Ficha de partido: 19.11.1994: Valencia CF 1 - 2 Real Madrid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 2
Real Madrid
Real Madrid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Amavisca
21'
Álvaro Cervera
29'
Amavisca
30'
Roberto Fernández
38'
Descanso
45'
Martín VázquezRaúl
45'
Eloy Olaya
47'
Antonio PoyatosJuanjo Maqueda
59'
Lubo PenevÁlvaro Cervera
59'
Redondo
63'
Antonio Poyatos
71'
Fernando Giner
75'
Zamorano
86'
ButragueñoLaudrup
87'
Pedja Mijatovic
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Madrid

Records vs Real Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (13 goles)
Goleador rival: Raúl (17 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (09.06.1999)
Mayor derrota: 0 - 6 (25.12.1932)
Más repetido: 1-2 (26 veces)

Crónica

Valdano se comportó como un traidor en Mestalla. Fue un cobarde, un pecador. Renunció a su admirable filosofía futbolística y apostó por una táctica recelosa, cargada de miedos y huérfana de intenciones ofensivas. Pero fue listo. Y producto de esa pillería obtuvo el mayor botín -Díaz Vega se llevó su parte al anular un gol legal de Fernando con 0-1 en el marcador- que podía encontrar en el feudo que ya saquearon semanas atrás Barcelona y Sevilla.

A Valdano no le gusta que le tomen el pelo. Por eso sometió a su elogiado colectivo a un brusco lavado de rostro. Al entrenador hispano-argentino no le hizo ninguna gracia que el Madrid se ganase brillantes titulares en El Molinón y La Romareda después de efectuar su equipo dos exhibiciones de buen gusto ante el Sporting de Gijón y el Zaragoza. En ambas ocasiones salió trasquilado. Ayer, todo cambió. Laudrup se perdía bajo los efectos del «síndrome Donato»; Míchel se escondía en esa parcela del centro del campo en la que intenta rehuír su cita obligada con la banda derecha; Redondo lucía su cuidado cabello sólo para dar alguna patada a destiempo... ¿Y Raúl? Su duende le abandonó y Valdano rectificó a tiempo dándole descanso en el intermedio para que olvide su aparición más desafortunada en el equipo de sus sueños.

El Valencia se aprovechó de la coyuntura para demostrar desde el inicio que las bravatas de su presidente Francisco Roig pueden encontrar una prolongación sobre el terreno de juego. Mijatovic, Eloy y Roberto pusieron todo el empeño del mundo para reivindicar la candidatura de Valencia a la «Liga de las estrellas», pero Buyo se encargó (minutos 19, 24 y 43) de explicarle a Cañizares que su suplencia no responde a ningún acto de incoherencia. Ante tanta ocasión fallida, el graderío le recordó a Parreira que su cobardía en la pizarra -dejó en el banquillo a Salenko y Penev- pasó una costosa factura ante la nulidad atacante de todos los delanteros valencianistas. Y ahí irrumpió el Madrid práctico. El que Valdano tenía escondido desde su llegada al Santiago Bernabéu. Fue un Madrid cargado de oficio, pero aburrido, feo y ramplón en todas sus iniciativas. Sólo las contundentes incorporaciones por las bandas de Quique y Amavisca otorgaron crédito a un equipo que jugaba sedado. Los dos se encargaron de fabricar -con la ayuda de Zamorano- el 0-1 en la única llegada explosiva de los blancos en la primera parte. Como era un partido ilógico, Amavisca tenía que marcar recurriendo a su pierna maldita (la derecha).

Como la noche estaba proclive al embarramiento del inexistente espectáculo, Díaz Vega decidió incorporarse a la velada como le gusta más al asturiano: dando la nota. Minuto 72. Fernando marca el gol del empate al rematar en posición correcta un centro desde la izquierda. El juez de línea levanta el banderín y Díaz Vega se convierte en el triste protagonista de la noche al dar por buena la fechoría de su torpe ayudante. Después, el Madrid se limitó a explotar la verticalidad de Amavisca y la aparición de su «killer» implacable. Zamorano capturó un balón a medio camino del portal de Zubizarreta, rompió la rígida cintura de Camarasa con un autopase primoroso y batió la endeble salida de Zubizarreta. Curioso. Zamorano ya lleva 11 goles. Tantos como hizo el chileno en toda la temporada pasada. Valdano ya puede ir repartiendo beneficios con su socio inesperado.

Carlos Alberto Parreira mantuvo un cruce de palabras con Díaz Vega al término del partido, en el que, según el técnico brasileño, el propia colegiado le había reconocido haberse equivocado en el gol anulado a Fernando, informa Carlos Urrutia. «Le pedí explicaciones al árbitro por el gol de Fernando y me reconoció varias veces que había cometido un error, y al menos tuvo la hombría de pedirme perdón por ello», afirmó Carlos Alberto Parreira ante la sorpresa de los medios informativos. El ex seleccionador brasileño afirmó que la derrota sufrida por su equipo era injusta desde todos los ángulos analizables: «Fuimos mejores, llevamos la iniciativa en todo momento y gozamos de más ocasiones de gol. ¿Qué más se puede pedir para que un equipo merezca el premio del triunfo?».