Ficha de partido: 16.03.1925: Valencia CF 2 - 1 Real Unión

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 1
Real Unión
Real Unión

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
José Llago II
30'
AlzaEcheveste
45'
Descanso
45'
Arturo Montes
72'
Errazquin
75'
Arturo Montes
81'
Bergés
81'
Alza
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Unión

Records vs Real Unión

Máximo goleador: Jesús Navarro (4 goles)
Goleador rival: Errazquin (5 goles)
Mayor victoria: 5 - 1 (29.11.1931)
Mayor derrota: 0 - 3 (06.06.1926)
Más repetido: 2-1 (2 veces)

Crónica

Con bastante menos concurrencia que el primer día, tuvo efecto el segundo de los partidos amistosos concertados por el Valencia F. C. y la Real Unión de Irún, en el mismo campo de Mestalla. Como notas sobresalientes, en este segundo match, han habido varias; desde la magnífica actuación del once valenciano hasta la zancadilla de Berges a Montes, pasando por el incidente Errazquin-Roca, hemos vivido unos instantes de agradable emoción unos y muy contrarios a nuestros sentimientos deportivos otros.

La actuación del Valencia en el partido de hoy, ha sido brillantisima por demás. Sus jugadores, repletos de entusiasmo y con un teson admirable, han llevado a cabo un partido brillantísimo, digno de los más calurosos aplausos. Cuando al penetrar en el "field" los jugadores del Valencia, entre los cuales hemos observado la presencia de tres elementos del Levante (Tapia, Puig y Mario), en ningun momento íbamos a sospechar que el conjunto del equipo, teniendo en cuenta estas inclusiones, llegara a cohesianarse en la forma digna y perfecta con que lo ha hecho.

Desde un principio del match, el once del Valencia dió una verdadera sensación de unidad que, al final de la dura, durísima contienda, le valió la victoria, una victoria justa, meritísima (tan justa y meritísima como la registrada por el Irún el domingo anterior). Y a no ser por la poco procedente entrada de Berges a Montes, en el preciso momento en que éste, sólo ante el marco de Emery se disponía a shootar, a buen seguro que el scero hubiera aumentado en cantidad a favor de los locales.

Por su parte el Irún, que se ha integrado con la sola variación de Anatel por Carrasco, no ha luchado ni con el mismo tesón ni con idéntica compenetración del primer dia. Cansados del primer match y ante en adversario que ha revivido sus grandes actuaciones, el Irún se ha visto obligado a usar de un juego más defensivo que ofensivo ante el empuje y arrojo de los locales.

Merecidísima encontramos la victoria del Irún (3-1) del primer partido y lo mismo decimos para los valencianos en el partido desquite que repetimos, hubiéranse apuntado el mismo resultado a no mediar el incidente acuerdo a Berges-Montes que terminó con la expulsión de los dos del terreno de juego.

Ha sido precisamente a la excelente actuación de la línea media valenciana (en la que Roca ha tenido una brillantísima tarde) a la que debe el Valencia la imponderable labor desarrollada por sus delanteros. No han sido los medios de hoy lo deficientes e imprecisos del primer día y ante esta ventaja y buena actuación, los delanteros han podido aventurarse a un ataque decidido, enérgico, sin temor a sufrir un disgusto con los guardianes de su marco.

Al Irún le ha sucedido algo bastante diferente. Mientras Gamborena en el centro medio ha actuado en forma apetecible, deteniendo el juego y ofreciendo balones precisos al ataque, las alas han flaqueado de una manera notoria, tal que incluso René Petit, el alma del ataque y del equipo todo, ante el descenso de los medios, ha debido abandonar, en más de una ocasión, su puesto de inter-derecha para bajar a los medios e incluso, en diferentes ocasiones, a la defensa por temor a sufrir un más serio resultado y contener, así, la impetuosidad del ataque valenciano que ha encontrado a Llago II y con el sustituto Mario, los partícipes del hermoso triunfo alcanzado.

Así se comprende que casi ausente de su puesto René, se hayo visto la línea irundarra handicapado para igualarse en el juego. Y como consecuencia peor todavía, Iribarra ha tenido un primer tiempo malo, malísimo de verdad, dejando de cooperar con sus compañeros con la eficacia dei primer día o bien, cuando menos como en la segunda parte que ha mejorado bastante.

Un solo goal se ha marcado en el primer tiempo y lo ha sido a favor del Valencia por obra y gracia de Llago, que empalmó un magnífico pase de Montes. El dominio, en este primer ticmpo, aunque no de una manera muy decisiva, ha estado favorable al Valencia, sobresaliendo las rápidas escapadas de Mario, coronadas con precisos y templados centros y la codicia aunque no abundante suerte de Montes y Llago, entrando a los remates. Ha finido este primer tiempo con un tiro formidable de Roca, desde lejos, que a poco le vale un goal precioso, pasando el balón por encima el larguero rozándole.

El ataque valenciano a la puerta de Emery ha prodigado en el segundo tiempo con mucha más insistencia. Reverter y Montes, así como el pequeño Llago se han hartado de tirar a goal y unas veces gracias a la defensa y otras al portero, los tiros efectuados no han tenido más efectivas consecuencias, siendo algunos de ellos, por su efecto y vistosidad, dignos del aplauso del público. El segundo goal ha sido obtenido por Montes al impelar un balón que débilmente rechaza Emery.

Poco después de este tanto, sufre Roca un encontronazo violento de Errazquin que vale la expulsión de éste aunque más tarde vuelve a aparecer dando la mano a Roca. Por considerar nosotros que la falta de Errazquin no fué voluntaria, consideramos excesivo el castigo que se le impuso como así debió comprenderlo el árbitro y público al aceptar la reaparición del guipuzcoano.

A partir de este momento el juego se hace un poco duro y presenciamos el incidente del que damos ligeramente cuenta más arriba y que valió a Montes y Berges el ser excluidos de la lucha por pisotearse y pegarse, debiendo intervenir la fuerza armada para cortar la intromisión de contados exaltados.

Aunque el dominio del Valencia es muy acentuado no por ello puede impedir que Alza (que ha substituido a Echeveste en el segundo tiempo, logre en una escapada admirable de toda la línea delantera, marcar el goal del honor para el Irún terminando el partido sin ulteriores consecuencias. Actuó de árbitro Monterde, no del todo aceptable.