Ficha de partido: 31.03.2007: Valencia CF 3 - 2 RCD Espanyol

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 2
RCD Espanyol
RCD Espanyol

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
David Villa
11'
Riera
14'
Lacruz
22'
Vicente Rodríguez
25'
Emiliano Moretti
26'
Vicente Rodríguez
26'
Chica
30'
Jarque
42'
Descanso
45'
De la Peña
52'
Raúl Albiol
56'
Miguel Ángel Angulo
58'
Luis García
63'
ZabaletaLacruz
64'
David SilvaMiguel Ángel Angulo
67'
Hugo VianaVicente Rodríguez
68'
PandianiLuis García
68'
Santi Cañizares
70'
Tamudo
70'
Roberto Ayala
72'
CoroRufete
82'
Javi GuerraDavid Villa
84'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Prat (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

El Valencia, con goles de Villa, Vicente y Angulo, sufrió para ganar al Espanyol, que estuvo muy cerca de dar el disgusto. En estas circunstancias lo único que vale es el triunfo. Y el Valencia ganó 3-2 al Espanyol. No podía fallar. Se está jugando la Liga y no era cuestión de perder comba otra vez, como ocurrió en la anterior jornada frente al Racing. Las ausencias no iban a servir de excusa, ni tampoco el decisivo partido que el miércoles tiene el equipo en Londres, ante el Chelsea. Había que ganar sí o sí. Era la premisa.

El Valencia cumplió el objetivo. Sin brillar, con apuros, jugando en ocasiones muy bien y en otras dando una imagen de desconcierto, pero salvó la papeleta. No hay que olvidar que enfrente tenía a un equipo que en sus desplazamiento sólo ha dejado de puntuar en tres ocasiones. Un equipo rocoso, trabajador, que plantó cara y estuvo muy cerca de dar un disgusto. Quique presentó un equipo de circunstancias, sin Albelda, que se quedó en el banquillo, ni Morientes, lesionado, pero con fortaleza para buscar el área rival. Triunfo al margen, merece mención la vuelta de Vicente, la recuperación del olfato goleador de Villa y la mejora experimentada por Joaquín.

Victoria apretada, y a otra cosa, que es pensar ya en el Chelsea. Pero ahí quedan, para la reflexión, los reiterados despistes que estuvieron a punto de pasar factura al Valencia. Hubo demasiados. En uno de ellos la visión de De la Peña y la velocidad de Riera significó el gol del Espanyol cuando los valencianistas ya se habían adelantado en el marcador y tenían el partido controlado. Luego, cuando los de Quique habían vuelto a ponerse por delante, otro error, aunque esta vez de un auxiliar de Teixeira, permitió que Tamudo, en fuera de juego, se plantara ante Cañizares y pusiera el alma en un puño. Con todo a favor, el delantero remató fuera. Se estaba acabando la primera parte.

Quique se desesperó y saltó del banquillo. No era para menos. Su equipo había iniciado el encuentro demostrando autoridad y control. Superioridad, en suma. Pero cuando todo estaba atado y bien atado, hubo sobresaltos. Seguro que en el vestuario el técnico levantó la voz y dio más de un puñetazo sobre la mesa. En el segundo tiempo el Valencia salió decidido a resolver, pero el Espanyol dijo que no se conformaba. Y así, en los primeros compases, los blanquinegros sufrieron una pequeña pájara que, sin embargo, se resolvió con la sensacional jugada de Joaquín que combinó con Villa, para que asistiera a Angulo en el tercer gol. El tanto debía significar la tranquilidad y no fue así, porque cuatro minutos más tarde Riera se anticipó a Curro Torres, centró al segundo palo y Luis García acortó diferencias.

Desde este momento el partido se volvió loco. De un área a la otra. El Valencia quería sentenciar y el Espanyol no bajaba la guardia. Es más, Ernesto Valverde, en sus cambios, buscó la vocación ofensiva, primero al cambiar a Lacruz por Zabaleta y poco después al dar acceso a Pandiani y más tarde a Corominas. El tramo final resultó vibrante, con ocasiones para unos y otros. Joaquín pudo sentenciar y en el minuto final Pandiani estuvo cerca de lograr el empate.