Ficha de partido: 18.01.1981: Hércules CF 1 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Hércules CF
Hércules CF
1 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Reces
16'
BaenaZunzunegui
17'
Pepe Carrete
18'
Fernando Morena
21'
Vidal
35'
Manuel Botubot
40'
Descanso
45'
Kustodic
74'
Ángel Castellanos
75'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: José Rico Pérez
Aforo: 29.500 espectadores
Ubicación: Alicante / España 
Inauguración: 03/08/1974

Rival: Hércules CF

Records vs Hércules CF

Máximo goleador: Mundo Suárez (9 goles)
Goleador rival: Kustodic (5 goles)
Mayor victoria: 8 - 2 (14.11.1954)
Mayor derrota: 0 - 4 (18.03.1956)
Más repetido: 1-2 (9 veces)

Crónica

Los graderíos del Rico Pérez rgistraron la gran entrada que se preveía, porque a los miles de aficionados alicantinos se sumaron mucho incondicionales del Valencia que vinieron para alentar a su equipo. El ambiente era de enorme expectación, flamearon decenas de banderas de los dos clubs y el sol y la agradable temperatura colaboraron para que el acontecimiento futbolísitico resultara brillante e inolvidable. El terreno de juego, aunque con poco césped, estaba en buenas condiciones y el derby regional constituyó, una vez más, un auténtico acontecimiento deportivo.

Goles: En el minuto 15, penetró por la derecha Kustudic, centró raso y muy cerrado, falló la defensa valenciana al no acertar a despejar y Reces, en la misma línea de gol, remató a las mallas (1-0). Minuto 20, centro largo de Tendillo, no acertó la defensa local en el despeje y Morena con toda facilidad, batiría a Amigó (1-1).

El partido que esta tarde ofrecieron Hércules y Valencia a los miles de aficionados que llenaron los graderíos del estadio alicantino, satisfizo a todos, porque tuvo los ingredientes necesarios para hacerlo interesante y emotivo. El choque vino a confirmar lo que ya se ha dicho tantas veces cuando hay por medio rivalidad y prurito de superioridad, los contendientes se crecen y agigantan. El partido de esta tarde se ha jugado de poder a poder, sin concesiones al contrario, sin precauciones defensivas, buscando los dos bandos el gol que pudiera darles la victoria. De ese modo, además de tener calidad, el juego ha sido trepidante y realizado a un tren endiablado sin que el tiempo y el cansancio aminoraran el ritmo.

Pese a que los marcajes fueron muy severos, el tono ofensivo de la contienda fue el que prevaleció a lo largo de los noventa minutos, porque jugando abiertamente y al ataque, pudieron tanto las vanguardias como las coberturas, y de este modo, el peligro rondó las dos áreas. Los defensas y los porteros tuvieron trabajo a destajo realizándola unos y otros con seguridad y acierto pese a que los dos goles que subieron al marcador llegaron como consecuencia de sendos fallos de las defensas. Hasta en esto hubo empate y al final de la contienda todos aceptaron el resultado como justo y satisfactorio.

Los méritos se repartieron por igual, así como los beneficios. En lo que no hubo equilibrio fue en el dominio territorial, ni en la ejecución de saques de esquina, ya que en los dos aspectos fueron superiores los herculanos. El Valencia tuvo dos hombres que se ganaron a pulso el sobresaliente: el guardameta Sempere y el centrocampista Solsona. Fueron los dos jugadores que acapararon las mejores bazas. El joven guardameta realizó tres paradas de antología y Solsona fue el cerebro organizador y canalizador del juego valencianista, el que creó las situaciones más comprometidas para Amigó.

En el Hércules se produjo el alumbramiento de un ala que llegará a ser temible si se le mantiene; los jóvenes Aracil y Reces formaron un tándem que llevó de cabeza a la cobertura visitante y pusieron a prueba la seguridad y eficacia de la defensa blanca, permitiendo que Sempere demostrara que es un guardameta de cuerpo entero con envidiable porvenir. También tuvieron una actuación muy meritoria el portero Amigó, el central Cartagena, el lateral Serrat y el marcador Baena, con sus acciones neutralizaron a los hombres más peligrosos del Valencia, de modo que Morena y Felman apenas se dejaron ver, tampoco Saura y Subirats inquietaron demasiado en el área alicantina.

Estuvieron acertados los que declararon este derby valenciano como partido de la jornada, pues no creemos que otro encuentro haya superado en interés, calidad y emoción este que disputaron el Hércules y el Valencia, animados los alicantinos por asegurarse la permanencia en la Primera División y los valencianistas en su empeño de darle alcance al Atlético de Madrid.