Ficha de partido: 01.02.1976: Real Betis 2 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Real Betis
Real Betis
2 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Benítez
20'
Alabanda
25'
Descanso
45'
Vicente SancayetanoFernando Tirapu
45'
Iglesias
54'
Johnny Rep
70'
EulateLadinsky
74'
BlancoCardeñosa
79'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Benito Villamarín
Aforo: 56.500 espectadores
Ubicación: Sevilla / España 
Inauguración: 1929

Rival: Real Betis

Records vs Real Betis

Máximo goleador: Arturo Montes (10 goles)
Goleador rival: Unamuno (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (23.05.1926)
Mayor derrota: 0 - 4 (05.05.1985)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

La sombra del empate volvió a flotar sobre el Villamarin, donde el Betis no acaba de romper la racha de victorias mínimas. La de hoy ante el Valencia fue de dos golas a uno en tarde fría, aunque soleada y con terreno de juego algo blando. En los gradaríos más de tres cuartos de entrada. La historia del partido, que al final fue la misma de otras jornadas, es decir, de suspense y temor de la aficion local ante el posible empate valencianista, comenzó de muy diferente forma, porque esta tarde el Betis salió con genio y garra en busca de poner distancia en el marcador y para ello se volcó ante la débil zaga visitante convirtiéndose sus centrocampístas y el libero Biosca, en muchas ocasiones, en auténticos delanteros. El Valencia cedió terreno y jugó su baza en el centro del campo, donde Manolo Mestre distribuyó a cuatro hombres, Claramunt, Tirapu, Planelles y Saura. Pese a esta superioridad numérica la combatividad de López, la fuerza de Alabanda y el tecnicismo de Cardeñosa lograron imponer su ritmo y los verdiblancos fueron dominadores la mayor parte del tiempo, lo cual hizo que los contragolpes del equipo levantino, con Rep y Keita en punta, llevasen incluso más peligro a la meta de Esnaola que los locales a la del Valencia.

El Valencia fue el que en las dos fases del encuentro lanzó paradójicamente más córners. Y aunque Biosca a los 10 minutos, haciendo buena nuestra precisión anterior de que a veces fue un delantero más, lograra conectar un precioso remate de cabeza que rozó la escuadra derecha de la portería de Marro, fueron los valencianistas quienes lograrían dar dos buenos sustos a Esnaola, el primero a los 12 minutos, cuando una penetración de Pianelles por la izquierda dejó solo a Keita y éste tiró fuera, la segunda, en el minuto 17, en el que el negrito de Mali remató a cuatro metros del
portero bético realizando éste una gran parada.

El Betis, que dominaba más siguió también creando situaciones de peligro y en cinco minutos, tras los reseñados fallos del Valencia, del 20 al 25, dejó resuelto el partido al lograr sus dos goles. El primero de ellos tras una internada de Mendieta por la izquierda, en lo que el recientemente reconocido oriundo se llevó el balón por amor propio, salvó incluso la salida de Marro y su centro, tras algunos rebotes, lo remató Benítez inaugurando el marcador en el minuto 20. Cinco más tarde un pase en profundidad de Cardeñosa, permitió a Mendieta cabecear hacia el hueco y Alabanda, penetrando por la derecha, batió de tiro raso a Marro. Con 2-0 el Betis tuvo una fase da juego veloz y bien trenzado, al que replicó el Valencia que, con el marcador muy cuesta arriba, tuvo que adelantar a Planalles, mientras que Tirapu dejaba la misión de sacar a Cardeñosa.

Tras el descanso a presencia de Sancayetano, que sustituyó a Tirapu, potenció algo a la delantera visitante. Con la ventaja en el marcador el Betis se permitió cierto relax, aunque la verdad es que también siguió atacando al igual que lo hizo el Valencia, que llevó más peligro a la meta defendida por Esnaola. Ya a los 3 minutos de esta segunda fase Keita fallaba íncomprensiblemente a puerta vacía, y en los minutos 17 y 23 el portero bético se luciría a tiros de gol cantado de Rep y Planelles, respectivamente. Del toma y daca salió beneficiado el público, las ocasiones de gol se sucedían ante una y otra puerta con la diferencia de que Esnaola acertaba y Marro no, aunque tampoco los delanteros béticos estuvieran certeros en los momentos da remate. A los 24 minutos las tentativas valencianistas se vieron premiadas. Iglesias hizo falta a un metro del semicírculo de su área, Claramunt cedió a Rep y al tiro de éste, tras pegar en la barrera, descolocó a Esnaola y supuso el 2-1 que ya sería definitivo.

La sombra del empate, no obstante, volvió a aparecer en el Villamarín como en jornadas precedentes. Hubo dos jugadas confusas, una en cada área; Benítez, solo ante Marro, fallaría un gol casi hecho. En definitiva el 2-1 estaba sentenciado y sería ya inamovible. Los valencianistas habían dejado escapar claras oportunidades de conseguir la igualada, pero no es manos cierto que también los béticos dejaron perder momentos propicios para aumentar su ventaja. El tanteador pues no se debe considerar injusto.

Dirigió el partido el catalán Crespo Aurre. Su labor la tenemos que calificar de discreta. Hubo dos jugadas confusas, una en cada área y ambas en la segunda parte. En el minuto 26, Cobo hizo falta a Rep y en el minuto 44, Blanco fue objeto de derribo. Una tarjeta blanca solamente para ej jugador bético Iglesias, por mano.