Ficha de partido: 10.09.1995: Valencia CF 1 - 0 Real Valladolid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 0
Real Valladolid
Real Valladolid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Andoni Zubizarreta
19'
Patxi Ferreira
42'
Descanso
45'
Jose Ignacio SáenzPaulo Sergio Viola
50'
RuanoSoto
57'
Pepe Gálvez
58'
Santamaría
60'
Santamaría
65'
RamónPeternac
66'
BarajaHalilovic
77'
Iñaki HurtadoPedja Mijatovic
78'
Antonio PoyatosPepe Gálvez
82'
Antía
84'
Antonio Poyatos
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Valladolid

Records vs Real Valladolid

Máximo goleador: Fernando Gómez (9 goles)
Goleador rival: Morro (4 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (22.03.1964)
Mayor derrota: 0 - 4 (30.09.1956)
Más repetido: 1-1 (12 veces)

Crónica

Fernando estaba siendo objeto de la protesta de un sector del público cada vez que tomaba el balón entre sus pies. El aficionado, ahora, no le perdona cualquier error que pueda cometer. Pues bien, entre las protestas, Fernando sacó a relucir su calidad y dio una exquisita asistencia a Gálvez para que éste, no sólo inaugurase el marcador, sino que firmase el gol de la victoria, el gol que sirve para sumar los puntos.

Dentro del juego vulgar que ambos equipos practicaron, donde el control es una asignatura más que pendiente. Fernando destacó, precisamente, por la calidad. Se trata de uno de los pocos jugadores que sabe imprimir sentido futbolístico en sus acciones. El gran problema es observar a jugadores que se pelean por el balón. No hace falta que digamos los nombres, cualquier aficionado lo sabe y, además, evitamos que Luis Aragonés se disguste. A todo esto, Fernando no está atravesando por un buen momento de juego, en clara relación con lo que viene sucediendo en el colectivo.

Las exigencias que se tienen con Fernando no se aplican a Mijatovic y Viola, por ejemplo, jugadores que son proclives a recibir aplausos aunque protagonicen una actuación como la de ayer, donde no sólo no marcaron la diferencia, sino que permanecieron en el congelador, esperando mejores tiempos. Con la retirada de Viola, la salida de José Ignacio y la libertad de acción de Fernando, llegaron los mejores momentos para el Valencia, contados, pero vibrantes y lástima que no se supo rentabilizar en goles dicha superioridad, no sólo en el juego sino también en número de jugadores debido a la expulsión de Santamaría.

El Valencia tuvo su lado positivo en el comportamiento individual de Zubizarreta y Gálvez. El guardameta se estiró en un par de ocasiones, salvando así el gol, mientras Gálvez dio profundidad a su equipo a pesar de que sigue siendo un hombre que combina en exceso los aciertos con los errores. La mejor ocasión de los primeros 45 minutos la disfrutó Peternac con la llegada del minuto 23, cuando un disparo suyo desde el punto de penalty fue desviado a córner por Zubizarreta cuando el gol empezaba a ser temido por los espectadores. Si la iniciativa en el juego, en líneas generales, la tuvo el Valencia, las mejores opciones de gol, sin embargo, fueron para su adversario.

La iniciativa que se trataba de tomar tenía a Mazinho como máximo exponente, pero sus esfuerzos de nada sirvieron dado que se puso en práctica un juego anodino y con una reducida visión de futuro. Fue un juego que creó desasosiego en los espectadores, ya de por sí sensabilizados con su equipo o si se quiere decir de otra forma, preocupados por lo que sus jugadores puedan ofrecer en la presente temporada. A Mazinho, no obstante, se le observa más suelto que la temporada pasada, cruza con decisión el medio campo y se esfuerza en la creación de juego. Su línea es ascendente.

Alguna que otra triangulación y en especial la protagonizada por Mijatovic, Ferreira y Viola, pudo haberle dado ventaja en el marcador a los valencianistas coincidiendo con la llegada al descanso, pero el delantero brasileño llegó tarde, no estuvo rápido de reflejos en los metros finales y permitió que César se adelantase. La suma de los puntos es el mejor balance que puede ofrecer el Valencia tras su confrontación con el Valladolid. Los extremos no existen para el Valencia.