Ficha de partido: 16.05.1933: Atlético de Madrid 1 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

At. Madrid
At. Madrid
1 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Guijarro
44'
Descanso
45'
Abdón García
57'
Francisco Montañés
75'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Torrero
Aforo: 20.000 espectadores
Ubicación: Zaragoza / España 
Inauguración: 07/10/1923 (Hasta 1957)

Rival: At. Madrid

Records vs At. Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (16 goles)
Goleador rival: Luis Aragonés (12 goles)
Mayor victoria: 9 - 1 (13.09.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (10.11.1985)
Más repetido: 1-1 (20 veces)

Crónica

Esperábamos que el partido se desarrollara como se desarrolló, y que el juego fuera como ha sido: violento, casi sin técnica. Nerviosos los jugadores, primero; agotados, después. Un verdadero partido de campeonato requiere más bien el esfuerzo colectivo que el individual, y aquí ha resultado lo contrario. Lo de siempre: la individualidad ha destacado sin provecho alguno para los equipos.

Podemos calificar el encuentro de regular en cuanto al juego. Ha sido una lucha de veintidós hombres atléticos en su constitución física, en la que los madrileños (dos veces atléticos; por el nombre del Club y por sus condiciones físicas) han llevado la peor parte. Presencia el partido en el palco presidencial el secretario de la Presidencia de la República, D. Rafael Sánchez-Guerra. A la media hora de juego ya se nota agotamiento en la mayoría de los jugadores.

Los primeros momentos del partido fueron de dominio valenciano. Castillo, el medio centro athlético, fue el único que en esos instantes supo contener la serenidad de los jugadores del Valencia, que, poco a poco, ante el juego de defensa de los medios del Club madrileño, fueron desconcertándose. Los del Athletic se rehacen y consiguen tirar el primer saque de esquina contra el Valencia. Rey recoge la pelota, que es desviada por Pasarín, de nuevo, a comer, sin consecuencias. Arribas, el arbitro, está desconcertado; ha debido salir al campo dispuesto a castigar hasta las faltas más leves, y llega, en un avance de los delanteros valencianos, a pitar un off-side a Amorós, que no estaba fuera de juego. Protesta el público esta equivocación. La delantera de los madrileños no se entiende, y Buiría, en su afán de bajar a la línea media a recoger balones, anda descolocado y desconecta toda la línea delantera, ya que los medios practican con preferencia un juego alto de pases largos. Despeja Olaso una apurada situación, y Pacheco, el meta madrileño, que está jugando muy bien, bloca, un tiro fuerte, pero sin malicia, de Amorós.

Como los veinticinco primeros minutos del partido se han jugado a gran tren, comienzan a agotarse los jugadores. Castillo, al dar un cabezazo, roza con el balón y sangra por una ceja, como un peso pesado en el ring. El público tiene sus simpatías para los del Athletic, pero se muestra correcto con los valencianos. El arbitro, Arribas, poco a poco va enmendándose. Va a finalizar el primer tiempo. Rey se apodera de la pelota y la lanza, bombeada, a la puerta valenciana, ante la cual se organiza un barullo; Nebot rechaza el balón, y Guijarro cruza la pelota, que entra por el ángulo derecho, rozando el larguero. Así consiguen los athléticos el primer tanto de la tarde, que es aplaudido. Nada más que sacada la pelota del centro del campo termina la primera parte, de la que sacamos la consecuencia de que los valencianos han jugado un poco más que los madrileños, y que de éstos han sobresalido Pacheco, Castillo y Guijarro. A Buiría, el antiguo jugador del Patria zaragozano, no se le lia visto por ninguna parte.

El segundo tiempo ha tenido las mismas características que el primero. Si acaso, mejoró algo en técnica de juego. Arribas se ha cansado de castigar faltas de violencia. Corral se retira, lesionado en una pierna, ocupando su puesto Vigueras y pasando al medio centro Amunárriz. Poco después sale Corral, para hacer como que juega de extremo izquierda; pero no puede hacer nada. La única buena jugada de Buiría es coronada con un soberbio tiro de Guijarro, que para Nebot. A los doce minutos, Rey es castigado por falta a Amorós. Tira Abdón, y la pelota va a parar a la red del Athletic, sin que Pacheco pueda desviar el balón, por haber rozado en la pierna de Vigueras, que juega de defensa. El empate ha sido inesperado, y el Valencia consigue de esta forma su primer tanto.

Los jugadores, fatigados, realizan un enorme esfuerzo. Las jugadas se hacen codiciosas. El Athletic acosa la meta de Nebot, y así vemos tirar a los extremos madrileños tres saques de esquina casi seguidos contra el Valencia. A los treinta minutos de juego, la delantera del Valencia cerca la puerta de Pacheco. Abdón logra pasar por alto, bombeado, a Montañés, que, de cabeza, cruza la pelota, consiguiendo el tanto de la victoria para el Valencia. Poco, realmente, ocurre después. Buiría, al rematar un córner, malogra otro tanto, por excesiva codicia, pasando el balón por encima del larguero, a consecuencia de un fuerte cabezazo. Vigueras es expulsado del campo por agresión a Vilanova. Y en las postrimerías del encuentro, mientras los valencianos lanzan fuera balones, el equipo de los ocho Athlétic intenta él empate, al rematarse un golpe franco tirado por Olaso. Pero no lo consiguen. Termina, pues, el partido, con la victoria del Valencia por dos a uno.