Ficha de partido: 15.05.1977: Valencia CF 1 - 1 Real Zaragoza

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Real Zaragoza
Real Zaragoza

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Mario Kempes
15'
Heredia
38'
Descanso
45'
Eloy Angulo'Teca' Acosta
45'
Rubial
76'
Juan Carlos ÁlvarezMiguel Ángel Adorno
80'
González
86'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Zaragoza

Records vs Real Zaragoza

Máximo goleador: Manuel Badenes (9 goles)
Goleador rival: Duca (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (14.02.1943)
Mayor derrota: 1 - 6 (19.04.1959)
Más repetido: 1-0 (13 veces)

Crónica

15.05.1977: Último partido de Liga en Mestalla que reunió unos treinta y cinco mil espectadores. No llegó a jugarse totalmente, ya que a falta de seis minutos de nuestro reloj, al señalar el árbitro un penalty, contra el Valencia, penalty que a nuestro juicio no era, por falta de Carrete a Juanjo, hubo una verdadera lluvia de almohadillas a tanto de invasión del terreno de juego, intento de agresión al árbitro y después de permanecer durante más de seis minutos el juego parado a la espera de que se limplara el campo de almohadillas y pudieran jugarse los minutos finales, cuando apuntaba la aparición en el terreno de juego de espectadores él árbitro abandonó el campo huyendo y en el momento de entrar en el túnel de acceso a los vestuarios un espectador le agredió propinándole un puñetazo en la cara. Unos minutos más tarde se anunció por los altavoces del campo que el árbitro había decidido suspender el encuentro. Señalaba el marcador entonces el 1-0.

El último partido de Liga en Mestalla de esta temporada lamentable para el Valencia iba transcurriendo con discreta normalidad. Venía a ser la culminación de esta temporada. Regular y deficiente que ha caracterizado al Valencia, pero apuntaba hacia una victoria mínima y de penalty, que venía a mostrar la escasa consistencia actual del equipo merengue. Sin embargo, no puede pasarse por alto lo que ha ocurrido en los minutos finales que configuran este partido de incidentes y dejan su decisión a reserva de lo que resuelva el Comité de Competición oportunamente: es decir, que ese 1-0 con que el Valencia ha terminado los ochenta y seis minutos que se jugaron tienen un carácter provisional, ya que parece lógico pensar que habrá de jugarse los cuatro minutos que faltan, empezando por lanzarse ese penalty que no pudo ejecutarse en su desarrollo normal por los incidentes promovidos por el público soliviantado por la que consideraba una insolencia asbitral, o un deseo descarado de favorecer al Zaragoza.

El partido hasta entonces había sido como decimos de discreto interés. En la primera parte, cuyo juego fue nivelado quizá con un cierto mayor dominio del Valencia, pero sin exagerar, tomó ventaja el equipo local gracias al penalty que ejecutó excelentemente Kempes, marcando su gol ya clásico en casi todos los partidos, ya que dicho sea de paso este jugador, es casi el único que se salva en esa quema casi general que alcanza a casi la totalidad de elementos valencianistas. Pero en la segunda parte, el Zaragoza empujó bastante y jugó más al ataque buscando alcanzar el empate. El juego siguió por unos derroteros de discreta calidad (incluso llegaron a sonar las palmas de tango por parte del público que se aburría) y sólo pareció animarse hacia el último cuarto de hora, cuando tuvo el Valencia dos oportúnidades claras de haber marcado, una en jugada de Rep a los 30 minutos que en una escapada burló brillantemente a un contrario y chutó de manera forzada por la entrada de otro levantando mucha la pelota.

En el minuto 35 un tremendo trallazo de Adorno se estrelló en el larguero y en el minuto 41 se produjeron los incidentes raíz de la fricción entre Carrete y Juanjo que determinó el penalty señalado por Sánchez Ríos, que no se llegó a ejecutar. El arbitro en la primera parte había señalado amenestación a los jugadores del Zaragoza Heredia, Rubial y Blanco por protestar, y por juego violento. El juego, como queda dicho y añadimos como resumen, fue de baja calidad. En el Valencia, discretisimo, tan solo Valdéz en la delantera y Kempes, aún jugando menos de lo acostumbrado por el buen marcaje a que le sometía Blanco, y en cuanto al Zaragoza, tuvo una actuación muy baja también mostrándose técnicamente a un escaso nivel y presa bastante acusada del nerviosismo de sus hombres, que no sacaron a relucir tampoco el entusiasmo que reclamaba la situación delicada en que se encuentra.

En fin, que el último partido de Liga en Mestalla ha sido más bien una lamentable crónica de sucesos que un relato de un partido de fútbol.

18.05.1977: A las 18.03 del 18 de Mayo de 1977, el interior izquierda del Zaragoza, Pepe González falló el penalty pendiente de ejecutar en el encuentro entre el «once» maño y el Valencia; pero el árbitro que dirigió los seis minutos de juego, que estaban pedientes, el colegiado señor Balsa Ron, ordenó se repitiera la ejecución del máximo castigo, porque el guardameta valencianista, Pereira, se había movido antes del lanzamiento, y en la segunda oportunidad, González marcó el gol que supuso el empate a un tanto.