Ficha de partido: 20.01.1980: Valencia CF 2 - 2 Real Betis

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 2
Real Betis
Real Betis

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Ortega García
21'
Morán
26'
Descanso
45'
Orlando JiménezDaniel Solsona
45'
Mario Kempes
69'
Cardeñosa
75'
Javier SubiratsÁngel Castellanos
75'
Ortega García
75'
PozoCardeñosa
83'
Orlando Jiménez
87'
OliveiraMorán
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Betis

Records vs Real Betis

Máximo goleador: Arturo Montes (10 goles)
Goleador rival: Unamuno (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (23.05.1926)
Mayor derrota: 0 - 4 (05.05.1985)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

Partido jugado con aproximadamente tres cuartos de entrada. Unos 38.000 espectadores en el Estadio Luis Casanova, disputándose la segunda parte con luz artificial. El Betis jugó el último cuarto de hora con díez jugadores por expulsión de su medio Ortega a causa de recibir dos amonestaciones con tarjeta. Se lanzarón 9 córners contra el Betis, y uno contra el Valencia.

Goles: 0-1. 28 minutos de juego, jugada por la derecha del Betis, Morán regatea a dos jugadores blancos, prosigue la jugada y bate a Manzanedo. 1-1. 24 minutos de la segunda parte, ataque incisivo del Valencia, con cesión de Pablo a Kempes quien desde cerca marca. 1-2, 31 minutos de esta segunda parte. Rápido contragolpe béticó con una jugada elaborada y remáte de Morán y López con fuerte disparo final de Cardeñosa batiendo a Manzanedo. 2-2, 42 minutos, el Valencia en plena euforia de su ataque consigue el empate por medio de Jiménez.

De nuevo se ha repetido, la historia en el Luis Casanova. Hace quince días contábamos el capítulo de aquel visitante modesto, en aquel caso el Almería, que le arrebató limpiamente un punto a este Valencia, que estaba tratando en estas fechas primeras del año de escalar las posiciones que anteriormente no había podido alcanzar. En esta ocasión hay que entonar la misma cantinela de otro más modesto todavía, este Betis colista en la clasificación que se le ha llevado un punto y muy cerca anduvo de llevarse los dos.

Y es el caso que poco puede alegarse contra este resultado que sin duda habrá constituido una de las grandes sorpresas de esta jornada. El mismo tono defensivo con que el Betis planteó su partido le creó unas dificultades al Valencia, que en ciertos momentos fueron insuperables. El centro del campo bético muy poblado con cinco jugadores en el que tan sólo quedó en punta el teórico extremo derecha Morán, quién jugó de delantero. El único y llevó de cabeza materialmente a la defensa blanca, creando unas dificultades al Valencia que no consiguió salvar. Así pues a pesar de que en los primeros 25 minutos, el Betis sólo, se aproximó una vez en ese minuto al área de Manzanedo, el Valencia jugando alegremente, pero sin profundizar lo más mínimo a pesar de su dominio, no conseguía imponerse.

El Betis, por el contrario, en su segunda aproximación al área contraria logró su gol. Un gol que ya planteó el partido de otra manera, pues el inferior se creció, incluso estiró más su juego, mostrándose más expeditivo en su juego. El Valencia cayó en un nerviosismo, una torpeza y un apelotonamiento en su fútbol, que no hicieron más que facilitar el eficaz despliegue defensivo de los béticos que en su área fueron casi insalvables. Así, únicamente Bonhof con su juego, todo fuerza e ímpetu, y en el lanzamiento de golpes francos, y también como principal rematador, fue el único jugador medianamente acertado entre los blancos. Se llegó al descanso con esa ventaja bética de 0-1, que ha de pesar decisivamente en el desarrollo del encuentro.

En la segunda parte, Di Stéfano sacó un delantero más buscando una mayor eficacia ofensiva. Sustituyó a Solsona por Jiménez, y la presencia de éste resultó práctica, ya que había de ser quien contribuyera con Kempes, a que se rescatara un punto de los dos que perdían. El Valencia continuó atacandó mucho con un juego atropellado en pleno desorden, sin ligazón entre sus líneas y que estaba movído únicamente por el nervioso afán de no perder el partido. Así y todo consiguió el empate a los 24 minutos, pero muy poco después, de nuevo se adelantaba el Betis en el marcador, con el segundo tanto marcado por Cardeñosa de una formidable volea que hizo pensar que ese colista aparentemente inofensivo que era el cuadro andaluz, era bastante más peligroso de lo que se suponía.

Así pues, se planteó un cuarto de hora final de plena tensión en el que el Valencia se jugó el todo por el todo, ya que no por técnica y por buen fútbol trataba de no perder, aunque fuera sólo por ímpetu arrollador. Y gracias a él consiguió rescatar ese punto a tres minutos del final cuando pocos daban ya una perra gorda por la victoria. Y es que decididamente al Valencia no le van estos equipos aparentementemente inocentes, que lo sacrifican todo a defender, que no dejan apenas delanteros y que ocasionan un verdadero desbarajuste en las filas blancas, porque una vez más se había puesto en evidencia que la defensa blanca sin delanteros a quien marcar de manera directa, no consigue desenvolverse con comodidad y es fácilmente vulnerada en contraataques rápidos como los que hoy empleó el Betis. Este punto que se lleva el cuadro andaluz a Sevilla hay que darlo por bien empleado y admitir que hay que dar gracias a que sólo fuera uno.