Ficha de partido: 06.01.1990: Valencia CF 2 - 0 Celta de Vigo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
Celta de Vigo
Celta de Vigo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Mauricio
10'
Atilano
45'
Descanso
45'
Fernando Gómez
52'
Vicente IIMauricio
65'
Eloy Olaya
86'
Mandía
86'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

No se llegó a la media entrada en el Luis Casanova, con una recaudación total en taquillas de 10.800.000 pesetas. La tarde-noche resultó fría y el césped estaba húmedo por las fuertes lluvias de días pasados sin que influyera en el buen desarrollo del juego. Ovación al Valencia de su afición que rendía así homenaje a la buena marcha del equipo con 14 jornadas sin perder un partido que se convirtieron en quince al final del encuentro. Fueron capitanes Lucas por el Real Celta y Fernando por el Valencia. Seis córners lanzó el Valencia, tres en cada parte, contra cinco el Celta, tres en el primer tiempo y dos en el segundo. El delantero Toni tuvo una pequeña hemorragia nasal a raíz de un encontronazo que no le impidió continuar en el terreno de juego hasta el final del partido.

Dirigió el encuentro Martínez de la Fuente, del Colegio Alavés. Tuvo una actuación correcta desde el principio al fin del encuentro, pero se dieron algunas ocasiones en que la duda hizo pitar al contrario de lo que hubiera sido por justicia con el reglamento en la mano, tanto a favor del equipo de casa como al visitante. La jugada más polémica y que quedó para ver en televisión fue un empujón que propinó un defensa valencianista al celtiño Julio Prieto, que bien hubiera podido ser tomado por el colegiado como penalty, si hubiera estado más cerca de donde ocurrió, pero no fue así ni el juez de línea tampoco advirtió de la posible infracción. Hubo un total de tres tarjetas amarillas, ninguna roja, todas para las filas del visitante. La primera para Mauricio, rondando el minuto 10, por protestar la colocación de la barrera en un libre directo a la portería de Mate, fue también amonestado Atilano, minuto 45, por entrada antirreglamentaria a Toni y Mandía, minuto 86, por protestar.

Goles: 1-0, minuto 52. Fernando aprovecha un fallo de la defensa celtiña en un pase hacia atrás sin que Maté pueda evitar el tanto. 2-0, minuto 86. Eloy remata a placer un balón que le llega al pie izquierdo de pase de cabeza de Toni desde el borde del área pequeña de la portería del Celta.

El resultado de dos goles a cero a favor del equipo de casa no sorprendió a ninguno de los asistentes al primer partido del Valencia en su feudo en este recién estrenado año. Pero, a decir verdad, de los noventa minutos tan sólo contaron para el espectador los de la segunda mitad. La primera, sin que ni aun el aficionado más despistado pueda decir lo contrario, fue un cúmulo de fallos de unos y otros, con más delito para los de casa.

Así pues, soportó el respetable más de lo que se puede aguantar en una tarde fría de la festividad de Reyes. No obstante, el público fue más correcto de lo que hubiera sido lógico y normal esperar pues, pese a la ausencia de buen fútbol y de ideas en los dos bandos, se resignó y esperó pacientemente en silencio que empezara el espectáculo.

Los che salieron comiéndose el mundo, con un juego vertical y en profundidad que acabó en todo lo contrario, en pases cortos y en horizontal sin la menor coherencia. El búlgaro ahora valenciano Luboslav Penev llegó en una de esas al área contraria pero Espenisa le cortó bien limpiamente la iniciativa. Se iba a cumplir el minuto 19 cuando el partido pudo tomar un mal cariz para el Valencia, Julio Prieto, el más destacado del once visitante, sacó una falta por la izquierda de la portería de Ochotorena para que rematara Atilano de cabeza y el balón saliera rozando el travesaño. Se escuchó un "uy" en las gradas porque un gol del Celta y marcado en esos primeros minutos hubiera llevado el encuentro por otros derroteros. Poco después, era Boro, en una tarde más inspirada que la media de sus compañeros, quien sacaría un balón de debajo de los palos tras un remate a puerta del celta.

Todo lo demás fueron chapuzas. Los pocos tiros a puerta sirvieron única y exclusivamente para que se lucieran los respectivos porteros en liza, Después del descanso fue otra cosa muy distinta. El Valencia tomó la dirección del juego e impuso su ritmo, pero tuvo que venirle esa superioridad después del primer gol, un coincidente regalo de la defensa, precisamente en la fiesta de los Reyes Magos. A partir de entonces todo lo que relución fue el blanco de los che con una buena serie de jugadas, de las peligrosas, y con marchamo de gol. Un córner dejó en el primer palo el balón al delantero che Toni, que de media vuelta hubiera marcado un sonado gol.

Igualmente, el mismo brasileño valenciano, recibió de Fernando un balón con la desgracia de chocar contra Maté, dejando el esférico rodando por sus respetos sólo a pocos metros de la portería sin que nadie del Valencia fuera a meter el pie y llevar el balón al fondo de la red, Lucas pudo marcar el empate de haber medido unos centímetros más hacia abajo el cabezazo a la portería de Ochotorena quien vio con alegría el balón pasar por encima del larguero.

El resultado final pudo conseguirlo el Valencia minutos antes de la jugada definitiva, cuando otra vez Toni tuvo el balón en sus pies en el área pequeña de Mate y de haberlo centrado a alguno de sus tres compañeros que se lo pedían (Fernando, Eloy y Penev), hubiera sudido al marcador, pero prefirió chutar el mismo y fallar. Algo más tarde, en el minuto 86 el delantero caríoca se desquitaría de su error pasando un balón medido a Eloy para que éste marcara a placer.

En resumen, el Celta le hizo un regalo de Reyes al Valencia, que el equipo del Luis Casanova no desprovechó. Y estos dos puntos, conjugados con la derrota del Atlético de Madrid en el Bernabeu, aupan al Valencia al segundo puesto de la tabla. Un Valencia que lleva ya quince jornadas sin perder y que va camino de realizar una espléndida campaña.