Ficha de partido: 24.02.1980: Valencia CF 3 - 1 Sporting de Gijón

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 1
Sporting Gijón
Sporting Gijón

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Rainer Bonhof
8'
Rainer Bonhof
17'
Descanso
45'
DavidCiriaco
65'
Mesa
75'
Javier SubiratsOrlando Jiménez
77'
PedroRezza
77'
Pablo Rodríguez
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Sporting Gijón

Records vs Sporting Gijón

Máximo goleador: Vicente Seguí (7 goles)
Goleador rival: Quini (13 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (29.11.1953)
Mayor derrota: 1 - 6 (08.04.1923)
Más repetido: 1-1 (15 veces)

Crónica

Partido jugado con tarde nubosa y desapacible. Unos treinta y seis mil espectadores en el campo. Asistió en el palco presidencial el Ministro de Cultura, don Ricardo de la Cierva, acompañado del director general del Consejo Superior de Deportes, Jesús Hermida.

Goles: 1-0, minuto 7. Golpe franco que tira Bonhof muy fuerte, toca un integrante de la barrera defensiva del Gijón y cambia la trayectoria de la pelota desorientando a Castro y el balón entra en la red suponiendo el primer gol para el Valencia. 2-0, minuto 16. Jugada de Saura por la derecha que es derribado por Reaza, dentro del área y el árbitro señala penalty que ejecuta Bonhof con un tiro por alto y a la derecha de Castro, que le bate. 2-1, minuto 30 del segundo tiempo. Córner que saca Ferrero desde la izquierda y después de remates y rechaces de un grupo de jugadores situados junto al marco valencianista, Mesa, de cabeza, consigue impulsar el balón a la red. 3-1, minuto 42. Jugada magnífica de Vilarrodá por la derecha, con centro que toca Pablo, rechaza un defensa y Solsona consigue impulsar desde cerca a la red.

El Gijón puso el juego y el Valencia los goles. Este es el résumen telegráfico que cabría hacer de este partido jugado en un Mestalla con ambiente desapacible por la temperatura y corno anticipo de otro Valencia-Gijón que se jugará dentro de 72 horas. Ese segundo correspondiente a la Copa.

Incomprensiblemente dada la categoría que el Gijón actual tiene, el campo no se llenó, tal vez influencia de la meteorología o vaya usted a saber, el caso concreto es que el partido, que ha sido excelente desde el punto de vista espectacular, ha tenido un desenlace favorable al Valencia bastante más afortunado de lo que cabía suponer dada la ausencia forzosa de Kempes, castigado con suspensión por un partido por suma de amonestaciones, y la ausencia de otros jugadores por lesión o por decisión técnica, que ha configurado un Valencia sorprendente por la presencia de jugadores no titulares habituales, pero que sin embargo ha obtenido ante uno de los grandes de la liga actual, un resultado óptimo.

Y eso que el Gijón, repetimos, ha sido el que ha puesto el juego en el campo, un excelente juego, aunque curiosamente le ha faltado a ese juego el remate final, el trallazo, la rúbrica, que fructifiquó el juego en algo óptimo para la clasificación. Y es que hoy Quini y Ferrero, las dos envidiables punta de lanza asturianas, han sido dos hombres ausentes, casi habría que decir dos hombres invisibles, por el eficaz marcaje quá sobre ellos han desplegado Botubot, sacando a Quini, y Carrete, adatando materialmente a Ferreo.

Total que un Gijón que tras reponerse de la sorpresa de los dos rápidos goles materializados por Bonhof en el primer cuarto de hora, se lanzó a jugar como un coloso, mandó en el campo desplegando un juego de conjunto magnífico que no tenía final, se ha visto claramente superado por un Valencia cuya fisonomía era muy distinta de la habitual y que puede dar gracias a que se ha resuelto así. Después de los primeros veinte minutos en que el Valencia, al calor de esos dos goles, sorprendió al Gijón, fue éste el que mandó y en una de sus jugadas de ataque, Joaquín estrelló un balón en el poste después de haberse visto una primorosa jugada, la única quizás, que hizo Ferrero, en que el remate de Joaquín rebotó en un contrario malográndose.

En la segunda mitad el partido ha sido de amplio dominio del Gijón, que ha jugado muy bien pero sin encontrar quién culminara el infatigable juego que sus cuatro centrocampistas creaban en mediocampo porque Quini y Ferrero siguieron eclipsados por completo por sus defensas. A los 30 minutos el gol que consiguió el resistente y marathoniano Mesa, dio un resquicio de esperanzas el Gijón de que podía llegar a obtener algo positivo, pero se frustraron su intentos porque el Valencia, que para entonces ya no tenía más ambiciones que mantener el resultado, trataba de contener sobre todo las penetraciones contrarias que localizaban el juego en las proximidades del área de Pereira.

Por el contrario, en los minutos finales un rápido e inesperado contragolpe valencianista llevado muy bien por Vilarrodá, dio ocasión a que Solsona, habilidoso y oportunista como casi siempre, consiguiera el tercer gol valencianista que rubricaba una victoria en el marcador mucho más cuantiosa de lo que ha sido en el terreno de juego, porque, repetimos, salvo el fallo incomprensible de dos hombres tan importantes como Quini y Ferrero, el Giión ha dado una excelente muestra de un futbol bien elaborado y conjuntada en el que ha superado a un Valencia que, por el contrario, ha tenido la habilidad de aprovechar más cumplidamente sus ocasiones de gol.