Ficha de partido: 14.02.2009: Valencia CF 1 - 1 Málaga CF

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Málaga CF
Málaga CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Luque
6'
Thiago CarletoEmiliano Moretti
14'
David Albelda
35'
Descanso
45'
David Villa
53'
SalvaBaha
56'
Rubén Baraja
57'
Raúl Albiol
59'
Manuel FernandesRubén Baraja
63'
Juan MataVicente Rodríguez
69'
NachoLuque
76'
Raúl Albiol
76'
Cuadrado
81'
Pablo BarrosDuda
84'
Eliseu
90'
Final del partido
91'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Málaga CF

Records vs Málaga CF

Máximo goleador: Waldo Machado (6 goles)
Goleador rival: Toto (3 goles)
Mayor victoria: 6 - 1 (31.01.2004)
Mayor derrota: 0 - 4 (24.11.2012)
Más repetido: 1-0 (12 veces)

Crónica

Ni tener entre sus filas a David Villa, el mejor delantero que ha visto Mestalla desde Mario Kempes (palabras mayores), le resulta suficiente al Valencia para sacar adelante sus partidos. Los zarpazos de talento ya no le sirven a un equipo caótico, que funciona a impulsos furtivos de talento y que sigue roto en defensa. La herida ya abarca 17 partidos seguidos encajando goles y sólo se suma una victoria en seis partidos. Mestalla, donde el Valencia ha edificado su fortaleza y que va perdiendo su efecto talismán, despidió a los suyos con una sonora bronca. El empate, pobre y justo, puede desposeer a un Valencia sin identidad de la cuarta plaza.

La adaptación del Valencia al partido fue muy costosa. Acostumbrado a regalar a su hinchada buenos arranques en Mestalla, anoche se vio sorprendido por la salida decidida del Málaga. El conjunto andaluz se presentó con la irreverencia y el entusiasmo de los equipos humildes y enrachados y se fue creciendo con el paso de los minutos. Nada más empezar Duda enviaba un zurdazo al palo y Luque, que ha rehabilitado en la Rosaleda su punta de velocidad y desequilibrio, se asomaba con peligro. El delantero catalán, hiperactivo, pagó su exceso de motivación con Moretti, al que le propinó una feísima entrada por detrás, completamente desproporcionada y merecedora de tarjeta roja. Sólo fue amarilla.

La lesión de Moretti, que se marchó quejándose de la rodilla, propició el debut de Carleto. Pero ni la aparición del lateral brasileño (al que se le intuye la proyección atacante de otros brasileños zurdos que pasaron por Mestalla, como Leonardo o Fabio Aurelio, pero que ayer estuvo descolocado) logró espabilar al Valencia, que sólo se redimió del sopor en los enérgicos cinco minutos finales del primer acto, en los que emergió por primera vez la figura de Villa, que probó a Goitia con una sutil vaselina que repelió el larguero. El resto fue desasosiego.

El Málaga siempre encontró espacios en el agujero valencianista en la medular para dibujar contras y César tuvo que exhibir su pericia en tres «uno contra uno» casi consecutivos. Los silbidos con los que Mestalla despidió a los suyos al descanso eran el síntoma inequívoco de que había muchas cosas que cambiar, como dijo Baraja a sus compañeros entre gestos de disgusto en la retirada a los vestuarios.

La segunda parte arrancó con renovados bríos en los locales. El Valencia, revolucionado, pronto encontró recompensa a sus mejores intenciones en el tanto de Villa, un auténtico golazo. El Guaje, en el vértice del área grande, recortó hacia afuera a su par y mandó una envenenada rosca al palo largo de Goitia.

Mestalla respiraba aliviado, pero la alegría apenas duró cinco minutos. El Málaga igualó por culpa de otro desajuste defensivo blanquinegro. Eliseu recorrió casi sin oposición toda la banda derecha y su «pase de la muerte» fue empujado a la red involuntariamente por Albiol, en el tercer autogol de los valencianistas en Mestalla en este curso. Emery agotó sus opciones con la entrada de Fernandes (una vez que Baraja cumplió la hora de partido que soportan sus piernas) y de Mata, ayer suplente.

El Valencia confió el resto a su orgullo herido y al talento de su cuarteto atacante. Goitia salvó un doble remate de Silva. El Málaga entró una y otra vez por el boquete dejado por Carleto pero Salva no acertó a concretar los pases de Eliseu. El empate fue justo, al igual que la bronca de Mestalla.