Ficha de partido: 22.03.1998: Valencia CF 0 - 0 RCD Espanyol

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 0
RCD Espanyol
RCD Espanyol

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Adrian IlieGoran Vlaovic
45'
Descanso
45'
Brnovic
62'
ArteagaPralija
65'
RobertoBenítez
65'
Cristóbal
70'
Luis CembranosOuedec
86'
Javier Farinós
89'
Ariel Ortega
90'
Toni
94'
Final del partido
95'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Prat (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

El Valencia volvió a caer en los errores que le han impedido mostrarse como un conjunto sólido en Mestalla, al empatar a cero goles ante el Espanyol, equipo que logró el objetivo buscado con un buen planteamiento defensivo, como mejor arma, aunque incapaz de acompañar esta virtud de una cierta claridad en ataque. Esto no impidió que los dos balones al poste del partido llegaran en sendos remates de Ouedec a la meta de Andoni Zubizarreta, en las más las claras opciones de gol para el equipo visitante, aunque ambas llegaron en acciones esporádicas, ya que el Espanyol atacó muy poco en Mestalla. La primera mitad se caracterizó por la falta de claridad en el juego de ambos equipos, lo que propició la ausencia de ocasiones de gol, aunque el Espanyol pudo adelantarse a los 27 minutos con un balón enviado por Ouedec al poste, con Zubizarreta batido.

La presencia de Ortega en el equipo titular restaba fluidez a los valencianistas, que también acusaban el desplazamiento de Mendieta a la banda derecha, lo que unido a la falta de ideas de Farinós, obligaba a Milla a desplegar un esfuerzo suplementario. El Espanyol, por su parte, era un equipo más tímido que defensivo, ya que aunque sus planteamientos no eran excesivamente conservadores, la capacidad de llegada a la meta rival era muy restringida.

Sólo dos ocasiones locales en los últimos instantes, un remate de López y otro de Vlaovic, animaron ligeramente a la afición antes de que los equipos se marcharan al descanso. Las ideas no afloraron tras el descanso, ya que el Valencia seguía sin profundidad y el Espanyol apenas salía a la contra, por lo que el juego se limitaba a un querer y no poder del equipo local, que ejercía un ligero dominio territorial.

El segundo balón al poste de Ouedec llegó en el minuto 75, en la más clara ocasión hasta ese momento del equipo catalán y a partir de entonces quedó claro que el objetivo, más que ganar, era no perder, por lo que la cautela presidió el tramo final del partido a pesar del ligero dominio valencianista. La presencia de Ilie tras el descanso no fue un factor determinante en la mejoría del juego valencianista, en el que la presencia de Ortega y sus caracoleos se convierten en un lastre. Todo ello también estuvo provocado por el buen hacer del Espanyol, que permitió las llegadas de los valencianistas con el balón controlado y por el centro, pero nunca que el equipo de Ranieri tuviera espacios para explotar el contragolpe, lo que demostró un profundo conocimientos de las armas del rival.