Ficha de partido: 08.05.1923: Valencia CF 1 - 3 RCD Espanyol

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 3
RCD Espanyol
RCD Espanyol

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
José Reverter
35'
Descanso
45'
Fernando SirventEduardo Cubells
45'
Granell Juan Piñol
45'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Algirós
Aforo: 8.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 07/12/1919

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Martínez (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

Esta tarde ha vuelto a jugarse un partido entre el equipo del Real Cliub Deportivo Español, de Barcelona, y el Valencia F.C. En las postrimerías del primer partido, hizo ya asomo el juego violento aunque, afortunadamente, el fin del partido evitó males mayores. Pero en este segundo partido, y durante el primer tiempo, en medio del mayor desconcierto en las filas valencianistas, motivado tanto por el mal juego que sus componentes desarrollaban, como por la lesión de dos de sus jugadores que hubieron de retirarse, el Español se apuntó tres tantos por uno los valencianos.

Después del descanso, formaron en el equipo valenciano algunos suplentes, y su entusiasmo nada más, se contagió al resto del equipo, nivelándose la lucha; pero de nuevo empezó el juego violento, que la falta del energía del árbitro no pudo evitarlo, motivando multitud de fouls de una y otra parte, llegando los jugadores a tomar la justicia por su mano.

Total, que en medio de esta efervescencia notoria en público y jugadores, González, el jugador españolista, que junto con Lakatos y algún otro se habían distinguido por su violencia, se ve burlado una vez más por Simarro, que le tenía siempre marcado, y al quedarse sin balón, se revuelve furioso y propina al citado back valenciano (incapaz de hacer daño a nadie, pues no en balde es reconocido por todos como el jugador modelo de corrección), un soberano puñetazo, dejándole sin sentido.

Ello fué la chispa que prendió el fuiego, originándose uno de los actos más bochornosos que pueden ocurrir en un campo de fútbol, ya que las múltiples agresiones entre jugadores, y éstos con el público, que después ocurrieron, no encontramos palabras para calificarlo. Los guardias civiles y de Seguridad se vieron obligados a dar varias cargas, y los primeros, incluso a apuntar con sus fusiles para salvar al jugador agredido. El partido tuvo que suspenderse y no llegó a finalizar.

Esperamos que la Federación Nacional intervenga enérgicamente ya que no es el primer caso en que un jugador forastero es agredido en Valencia. Al propio tiempo es necesario que los clubs valencianos tomen las medidas necesarias para que el caso no se repita, ya que podría peligrar el desarrollo de la afición levantina, que tan gran impulso ha adquirido en estos años.