Ficha de partido: 08.05.2005: Valencia CF 0 - 2 FC Barcelona

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 2
FC Barcelona
FC Barcelona

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Ronaldinho
27'
Eto´o
29'
Momo Sissoko
31'
Descanso
45'
Miguel Ángel AnguloMarco Caneira
52'
Belletti
62'
Carlos Marchena
67'
Francisco RufeteMarco Di Vaio
68'
MottaBelletti
68'
Miguel Ángel MistaPablo Aimar
75'
IniestaGiuly
78'
Oleguer
85'
Victor Valdés
92'
Final del partido
93'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (34 veces)

Crónica

Cualquier tiempo pasado fue mejor. Incluso con Claudio Ranieri, cuartos y con opciones de entrar en la Liga de Campeones. Ayer, el Valencia de Antonio López escribió un nuevo capítulo de una temporada horribilis. El Valencia fue un equipo irreconocible, temeroso y blando, que vivió un auténtico calvario en Mestalla por pura impotencia. El vigente campeón, que está fuera de Europa y que evidencia una caída en picado y sin frenos en este final de curso, entregó las llaves de la Liga al que será su digno sucesor. Porque el Barça, muy superior durante los noventa minutos, confirmó el porqué es el líder de la competición.

El Valencia comenzó a perder el partido ya antes del inicio. Porque equivocó su estrategia. El equipo necesitaba la victoria y en lugar de salir decidido a lograrla, con ese orgullo al que apelaba López antes del inicio del choque y recuperando las virtudes del equipo campeón, presentó un plan que tenía demasiadas lagunas. Porque modificó el sistema de juego, sacrificó a Baraja -ese futbolista al que tanto se ha echado de menos a lo largo de la Liga cuando estaba lesionado- y metió un once inédito, muy defensivo, siempre a merced de un rival que llegaba presionado por la victoria del Madrid.

Por esa idea de jugar como un equipo menor, que ha olvidado esa grandeza de las últimas temporadas, comenzó a perder el Valencia. Porque enfrente tenía a un Barça que ha logrado conformar un equipo en el sentido literal de la palabra, con futbolistas de mucha calidad, de esos que aprovechan cualquier proximidad al área rival para desequilibrar con una genialidad. Ronaldinho y Eto´o lo confirmaron en un «plis», en un minuto. El Valencia dio el balón, metros y tiempo para pensar al Barça, y un latigazo del brasileño -¡qué golazo!- y un quiebro de cintura del jugador camerunés -ese delantero que tenía un preacuerdo para jugar en el Valencia- desmontaron el castillo de naipes de Antonio López, con ese atípico once sin bandas y con un centro del campo indescifrable que el técnico cordobés presentó para tratar de ahogar al rival y que duró veinticinco minutos escasos. Ahí se acabó el partido. A la media hora. Punto final.

Temeroso de la visita de un rival que se ha confirmado como el mejor equipo de la Liga, el actual campeón, ese Valencia que apelaba al orgullo del mejor conjunto del último curso y que todavía pasea el título por todos los terrenos de juego, se replegó atrás y confió toda su suerte en un contragolpe en el que todos los balones en largo a Di Vaio morían a los pies o la cabeza del Barça, curiosamente la defensa menos poblada de la competición. Es decir, que en lugar de atacar al rival, que sufre cuando se le aprieta y se le muerde, el Valencia siempre le dejó la iniciativa. El equipo de López sólo vivió de los impulsos cualitativos de Aimar o del corazón de algunos futbolistas que todavía no se han «desenganchado» de esta aciaga temporada. Pero ni siquiera chutó entre los tres palos en noventa minutos.

El Valencia, que nunca trasmitió la más mínima buena sensación, se fue descomponiendo minuto a minuto. Incapaz de neutralizar la renta de dos goles del contrario, y tras la expulsión de Marchena por pura impotencia, el equipo se hundió. El Valencia se deprime lentamente.