Ficha de partido: 22.11.1989: Valencia CF 5 - 0 Celta de Vigo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
5 - 0
Celta de Vigo
Celta de Vigo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Tomás González
40'
Descanso
45'
Julio Prieto
62'
Fernando Gómez
71'
Ricardo Arias
74'
Toni Gomes
74'
SanrománFabiano
83'
Vicente IIMosquera
85'
Toni Gomes
86'
Toni Gomes
88'
Toni Gomes
90'
Final del partido
91'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Poco público en el Luis Casanova que, eso sí, se lo pasó en grande en la segunda mitad. Lluvía, antes y durante el partido. Recaudación de 2.300.000 pesetas. Fernando y Atilano, en función de capitanes. Dirigió el encuentro Marín López, del Colegio Riojano. Muy dubitativo para tomar decisiones. Mostró tarjeta amarilla a Tomás, Arias y Julio Prieto.

Goles: Minuto 71: 1-0. Penev cede a Fernando, que marca. Minuto 75: 2-0. Jugada personal de Toni, que desde 35 metros marca un gran gol. Minuto 86: 3-0. Falta contra el Celta que Fernando baja con la cabeza para que Toni aumente su cuenta particular. Minuto 89: 4-0. Error de Maté en el saque y Toni, atento, se aprovecha para batirlo. Minuto 90: 5-0. Jugada de Penev, derribado por Maté. Penalty que lanza Toni, da en el meta vigués y en la madera para acabar en la red.

La victoria del Valencia sobre el Celta, por cinco goles a cero, en partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey, no hace peligrar el pase valencianista a la siguiente eliminatoria. El próximo día 28, ambos conjuntos se volverán a media, esta vez en el estadio vigués de Balaídos, y todo hace pensar que lo de la capital del Turia no pasarán demasiados apuros para seguir adelante en esta competición.

No empezó nada bien la noche para el conjunto che. Marchó en el descanso con el empate a cero y todo hacía pensar que en la segunda mitad Sempere pasaría más de un apuro. Sin embargo, el Valencia reaccionó y el Celta se llevó cinco goles, cuatro de ellos marcados por Toni que, sin duda, fue el gran protagonista de la noche.

El equipo de Víctor espárrago salió en tromba y enseguida se hizo dueño de la situación. La jugada de mayor peligro che llegó en el primer cuarto de hora y fue un centro de Tomás que cabecea Fernando y el balón sale rozando el poste izquierdo de la portería que defendía Maté. Pero fue a partir del minuto 15 cuando el Celta se fue situando sobre el terreno de juego, perdiendo el respeto al adversario. El brasileño Fabiano tuvo la primera oportunidad en sus botas cuando en el minuto 16 hizo una gran jugada que octuvo como respuesta otra no menos brillante parada de Sempere, que fue la novedad que presentó el once valencianista.

El conjunto celtiña se mostró, a medida que avanzaba el tiempo, más ofensivo, creando varias ocasiones de peligro sobre el marco che. En el minuto 20, un centro del carioca Nilson sobre Fabiano, que se encontraba en buena posición, fue frenada por Sempere, que se adelantó al jugador celeste.

Los valencianistas, tras esos contraataques del rival, se crecieron y llevaron la iniciativa del juego hasta el final de la primera mitad. Era el minuto 31, Penev hace dos quiebros a los defensores gallegos, dispara y el balón sale por arriba del marco visitante. Y fue en el minuto 45, cuando el Valencia protagonizó la jugada más polémica del encuentro. El jugador che Fenoll envía el balón al fondo de las mallas, pero el colegiado de la contienda, Marín López, anula el gol por entender fuera de juego del propio Fenoll. Pero lo curioso del caso es que el linier levantó la bandera entendiento, también, off-side, pero de Toni. El aficionado no entendía nada, pero al fin y a la postre, ese tanto no subió al marcador con lo que se llegó al descanso con el empate inicial.

El segundo tiempo ya fue otra cosa. El Valencia se convirtió en un vendaval de aciertos. Al cuadro blanco le entró todo y tuvo en el brasileño Toni un estilete que no perdonó a un Celta a la deriva. Mal lo tiene Novoa, a quien hace ya días se le cuestiona su trabajo, después de este varapalo, que a decir verdad, tampoco mereció, ya que acabó el cuadro céltico, perdiendo los papeles en la recta final del partido.

Si tenemos en cuenta que a los 85 minutos el marcador señalaba 2-0, la eliminatoria no dejaba de estar bien encarrilada, pero no decidida. Sin embargo, en los minutos1 86, 89 y 90, el Valencia rompió todos los esquemas e hizo trizas laS redes de un Celta hundido. Fue un segundo tiempo pletórico de aciertos, en el que se conjugó la entrega de los blancos con la impresionante eficacia de un Toni a quien sus compañeros llevaron con alas hasta las redes contrarias. El
Celta, que había mostrado un fuerte esquema de contención en la primera parte, empezó a descomponerse con el primer gol y acabó entregado en ese sprint final electrizante, que sorprendia a propios y a extraños, y que acabó por sentenciar la eliminatoria.

Festival blanco, con Toni como gran realizador de un cuadro que rayó la perfección. Relajamiento vigués, posiblemente cuando vio que encaraba la última media hora con un resultado que no hacía peligrar su integridad. Pero el fútbol es así. El Celta empezó mostrándose como un bloque sobrio y muy serio y acabó bailando la lambada.