Ficha de partido: 28.02.1990: Valencia CF 1 - 1 FC Barcelona

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
FC Barcelona
FC Barcelona

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Fernando Giner
11'
Bakero
27'
Miguel Ángel Bossio
27'
UrbanoJulio Alberto
35'
Descanso
45'
Toni Gomes
54'
Lubo Penev
56'
Serna
66'
LaudrupSalinas
68'
Roberto
71'
Koeman
79'
Carlos ArroyoNando Martínez
81'
Emilio FenollMiguel Ángel Bossio
85'
Begiristain
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (33 veces)

Crónica

El FC Barcelona disputará el próximo 14 de marzo la final de la Copa del Rey ante el Real Madrid, tras empatar anoche en Valencia a un tanto y pasar la eliminatoria con un global de 3-2 (2-1 en la ida). Un gol de Giner, en un error de Zubizarreta, a los 12 minutos de juego, hizo pensar por algunos momentos en la prórroga. Pero Ronald Koeman, que ayer jugó más arropado en defensa y, en consecuencia, más confiado en sus posibilidades, soltó un cañonazo a los 79 minutos, al lanzamiento de un falta directa, que significó el empate, la justicia en el marcador y el premio a unos jugadores que habían trabajado laboriosamente para no dejar su categoría tirada en el Luis Casanova.

La pregunta que deben estar formulándose los seguidores barcelonistas es por qué los jugadores no han jugado en la Liga así. Por qué Johan Cruyff ha expuesto a tanto peligro y a tantas derrotas a un conjunto que sabe cómo responder a un acoso constante, que sabe adaptarse a situaciones defensivas y que, al mismo tiempo, ofrece mayores garantías de triunfo. Josep Lluís Núñez había pedido a los jugadores que hablaran en el campo. No les hacía falta el consejo. Ellos lo hacen. Lo que si les faltaba es que el entrenador entrara en coherencia y planteara los partidos con mayor seriedad. La alineación azulgrana presentó a jugadores experimentados en este tipo de confrontaciones y jugaron un partido serio. El Barça alcanzó así su primera final en una competición oficial esta temporada. Pasó muchos apuros y tuvo que sudar lo suyo para empatar en un encuentro que tuvo perdido mucho tiempo.

El Valencia sólo jugó una parte, la primera, en la que gozó de buenas ocasiones para aumentar su ventaja. Pero el Barcelona no estuvo falto de oportunidades. También las tuvo. Y no falló sino que encontró en Sempere un fuerte muro. El Valencia no tardó mucho tiempo en encontrar los frutos de su salida a muerte, dispuesto a acosar al Barcelona hasta el cansancio si era necesario, ejerciendo una fuerte presión sobre un rival distinto en conjunto al que le había recibido quince días atrás en el Camp Nou. A los ocho minutos, Eloy dio el primer aviso sacando un potente disparo de derecha que obligó a Zubizarreta a volar sobre el ángulo derecho de su portería para enviar a córner.

Cuatro minutos más tarde, la actuación del portero azulgrana no fue tan afortunada. Salió en falso al lanzamiento de un córner por parte de Eloy y el defensa valencianista Giner golpeó con la cabeza el balón directamente a la red. El Valencia obtenía un justo premio a su juego ofensivo, al que el Barcelona había respondido acertadamente hasta ese momento, con unas armas desconocidas en los esquemas de Cruyff. Practicando lo que no había practicado hasta ahora, renunciando a su habitual número 4 por delante de la defensa, colocando a una defensa experimentada (Serna, Alexanko, Koeman, Julio Alberto), manteniendo cuatro hombres de corte ofensivo en el centro del campo y atacando con sólo dos puntas (Begiristain y Julio Salinas). Pero lo mejor de ese posicionamiento azulgrana era el rápido repliegue de los hombres.

La fortuna salvó al Barcelona en el minuto 16, cuando una jugada de Quique sirvió para que Toni rematara al poste izquierdo del portero azulgrana. Del posible 2-0 se pasó a un juego más equilibrado. El Barça no dominaba el centro del campo, pero atacaba rápido. A los 19 minutos Sempere efectuó su primera gran parada a tiro de Bakero, que remató de volea un cabezazo hacia atrás de Begiristain. El propio Sempere, como para igualar en aciertos y fallos a Zubizarreta, tuvo una mala salida al saque de un córner pero esta vez no existió un remate efectivo. Más atinado estuvo el disparo de Alexanko al saque de una falta, al que respondió Sempere con un paradón.

Cuando Koeman acertó en su disparo desde lejos, recordando al holandés que jugaba en el PSV Eindhoven, esas 50.000 gargantas que llenaban el Luis Casanova enmudecieron. El Barça, tan odiado por estas latitudes, les había golpeado en el momento que menos querían. Fue un golpe como el que Epi le dio hace una semana al Madrid en baloncesto. Un golpe de esos que dejan al público local insatisfecho, amargado, con la cabeza gacha, decepcionado. Y en cambio, acallan voces y dan tranquilidad a un club necesitado de ella.

Arbitró el colegiado madrileño Soriano Aladrén, que amonestó a Bakero (27 m.), por zancadillear a Penev; a Bossio (27 m.) por protestar; a Toni (54 m.), Penev (56 m.) y Serna (66 m.) por entradas peligrosas; y a Roberto (71 m.) y a Begiristain (89 m.) por pérdida de tiempo.