Ficha de partido: 08.03.1997: Valencia CF 4 - 2 Sevilla FC

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 2
Sevilla FC
Sevilla FC

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Pepe Gálvez
4'
Fernando Cáceres
32'
Tsartas
33'
Jiménez
37'
Enrique Romero
38'
Velasco
42'
Ariel Ortega
44'
Jorge Otero
44'
Descanso
45'
Vicente Engonga
58'
AsianRytter
62'
Galvan
67'
Iñaki HurtadoGabriel Moya
72'
Leandro MachadoPepe Gálvez
77'
Javier Farinós
79'
Leandro Machado
84'
Leandro Machado
87'
Ariel Ortega
89'
Gaizka MendietaJavier Farinós
89'
Jose Ignacio Sáenz
90'
Final del partido
91'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

El encuentro que ayer se vivió sobre el césped de Mestalla sirvió para dejar claras dos cosas: en primer lugar, que el debut del recién llegado Ariel Ortega puede levantar del letargo al conjunto de Jorge Valdano; en segundo, que el Sevilla parece predestinado a terminar esta temporada formando parte de la Segunda División. El partido tuvo de todo: emoción, ratos de buen juego, alternativas en el marcador, expulsión, goles, penalti... En definitiva, todo lo que hace que el fútbol se convierta en espectáculo. Sin ofrecer Valencia ni Sevilla un buen juego, los espectadores que se dieron cita en el estadio valencianista pudieron disfrutar de toda una serie de alicientes que hacen realmente grande a este deporte.

El Valencia comenzó mandando. Gálvez quería marcar y se mostraba muy activo en la delantera valencianista. Por su parte, el debutante Ariel Burrito Ortega demostraba ante los aficionados una clase exquisita que al final del encuentro daría sus frutos, puesto que lograría marcar dos de los cuatro goles que su equipo le endosó al cuadro hispalense. El mallorquín Gálvez fue el primero que mojó al aprovechar un error de la zaga sevillista. Por primera vez, el Valencia conseguía marcar pronto, pero el conjunto de Julián Rubio no estaba dispuesto a dejarse vencer tan pronto. Prosinecki tomó las riendas de su equipo y empezó a tocar la pelota con mucho mimo en el centro del campo. Ayudado por un acertado Tsartas, el conjunto sevillano puso rápidamente cerco a la meta defendida por Zubizarreta quien, en una de las tardes más desafortunadas de su carrera, propició el error que provocó el empate.

El Valencia estaba mostrando su peor imagen y el Sevilla, por contra, la mejor. Sin embargo, al filo del descanso apareció el pequeño Ortega para devolver la ventaja a su equipo y aportar un mínimo de tranquilidad a las angustiadas gradas de Mestalla. El argentino aprovechó un rechace del portero sevillista tras un fuerte disparo de Gálvez. Y el descanso llegó sin silbidos ni pañuelos. En la segunda mitad, ambos equipos pudieron ganar pero fue el Sevilla quien en realidad dejó escapar los tres puntos. La expulsión de Engonga noqueó definitivamente al equipo de Valdano y el cuadro sevillano tuvo al Valencia en sus manos. No obstante, José Mari desaprovechó dos oportunidades claras de batir a Zubizarreta. Quien no falló fue Galván, que logró el empate y llevó la ilusión de la victoria a los suyos cuando todavía quedaba tiempo para llevarse el gato al agua.

Pero Farinós se consagró. El joven valencianista se puso el equipo a la espalda y empezó a animar a un público que se desesperaba. Tomó las riendas del encuentro y, con uno menos, el Valencia empezó a carburar. El partido olía a empate, pero un fuerte disparo de Otero generó un rebote que fue bien rematado por un recién salido Leandro. Mestalla se caía. Era el minuto 90 y la victoria no debía escaparse. En medio de la pita por la prolongación del árbitro, y cuando peor lo pasaban los aficionados valencianistas, Ariel Ortega, el argentino que debutó con sabor a gloria, fabricó un penalti que trajo la tranquilidad definitiva. Una victoria con sufrimiento y con la que Valdano tendrá que reflexionar. Lejos de sus predicamentos, lo importante era que los tres puntos se habían quedado en Mestalla, con el Sevilla viendo cada vez más cerca el descenso.