Ficha de partido: 06.11.1988: Valencia CF 1 - 2 Cádiz CF

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 2
Cádiz CF
Cádiz CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Pedro AlcañizLucho Flores
11'
Barla
27'
ManolitoVilla
41'
Descanso
45'
Jose M.
52'
CarlderónMontero
55'
Emilio FenollMiguel Ángel Bossio
55'
Oliva
68'
Emilio Fenoll
78'
Voro González
81'
Villa
82'
Paco Camarasa
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Cádiz CF

Records vs Cádiz CF

Máximo goleador: Fernando Gómez (6 goles)
Goleador rival: Mágico González (5 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (06.05.1967)
Mayor derrota: 0 - 2 (08.12.1991)
Más repetido: 1-0 (3 veces)

Crónica

Buena entrada de público en el Luis Casanova, con una recaudación de nueve millones largos de pesetas en taquilla. Temperatura fresca y agradable. La televisión mexicana estaba en el estadio para retransmitir el encuentro, pero no tuvo suerte, pues se lesionó Lucho Flores, único y exclusivo motivo por el que se llevan a cabo estas retransmisiones intercontinentales. El terreno estuvo en muy buenas condiciones y la lluvia que se temía no llegó a caer. El público se comportó a la expectativa y moderado después de un comunicado que hizo la directiva valencianista para prevenir sobre posibles desbordamientos contra el arbitraje después de lo que sucedió en el Vicente Calderón. No pudo evitarse y en la segunda mitad se vivió un griterío casi constante contra el colegiado y sus jueces de línea. Una gran concentración de público se aglutinó por las puertas de salida de árbitros y jugadores. Más de una vez la Policía, montada a caballo, tuvo que disolver a grupos de seguidores muy enfadados por la actuación arbitral.

Dirigió la contienda Mazorra Freire, del colegio catalán, que estuvo francamente mal. Tuvo una actuación pasable en la primera mitad, olvidándose de pitar faltas claras a unos y a otros. No pitó un derribo del valencianista Quique en el área gaditana al final del primer tiempo. En la segunda mitad siguió con la misma actitud de no querer ver cosas, perjudicando a las claras al conjunto de casa. Mostró tarjetas a Barla, en el primer tiempo y a Oliva en el segundo. Por parte del Valencia vieron la amarilla Fenoll, Fernando y Camarasa. Al final del partido recibió una sonora pitada del público mestallero.

Goles: 0-1, minuto 53. El primer tanto se lo apuntaba el Cádiz, al mandar el balón por la izquierda centrado a José, quien remata admirablemente y deja sin armas a Ochotorena. 1-1, minuto 81. Empata el Valencia al sacar un córner Quique que provoca delante de la portería de Bermell un barullo y aprovecha Boro para empujar el balón a la red sin ninguna dificultad. 1-2, minuto 84. Vila sobrepasa a la defensa, en posición dudosa, y logra batir a Ochotorena.

Peor no podía haber empezado este encuentro Valencia-Cádiz, que por puntos como en el boxeo pudo haber terminado en empate, pero por goles ganó el visitante por 1-2, un equipo gaditano en alza y en racha. Empezó mal, sobre todo para el Valencia. El delantero centro Lucho Flores, copiando el título de una novela policíaca, ahora en los escaparates, se lesionó al atardecer, él solito, corriendo por la banda izquierda, parece que sufrió una torcedura que le obligó a abandonar.

La tarde se anunciaba ya algo gafe y así fue. El Valencia fue derrotado por primera vez en su casa en lo que va de Liga. Ochotorena era batido también por primera vez en su territorio y por dos tantos. El verdugo fue un Cádiz valentón que arriesgó poco, pero lo suficiente para plantar cara a un Valencia algo así como adormecido, falto de ideas, con un juego lento. El primer tiempo se lo plantearon ambos conjuntos como un duelo entre defensas y delanteras. Ganaron las defensas, pues no se materializaron ningún gol. El visitante Cádiz, con cautela, no se lanzó en esta primera mitad al ataque, conteniendo la ofensiva del Valencia.

Bossio, centrocampista rompedior últimament entre ceja y ceja del público mestallerom, lanzó un tiro a puerta (minuto 10), que animó algo a los adormecidos espectadores. En una de esas de "allá va" del Cádiz se llegó a poner en peligro la meta de Ochotorena, pero unos por otros nadie tiró a puerta, y cuando se hizo, el esférico iba desgasificado. Al cumplirse los primeros cuarenta minutos, se empezó a calentar el ambiente. El valencianista Quique se vio derribado y en su merito pensaría "aquí está el penalty". Ni mucho menos, el señor árbitro dijo que nada y nada fue. La pitada fue para grabarla y enviarla al señor Plaza del Colegio Nacional de Arbitros. Por lo demás, en esta primera mitad, señalar que ni Bermell y Ochotorena tuvieron peligro alguno ante sus narices.

Se llegó al segundo tiempo y el comentario más simplón, si lo hubo, hubiera sido: Ahora el 0-0 a la caseta. El Cádiz, sin Mágico González, no es el Cádiz del todo. En el segundo tiempo, uno o dos goles con el sello de los de casa y a cenar a casa, tranquilos y contentos. Todo salió al revés, el gaditano José no es "Mágico", pero tampoco perdona. El primer gol fue bonito porque sí. si lo marca el Valencia el Mestalla se viene abajo.

El internacional valencianista Nando sacó entonces fuerzas de flaqueza y subió los balones que pudo. Uno de ellos tenía traza de gol, jugando con Revert, llevando el esférico hasta Alcañiz: de cabeza, peligro, sale rozando el palo. Se dice que Eloy fue objeto de penalty, pero el árbitro no estaba para eso. A Quique, igualmente le derriban y la misma canción: Mazorra Freire no quiso ser el árbitro que, por fin, le pita un penalty a favor del Valencia en su propia casa.