Ficha de partido: 15.09.1974: Real Zaragoza 3 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Real Zaragoza
Real Zaragoza
3 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Juan Cruz Sol
19'
Ovejero
20'
Diarte
30'
Castany
33'
Descanso
45'
Sergio Lloret'Quino' Sierra
45'
Juan Planelles
48'
Violeta
61'
Arrua
75'
Toni Ferrer DíazJuan Planelles
77'
Sergio Lloret
84'
SimarroRubial
84'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: La Romareda
Aforo: 34.596 espectadores
Ubicación: Zaragoza / España 
Inauguración: 08/09/1957

Rival: Real Zaragoza

Records vs Real Zaragoza

Máximo goleador: Manuel Badenes (9 goles)
Goleador rival: Duca (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (14.02.1943)
Mayor derrota: 1 - 6 (19.04.1959)
Más repetido: 1-0 (13 veces)

Crónica

La Romareda, con buen tiempo ha registrado una floja entrada, calculándose en veinte mil los aficionados que han acudido a este encuentro entre valencianos y zaragocistas, al ser televisado el encuentro. Antes de dar comienzo, Planas ha recibido un trofeo, por ser el mejor jugador en la pasada temporada. Este trofeo, instaurado por el diario Amanecer en memoria de uno de sus redactores deportivos. El Zaragoza ha jugado cuanto ha querido ante un Valencia inoperante que dejaba jugar, sin grande fuerzas para contrarrestar el empuje de Violeta y sus compañeros de equipo.

En la primera parte ya habia marcado el bando local dos tantos, uno de ellos a los 30 minutOs de juego, al aprovechar Diarte un rechace de la defensa forastera al sacar Rubial un córner con que fue castigado, y el otro al lanzar un penalty García Castany, por haber sido castigado por el árbitro Soto Montesinos con la máxima pena una mano de Cerveró, que aunque, algo riguroso, la realidad es que el balón fue interceptado al levantar, las dos.

En el segundo tiempo el Valencia se vuelca sobre el área del Zaragoza, y al minuto de juego Planelles dribla a varios contrarios e incluso al portero, siendo Planas quien cede a córner en última instancia. A la salida de éste, lanzado por Sergio, es Planelles quien de cabeza, sin obstaculizarle nadie, acorta distancias en el marcador.

El otro tanto del bando local ha sido también de penalty. Ahora es Arrúa quien lleva la pelota a la red, habiendo sido el autor del castigo Tirapu, que había zancadilleado a García Castany cuando éste se adentraba para batir al meta Balaguer. El Valencia se ha mostrado, como decimos, bastante flojo, no ha tenido ligazón entre sus filas y su entrenador tendrá que bregar mucho para poner a punto a este Valencia que ha actuado por bajo de su categoría en esta noche, sin garra suficiente en la delantera y mucho menos en el centro del campo, donde la labor de Claramunt ha hecho mucha mella, sobre todo en la segunda mitad del segundo tiempo, arrastrando con ello a todos sus jugadores.

Para nada ha servido el cambio efectuado por el técnico che porque el once ha continuado con la misma tónica de todo el partido, sin ganas, inoperante y falto de remate a la bola de la verdad. Falto de movilidad y de flexibilidad en la delantera ante la defensa del bando de Carriega, que si bien no estuvo lo contundente que era de esperar, también es verdad que sin esforzarse mucho, contrarrestaba siempre el poco ligazón y empuje de la delantera valenciana. De ellos podemos destacar la enorme voluntad de Claramunt, algunas paradas de Balaguer, con alguna indecisión en las salidas, la fortaleza del defensa Barrachina, el juego reposado de Sol y la velocidad de Planelles. Este es el Valencia actual.

El negro Keita, que debutaba hoy en La Romareda, no ha gustado, aunque se le ve cierta rapidez y basculando siempre hacia las alas, es decir, abandonando el centro de la delantera. En el Zaragoza, sin jugar a tope todos, sus jugadores se han mostrado a la misma altura, sobresaliendo Violeta, en gran forma física, quizá rejuvenecido por la mejora en el contrato con un treinta por ciento más de lo que tenía estipulado, y la delantera que ha estado rayando todos a la misma velocidad y técnica, aunque han fallado goles cantados en los graderíos.