Ficha de partido: 14.01.2006: Valencia CF 2 - 0 CA Osasuna

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
CA Osasuna
CA Osasuna

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Mario RegueiroVicente Rodríguez
22'
Santi Cañizares
28'
Raúl
40'
Descanso
45'
Mario Regueiro
46'
David Villa
52'
David Albelda
55'
Francisco RufeteDavid Villa
67'
MuñozPuñal
69'
Patrick KluivertMiguel Ángel Mista
74'
Patrick Kluivert
82'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: CA Osasuna

Records vs CA Osasuna

Máximo goleador: Fernando Gómez (7 goles)
Goleador rival: Echeverría (7 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (04.05.2013)
Mayor derrota: 2 - 5 (14.01.1962)
Más repetido: 1-0 (11 veces)

Crónica

El Valencia, en otro ejemplo de perseverancia, criterio y precisión, se deshizo anoche por 2-0 de un trabajador Osasuna, que no perdía fuera de casa desde el mes de octubre (y ante el Barça). El equipo de Quique volvió a deshacerse de otro rival mostrando un juego esperanzador, basado en movimientos casi mecánicos, jugando de memoria, con una confianza que define a los conjuntos que luchan por cosas importantes. Y anoche el Valencia, con un estado de ánimo arrollador que no respeta ni a equipos «revelación», presentó su candidatura al título. O por lo menos, a dar larga batalla al Barça. Espera toda una segunda vuelta esperanzadora.


La titularidad de Hugo Viana era toda una declaración de intenciones de Quique Sánchez Flores, y es un gesto que define muy bien la personalidad del nuevo Valencia, que se atreve con todo. Una vez retirados los escombros de las ruinas ranieristas, este equipo vuelve a estar preso de una voluntad indomable. La historia de la primera parte un ejemplo de trabajo y perseverancia y criterio, con la dificultad de tener enfrente a un rival con los movimientos defensivos muy mecanizados.

El Valencia siempre transmitió sensación de peligro. Los blanquinegros, con una fuerte y limpia presión -la primera falta local llegó en elminuto 11-, recuperaban muy arriba, casi rozando el área. En esa entrega colectiva, varios fueron los nombres propios sobre los que se vehiculó la propuesta valencianista, como se vio en el trabajo arduo de Albelda, Angulo y Mista, que con su agresividad facilitaban la inspiración ofensiva de Miguel, Hugo Viana y Villa. El Osasuna, sin referentes ofensivos, aguantó las primeras intenciones con atención y velocidad. Una vez cumplido el cuarto de hora empezaron a contabilizarse las oportunidades más serias, en las que Villa acaparó el protagonismo. El Guaje es un delantero fantástico, de movimientos muy inteligentes (como engañar a su par esperando un control de espaldas y revolviéndose como una serpiente hacia portería, o abrirse a banda y mandar envíos precisos a Vicente y Regueiro), y con una hambre rematadora insaciable.

La única nota preocupante de la velada vino con la lesión de Vicente, que pintaba preocupante a pie de campo. El zurdo de Benicalap se dobló el tobillo derecho al dibujar un elástico escorzo con el que casi envía una volea de zurda a la escuadra cambiada de Ricardo. El infortunio sigue cebándose en los tobillos delicados de Vicente, que en la camilla lloraba, más por rabia que por dolor. En su decidida actitud, sin fisuras, Valencia no se dejó alterar por varios conatos de tánganas provocados por pequeños detalles que magnificó un exagerado Medina Cantalejo. Ahí apareció felino Cañizares, en las dos únicas apariciones visitantes en ataque. La grada, eufórica y encrespada, se enchufó al partido.

El Valencia encarriló el envite cuando más duele, en los minutos de la basura de la primera parte. Osasuna se veía en la ducha y tras un saque de banda, Mista envió astutamente a Regueiro, que volvió a certificar la potente pegada que le avaló en el Racing colocando de forma cruzada el 1-0. El Valencia, muy seguro y cómodo, esperó en la segunda parte a que el Osasuna se obligara más en ataque para golpearle sin piedad a base de contras. En un fulgurante ataque creado por Miguel, Villa remacharía y engrandaría su racha de goles. Osasuna pasó a atacar buscando el gol del honor.

El partido estaba decidido y Quique retiró al ovacionado Villa para tenerlo fresco en A Coruña. Aún hubo tiempo para que Cañizares se reivindicara sacando una mano espectacular. La parada de Cañizares no tiene nada que envidiar a la de Gordon Banks en México 70 a un testarazo de Pelé. Cañete lo hizo dos veces.