Ficha de partido: 29.09.2004: Werder Bremen 2 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Werder Bremen
Werder Bremen
2 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Vicente Rodríguez
1'
Klose
18'
Rubén Baraja
26'
Carlos Marchena
33'
Miguel Ángel Angulo
40'
Descanso
45'
Micoud
45'
Klasnic
53'
Carlos Marchena
54'
CharisteasSchulz
59'
David Albelda
59'
Klose
59'
Momo SissokoRubén Baraja
73'
Stalteri
74'
Emiliano MorettiVicente Rodríguez
78'
Charisteas
83'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Weserstadion
Aforo: 42.500 espectadores
Ubicación: Bremen / Alemania 
Inauguración: 1947

Rival: Werder Bremen

Records vs Werder Bremen

Máximo goleador: David Villa (3 goles)
Goleador rival: Frings (2 goles)
Mayor victoria: 5 - 0 (01.08.1959)
Mayor derrota: 0 - 2 (07.12.2004)
Más repetido: 0-0 (2 veces)

Crónica

El Valencia cosechó su primera derrota en la Liga de Campeones ante el Werder Bremen. El conjunto de Ranieri fue víctima de sus propios errores, la falta de ambición se llevó la palma de la mano, y acabó perdiendo un partido que tuvo controlado hasta la expulsión de Marchena en el minuto 53.

Las cosas no pudieron comenzar mejor. En el primer minuto, en la primera jugada del partido, Vicente adelantó a un Valencia que todavía no se había asentado sobre el terreno de juego. Una gran jugada de tiralíneas por la banda izquierda entre Vicente, Di Vaio y Carboni, la acabó el propio Vicente con un tiro cruzado ante el que nada pudo hacer Reinke. Los aficionados del Werder Bremen no se lo podían creer. El Valencia mandaba en el marcador desde el primer minuto de juego, pero lo que muy pocos podían imaginar era que ese gol de Vicente sería a la postre la condena del conjunto de Ranieri. Con el tanto de Vicente el Valencia retrasó sus líneas y dejó todo el peso del partido al Werder Bremen. La idea no pareció mala del todo. Los alemanes tenían el dominio del balón, pero era el Valencia quien gozaba de las mejores ocasiones de gol. Y es que si no hubiese sido porque Di Vaio estuvo muy desacertado en ataque, el Valencia hubiera sentenciado el partido antes del minuto 15. Sin embargo, el delantero italiano falló lo indecible. Tuvo tres clarísimas oportunidades para poner el 0-2 en el marcador, pero en ninguna de ellas supo resolver con claridad.

Fue en ese momento cuando se acabó toda la aportación ofensiva del Valencia, que no volvió a tirar a puerta en todo el encuentro. El Werder Bremen encerró al conjunto de Ranieri en su área con su juego de salón. Nada de balones largos ni contacto físico, como acostumbran los alemanes, sino todo lo contrario. El Werder Bremen intentaba llegar a la meta de Cañizares tocando el balón una y otra vez hasta que se topaba con la defensa granítica del Valencia, que desbarató cualquier acción de peligro de los hombres de Schaff en toda la primera parte. La segunda mitad fue un calco de la primera. Sin embargo, la expulsión de Marchena por doble amarilla cambió el rumbo del partido definitivamente. Ranieri contribuyó a que el Valencia se echase más atrás aún cambiando a Di Vaio por Pellegrino, mientras que el técnico del Werder Bremen puso en liza a cuatro delanteros. Esa fue la diferencia que decantó el encuentro hacia los alemanes. El Valencia quiso defender el 1-0 durante 89 minutos, pero le salió mal la jugada.

El Werder Bremen se volcó en ataque y la suerte, que en el primer minuto había sonreído al Valencia, se aliaba ahora con los alemanes. Klose se aprovechó de un semifallo en el disparo de Klasnic para batir a placer a Cañizares en una posición más que dudosa. El Valencia estaba fuera del partido. Lo único que podía hacer era achicar balones para detener la avalancha alemana, que continuó con un balón que Borowski al palo tres minutos después de que Klose pusiera la igualada en el marcador. El segundo gol del Werder Bremen era cuestión de tiempo y así fue. A falta de siete minutos para el final, Charisteas culminaba a placer la remontada de su equipo rematando una gran jugada de Micaud. Un tanto que hacía justicia. El Werder Bremen fue a por el partido y el Valencia a amarrar el resultado desde el primer minuto. Está claro que las cosas no son como empiezan sino como acaban.