Ficha de partido: 05.01.1936: Valencia CF 1 - 0 RCD Espanyol

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 0
RCD Espanyol
RCD Espanyol

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Severiano Goiburu
43'
Descanso
45'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Prat (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

Bastante público en Mestalla para presenciar el encuentro Español-Valencia. Un terreno blando artificialmente, a fuerza de riego; un encuentro igualado sin mayores nerviosismos, y una victoria del equipo «che», por un gol a cero, que tiene mucho de discutible. Tanto como puede derivarse de la apreciación de la justicia con que el director de la contienda, Ostalé, castigó al equipo blanquiazul con la sanción máxima.

No fue nada correcta en verdad una entrada del medio centro españolista a Viiánova; avanzaba en buena situación el delantero centro valancianista y se hallaba en un terreno peligroso, es cierto; pero de ello a que el «penalty» fuera merecido, media un abismo. En primer término, porque dudamos de que la entrada de Solé estuviese motivada por un proposito alevoso; y en segunda y principal, porque dado el desarrollo que venía teniendo el partido, aquella sanción se podía vaticinar y presumir que había de tener una influencia absoluta.

Así fue. Las artillerías no funcionaban. Las dos vanguardias estaban a cual más romas. Terían que desenvolverse en un barrizal y no eran los atacantes los hombres más expeditos de los dos conjuntos, retraídos por el justificado temor a las caídas, y también por las decididas intervenciones de los zagueros contrarios. Imponían en verdad las entradas rotundas de Pérez en un lado y de Villagrá en el contrario; éste quizá, el mejor jugador sobre el terreno.

Y como el terreno se hallaba en mejor estado por el centro, allí se desenvolvió el juego continuamente; se movió la pelota con rapidez, pero sin precisión; hubo nobleza en unos y en otros, pero también exceso de nerviosismo. La tripleta de ataque valenciana fracasó ante Martorell lo mismo que la vanguardia blanquiazul, con las excepciones honrosas de Bosch y Edelmiro.

Iniciativa valencianista en el primer tiempo, jugada a fuerte tren. Fracaso rotundo de su delantera. Cansancio de los medios locales en el segundo tiempo y decaimiento, por tanto, de todo el equipo; presión de los dueños de Casa Rabía como consecuencia. Al final, reacción valencianista y nuevo dominio de su parte.

El único gol se produjo a los cuarenta y tres minutos del primer tiempo. Ya está en realidad reseñado. Avance de Viianova; se le cruza Solé, que le derriba, y el arbitro, Ostalé, castiga con una energía inadecuada. El «penalty» se encarga de lanzarlo Goiburu, convirtiéndolo en gol. En conjunto, supremacía de las líneas posteriores con relación a las vanguardias. Villagrá, el mejor de los veintidós. Iturraspe, bien ayudado por Bertolí, un magnífico medio centro que oscureció por completo a su contrario. Petreñas, un eficaz colaborador. En el equipo blanquiazul, Lecuona, el menos deficiente. También en la zaga españolista, un valor: Pérez. Sus entradas, limpias y precisas.

De las delanteras, poco que decir. Bosch y Edelmiro, los mejores en el equipo forastero; Domenech, el único de los locales. La labor de Ostalé, a tono con el partido. En resumen: un Español, regular, y un Valencia, también bastante gris, merecedor de los pitos con que acogieron su salida al field del estadio sus incondicionales.