Ficha de partido: 28.07.2001: AC Milan 1 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

AC Milan
AC Milan
1 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Inzaghi
28'
Descanso
45'
BrocchiSergihno
46'
Gonzalo De los SantosCarlos Marchena
58'
CostacurtaDonati
60'
HelvegContra
64'
Dennis SerbanDavid Albelda
65'
Juan SánchezAdrian Ilie
65'
Gattuso
70'
Kily GonzálezVicente Rodríguez
70'
AliyuShevchenko
71'
MorenoInzaghi
76'
Jandro CastroMauricio Pellegrino
80'
Gonzalo De los Santos
84'
Kily González
90'
Final del partido
91'

Estadio



Nombre: Amsterdam Arena
Aforo: 51.628 espectadores
Ubicación: Amsterdam / Holanda 
Inauguración: 14/08/1996

Rival: AC Milan

Records vs AC Milan

Máximo goleador: Paco Alcácer (1 goles)
Goleador rival: Inzaghi (1 goles)
Mayor victoria: 2 - 1 (28.07.2001)
Mayor derrota: 1 - 2 (27.07.2013)
Más repetido: 2-1 (2 veces)

Crónica

El Valencia se marchó de Amsterdam con una victoria. Parecía que la historia del partido del Liverpool iba a repetirse, pero el conjunto de Benítez supo reaccionar y con goles de De los Santos -que debutaba- y Kily doblegó a un poderoso Milán. El Valencia mostró ante el Milán que puede aspirar a cotas altas. Supo reaccionar ante un conjunto plagado de grandes jugadores y en el tramo final dio la vuelta a un marcador que parecía conducir al equipo de Benítez a marcharse del torneo sin conseguir ni una sola victoria. Aún así, la afición valencianista debe estar deseosa de que Salva se convierta en el goleador que necesita su equipo. El Valencia ansía a este jugador como el comer porque en esta pretemporada los delanteros continúan en la línea del pasado ejercicio. Si ante el Liverpool nadie pudo hacer un gol, ayer tuvieron que ser dos centrocampistas los que evitaran la derrota, pues ni Ilie, Mista o Sánchez lo consiguieron por falta de acierto o de minutos en juego.

Ésta es la conclusión más clara y contundente que se extrae de lo visto hasta el momento. Dirigentes y técnicos del Valencia han tratado de poner remedio con la llegada de Salva y esperemos que el ex delantero rojiblanco viva momentos felices en el Valencia por su bien y el del equipo. El conjunto da la sensación de ir armándose muy bien, sabe lo que quiere, juega el balón con sentido y llega bien al área rival. Falta rematar la faena, que es lo que en el fútbol da los triunfos. El primer tiempo resultó muy similar a lo que vimos dos días antes en el partido frente al Liverpool. La forma como se desarrolló el juego fue poco menos que un calco del citado encuentro. Los de Benítez fueron los que se encargaron de llegar con mayor claridad a la portería contraria, con un par de ocasiones clarísimas para haberse adelantado en el marcador, pero, por enésima vez, faltó puntería.

El Valencia dispuso ya a los 13 minutos de la primera ocasión para hacer gol. Ilie no llegó al remate para culminar una jugada personal con posterior centro de Angulo. Diez minutos más tarde, en un acoso continuado del Valencia, con dos o tres remates consecutivos, Marchena engatilló desde cerca pero encontró el cuerpo del meta italiano. Hasta entonces el Milán no había dado señales de vida. Se limitaba a contener y tratar de controlar en el centro del campo, donde Gattuso, Rui Costa y Serginho realizaron un trabajo importante que no tuvo continuidad mirando hacia adelante, donde Sevchenko e Inzaghi pasaban desapercibidos. Sin embargo, como ocurrió ante el Liverpool, al filo de la media hora llegó la acción que costó el gol al no sujetar el esférico Palop. El meta, no obstante, se sacó la espina evitando después el segundo tanto milanista.

El segundo acto volvió a mostrar que el Valencia está negado ante el gol, pero el poder de reacción confiere ánimos a los seguidores valencianistas. El equipo juega y llega pero a la hora de la verdad los delanteros siguen sin acierto. En los primeros siete minutos de juego de este período Abbiati realizó dos paradas impresionantes a remates de Vicente y Angulo y poco después fue Ilie quien mandó a las nubes un balón de gol tras excepcional acción de Vicente. En los minutos finales, con el debut de De los Santos, el equipo se tiró hacia adelante y fue el uruguayo, curiosamente, quien consiguió el tanto del empate. El centrocampista demostró que tiene llegada y que es un especialista en el juego aéreo. Su remate de cabeza fue de libro y con su tanto motivó al Valencia para intentar la victoria. Y cuando parecía que todo estaba dicho para sentencia, un extraño penalti por manos en la barrera milanista fue convertido por Kily y permitió que el Valencia consiguiera el triunfo.