.

El pitido final dejaba las espadas en todo lo alto para el partido de vuelta que se disputará en el Sánchez Pizjuán la próxima semana. El Valencia dispondrá de la ventaja que le otorgó el tercer gol, pero el Sevilla buscará hacer valer los dos goles logrados en Mestalla.