Ficha de partido: 30.03.1975: Valencia CF 2 - 2 UD Salamanca

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 2
UD Salamanca
UD Salamanca

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Pep Claramunt
51'
Muñoz CerdáJuanjo
55'
Quino Sierra
59'
PepínHuerta
71'
Enrique
73'
Pepín
79'
Pepín
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: UD Salamanca

Records vs UD Salamanca

Máximo goleador: Mario Kempes (7 goles)
Goleador rival: Pauleta (3 goles)
Mayor victoria: 3 - 0 (05.10.1980)
Mayor derrota: 0 - 6 (12.04.1998)
Más repetido: 1-0 (7 veces)

Crónica

En diez minutos, los finales, se le ha escapado al Valencia una victoria que parecía tener segura. No deja de ser irónico que haya sido precisamente un ex-jugador valencianista, Pepín, jugador por cierto al que no se le puso ningún veto para jugar estos encuentros mutuos el que ha marcado los dos goles que le han proporcionado al Salamanca este insólito empate conseguido a pulso en Mestalla. Cabe pensar que si otro jugador valencianista cedido al cuadro charro Víctor, hubiera jugado, ¡Dios sabe lo que hubiera sucedido...!

El partido discurrió en la primera parte con juego muy movido; un juego colectivo el del Salamanca que se empleó con más acierto que el Valencia, pero los ataques valencianistas fueron más continuados e intensos manteniéndose en equilibrio la pugna. Los dos cuadros se aproximaron a las respectivas puertas, pero el marcador no se movió y el cero a cero que registró al final de los primeros 45 minutos tal vez no acreditara del todo la mayor intensidad de los ataques «merengues» pero en definitiva premiaba por igual los méritos de uno y otros.

En la segunda parte las cosas discurrieron al principio mejor para el Valencia que a los cuatro minutos se anotó el primer tanto al castigar el árbitro con «penalty» unas manos cometidas por el defensa derecho salmantino. Claramunt ejecutó el castigo con su maestría habitual y marcó el primer tanto que dio tranquilidad al cuadro blanco que se empleó más al ataque que anteriormente lo habia hecho. A los ocho minutos hubo amonestación para el teórico delantero centro salmantino, Enrique, por reiterar una dura entrada a Tirapu y a los diez, Muñoz entró en juego con el dorsal número 15 sustituyendo a Juanjo.

A los 14 minutos el Valencia marcó su segundo tanto en uno de sus insistentes ataques, una jugada iniciada por Jara la continuó Cerveró con centro bombeado sobre puerta que tocó un defensa, despistó al portero y Quino fusiló el gol. Suponía el 2-0, que constituia una renta de tranquilidad para el cuadro local, pero las cosas no fueron tan claras. El Salamanca, que no se entregó nunca, jugó siempre al ataque como si no se resignara a reconocer esa derrota que quedaba esculpida en el marcdor de forma clara. A los 20 minutos González está a punto de marcar, pero a los 22 es Muñoz el que pierde una clarísima ocasión para marcar en jugada en que se quedó solo ante Balaguer y sin duda, lo claro de la acción le hizo perder el equilibrio y malograr lo que parecía un gol seguro.

A los 25 minutos el Salamanca hizo su segunda sustitución, entró en juego Pepía por Huerta. Este hecho fue ya decisivo para el partido porque Pepín trabajador y tal vez queriendo triunfar en este campo, donde a lo largo de dos temporadas no consiguió del todo el triunfo, jugó con enorme entusiasmo y a los 33 minutos conseguía el primer tanto para el Salamanca al rematar desde cerca un balón que le enviaron desde la derecha.

En el Valencia cundió el nerviosismo al reducirse la ventaja a un solo tanto, predominaron los fallos en la defensa, Martínez y Cerveró hicieron aguas en varias ocasiones y el Salamanca intentó codiciosamente aprovechar la oportunidad, persistió en sus ataques y a dos minutos del final su constancia tenía el premio del segundo tanto, el que suponía el empate, marcado también por Pepín, la jugada la originó un centro de Muñoz con toque de Rezza y finalmente remate de Pepín ante un Balaguer aturdido y nervioso.

Total que al Valencia, con el 2-0 parecía tener segura la victoria, se le escapó ésta y tuvo que ceder un punto ante, este sorprendente adversario, este equipo modesto, recién llegado a la Primera División que está dando sustos a diestro y siniestro. Arbitró el colegiado catalán, señor Molina Segovia, bien.