Ficha de partido: 08.01.2005: Valencia CF 2 - 1 Levante UD

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 1
Levante UD
Levante UD

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Marco Caneira
20'
Descanso
45'
Pinillos
46'
Rubén Baraja
53'
Alexis
58'
Miguel Ángel Mista
59'
CongoSergio García
67'
NachoJofre
67'
Congo
73'
Bernardo CorradiMiguel Ángel Mista
79'
Carlos Marchena
79'
Miguel Ángel AnguloFrancisco Rufete
82'
ReggiManchev
84'
Xisco MuñozStefano Fiore
88'
Nacho
89'
Miguel Ángel Angulo
90'
Final del partido
91'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Levante UD

Records vs Levante UD

Máximo goleador: Arturo Montes (25 goles)
Goleador rival: - (14 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (17.01.1921)
Mayor derrota: 1 - 6 (24.07.1932)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

Un gol fantasma empañó el derbi. Teixeira Vitienes vuelve a estar en boca de los aficionados tras dar validez a un más que dudoso tanto de Mista, aunque queda por ver si el Levante habría reaccionado como lo hizo si el Valencia no hubiera cedido terreno tras la franca ventaja adquirida. El primer derbi valenciano del siglo XXI se recordará por la polémica arbitral, que deja a los levantinistas una semana más sin conseguir la victoria –ya van ocho– y mantiene a los blanquinegros en segunda posición en su carrera de fondo para dar caza al líder, Barcelona.

El Valencia puso la iniciativa y el Levante tardó en despertar. Desde el pitido inicial los jugadores de Claudio Ranieri dijeron a las claras que iban a por el partido. Derbi aparte, imperaba la importancia de los tres puntos para no descolgarse de la cabeza de la tabla. Los blanquinegros dominaron territorialmente con repetidas acciones por las bandas. Llevaron la iniciativa y durante la primera media hora se constituyeron en el único equipo que tuvo las ideas claras. Ranieri había vuelto a apostar por Aimar y Fiore, dio opción a Rufete en la banda derecha y a Mista en la punta de lanza. El doble pivote formado por Marchena y Baraja propició una línea de tres por delante, con el murciano como referencia ofensiva.

Schuster fue fiel a su tradicional dibujo, con Manchev excesivamente atrasado, lo que dejó a Sergio García como una isla. Los azulgranas entregaron el balón al Valencia para buscar el juego a la contra, aunque esas acciones se diluyeron casi siempre en zona medular por exceso de lentitud. En el primer tiempo el Valencia inquietó a Mora con buenos centros y un par de espectaculares acciones, en la que los blanquinegros se permitieron triangular dentro del área. Faltó acierto en el remate.

El Levante se estiró en el tramo final de la primera parte y probó fortuna con dos o tres disparos. Pero hasta que se produjo el primero había trascurrido casi media hora. El gol de Baraja, apenas comenzado el segundo tiempo puso mayor serenidad en el juego de los valencianistas y más tensión en el rival, aunque no se descompuso a pesar de que antes de los quince minutos Teixeira dio como válido un segundo tanto, esta vez obra de Mista, si bien las imágenes de televisión ofrecen muchas dudas sobre la legalidad, porque da la impresión de que el balón no cruzó la línea.

Será, sin duda, un motivo más para que los comentarios sobre el derbi se alarguen varios días más. Está visto que Teixeira, cuya designación no gustaba a ninguno de los dos equipos, no tiene suerte con los equipos valencianos. Desde luego no pasó desapercibido. Con el 2-0 en el marcador el Valencia empezó a jugar a placer porque cambió el panorama, es decir, cedió el terreno para salir en rápidos contragolpes, en busca de sentenciar más aún la victoria.

Sin embargo la alegría duró poco. La presión de un Levante dolido se tradujo en el tanto de Congo. Fue un jarro de agua fría para los blanquinegros y una bocanada de aire fresco para los azulgranas. De pronto todo volvió a ser distinto. El Levante trasladó los nervios al rival y con el desparpajo que ha demostrado en otras ocasiones, se lanzó en busca de la sorpresa. Schuster había dado entrada a Nacho y Congo para dar más mordiente a su equipo. Y la tuvo. Puso en muchos apuros a una defensa que en los últimos siete partidos sólo había encajado un gol, de penalti, en el Camp Nou.

El tramo final del partido fue vibrante, como corresponde a un partido de estas características. El Levante iba a por todas, decidido a salvar un punto que, ante el vigente líder y después del polémico segundo gol, se hubiera cantado como un triunfo. Casi en el periodo de descuento el lanzamiento de una falta próxima al área del Valencia puso la máxima tensión. Era, valga el topicazo, el último cartucho de un Levante que cuando dijo que no se conformaba con el resultado, ya era tarde.Alexis lanzó fuerte, con poca fortuna, y acto seguido Teixeira señaló el final y camino de los vestuarios escuchó repetidos reproches del meta levantinista Mora.