Ficha de partido: 07.02.1982: Valencia CF 2 - 1 Real Madrid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 1
Real Madrid
Real Madrid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Daniel Solsona
18'
San José
26'
Pepe Carrete
40'
Descanso
45'
Javier SubiratsRoberto Fernández
45'
Enrique Saura
47'
Javier Subirats
51'
Santillana
55'
NavajasÁngel
57'
Daniel Solsona
66'
PinedaDel Bosque
70'
Pineda
73'
Isidro
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Madrid

Records vs Real Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (13 goles)
Goleador rival: Raúl (17 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (09.06.1999)
Mayor derrota: 0 - 6 (25.12.1932)
Más repetido: 1-2 (26 veces)

Crónica

Partido de Liga jugado en el Estadio Luis Casanova, con lleno completo. Se celebraba día del club y la recaudación ascendió alrededor de treinta y dos millones de pesetas. Tarde fresca y nubosa. El Valencia botó seis saques de esquina por tres el R. Madrid. Arbitró el colegiado catalán Enriquez Negreira, que hizo un arbitraje deficiente, con bastantes errores y lo principal fue la omisión de un penalty por bando, en jugadas sucesivas que se produjeron en el primer tiempo. La primera, un empujón a Arnesen, que pasó por alto y la otra, a Gallego. Enseñó tarjetas de amonestación a Solsona, y Arias por protestar, al masajista del Valencia, al entrar en el terreno de juego, a Carrete e Isidro, por desconsideración mutua y a San José y Pineda, a última hora, por protestar.

Goles: 1-0, minuto 2 de la segunda parte. Espléndida galopada de Arnesen por la banda derecha, con centro que remate Saura implacablemente, dando la pelota en un poste y entrando en el marco de Agustin. 2-0, minuto 6. Jugada llevada entre Saura y Carrete, con entrega a Subirats, que brillantemente remata de cabeza el gol. 2-1, minuto 11. Golpe franco lanzado por Stielike que Santillana cabecea espectacularmente a la red.

Un partido con más emoción que juego el que han brindado el Valencia y el Real Madrid en el Luis Casanova y que ha ganado con toda justicia el cuadro local, aunque con un resultado corto para sus merecimientos, ya que pudo y debió ganar por mayor margen. El Valencia hizo una salida espectacular, convirtiéndose en un verdadero alud, pero el Madrid le frenó pronto, y empleando un juego de contención con Stielike de libero, pasó a contraatacar algunas veces, aunque su delantera se mostró muy inocente y poco activa.

En realidad el juego se centró casi todo en el medio campo sin que se viera posíbilidad de gol durante mucho tiempo. Toda la primera parte prevaleció el juego de contención del Madrid y el juego de ataque del Vaencia en el que fallaba una vez más Welzl y Arnesen no tania su día. En cambio las intervenciones de Saura, muy vibrante siempre, así como las irrupciones de Carrete, que además de marcar estrechamente y prácticamente anular a Juanito, se mostró muchas veces acosador y atacante, resultaban quizá lo más espectacular.

Lo mejor del partido se produjo en la segunda mitad y de ella en el primer cuarto de hora en el que se materializaron los tres goles que subirían al marcador. Los tres fueron muy espectaculares y, en cierto modo, parecidos, en remates de cabeza en jugadas procedentes de centros, pero la rapidez con la que marcó el Valencia los dos suyos, separados tan solo por cuatro minutos y en el comienzo de esta segunda parte, le dio la iniciativa del juego y el mando en el campo. El Valencia, con la presencia de Subirats, que había sustituido a Roberto y movilizaba al equipo estupendamente, se mostró muy acosador y tuvo la iniciativa constantemente en su poder.

Entre Subirats, Saura y Solsona arrastraban al equipo y aunque el Madrid, a raiz de encajar el segundo tanto, cambió radicalmente su táctica y Stielike se convirtió en un elemento atacante situándose como centrocampista en lugar de líbero, sus posibilidades se vieron frenadas por el acierto con que el Valencia defendió su parcela de los ataques madridistas que, por otra parte, no ofrecían gran peligro por el fallo constante de Juanito, cuando no era Carrete el que le anulaba, y el estrecho marcaje también que sufrió Santillana, al que apenas se le dio ocasión de intentar el remate. Así pues, fue perdiendo gas el partido y el Madrid, aunque sacó fuerzas de flaquezas en los últimos minutos, ya no pudo variar el marcador, que en verdad resulta corto para la diferencia de juego que ha habido en el campo y, sobre todo, la diferencia de remate que hubo entre uno y otro.