Ficha de partido: 08.09.1985: Valencia CF 3 - 1 Celta de Vigo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 1
Celta de Vigo
Celta de Vigo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Atilano
15'
Camilo
40'
Descanso
45'
Sixto Casabona
52'
Baltazar
54'
Emilio FenollRoberto Fernández
64'
Manolo
65'
MercaderManolo
70'
Sixto Casabona
74'
MarianLema
75'
Sixto Casabona
79'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Floja entrad en el Luis Casanova, aproximadamete un tercio del aforo con una recaudación de 3.030.000 pesetas. El Valencia fue recibido con algunos abucheos como reacción a la goleada en Madrid del pasado miércoles. Arbitró el colegiado castellano Sánchez Molina. Amonestó a los jugadores del Celta Manolo, Camilo, Atilano y al masajista.

Goles: 1-0. Minuto 8 de la segunda parte. Castellanos lanza desde lejos un chut largo pese a no haber alcanzado bien la pelota y aun encontrándose Cabrera en fuera de juego, pero el balón entra sorprendiendo al portero céltico, tocado en última instancia por Sixto. Los jugadores del Celta reclaman la infracción de Cabrera pero el árbitro concede el gol. 1-1. Minuto 10. Un despiste de la defensa del Valencia adelantada lo aprovecha Baltasar para desde fuera del área de penalty lanza un gran tiro y marca. 2-1. Minuto 29. Jugada entre Urruti y Sixto que remata Cabrera a gol. 3-1. Minuto 83. Una magnífica combinación iniciada por Quique y continuada por Ferrando da ocasión a Sixto de batir por bajo al guardameta céltico.

Valencia y Celta jugaron un partido de dos caras diametralmente opuestas. En la primera, presidida por el aburrimiento y el tedio, un Valencia aplatanado y premioso fue incapaz de desarrollar un juego de la más mínima calidad. Quizá por eso el Celta pudo sorprender a todos realizando un fútbol excelente en el medio del campo lo que le permitió alcanzar las inmediaciones del área contraria con relativa facilidad. Fueron, en verdad, muy frecuentes los avances celtiñas, pero la ingenuidad de sus delanteros impidió que el constante peligro que inspiraban Baltasar y Lucas se tradujera en algo positivo de cara al marcador. Vulnerada la defensa blanca, que tampoco parecía tener su día, los remates carecían de potencia y de dirección. El balance del Valencia en este período se reduce a un disparo de Sixto, en el minuto 38, que repelió el poste.

Sin embargo, en el segundo tiempo varió el decorado del encuentro y salió a escena, como ocurriera una semana antes contra el Valladolid, un equipo distinto, seguramente estimulado por la bronca que debió recibir en el vestuario de su entrenador, Valdez. Dejó la apatía y el desconcierto en la caseta y apareció ante el fastidiado público con el ánimo dispuesto para la victoria y una garra admirable. Eso unido al relevo de Roberto, que anduvo muy flojo, por Fenoll, dio como consecuencia un juego presionante y eficaz que acabaría derrotando al Celta. A raíz del primer gol valencianista, dudoso si se quiere, mejoró ostensiblemente el cuadro che, al que Sixto dio alas goleadoras convirtiéndose en el triple artillero de la tarde y nuevo Pichichi del fútbol español.