Ficha de partido: 02.12.1979: Valencia CF 5 - 1 RCD Espanyol

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
5 - 1
RCD Espanyol
RCD Espanyol

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Mario Kempes
13'
Huertas
26'
Pablo Rodríguez
30'
Descanso
45'
ÁngelFortes
45'
Longhi
48'
Mario Kempes
55'
Huertas
68'
Marañón
69'
Amarillo
70'
Carlos Pereira
70'
Enrique Saura
73'
Pepe CarreteJosé Cerveró
73'
PadillaVerdugo
74'
Mario Kempes
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Prat (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

Tarde soleada y casi lleno en el Luis Casanova. El Valencia lució brazalete negro por la reciente muerte del que fuera miembro de su delantera eléctrica, Amadeo. Por este motivo se guardó un minuté de silencio. Palmas para los dos equipos, con algún que otro silbido para el Español. El público se metió mucho con el cotegiado De Sosa, pero sin que llegase a los lanzamientos de naranjas y otros objetos a que nos tenían tan acostumbrados. Desde el minuto 29 se jugó con luz eléctrica. El Valencia sacó cuatro saques de esquina por seis el Español.

Goles: 1-0, minuto 13. Bonhof saca una falta con su habitual dureza, el balón da en el larguero y Kempes, solo, remata a placer. 2-0, minuto 29. Pablo intercepta una defectuosa cesión de Longhi, se interna y cuando está solo ante Urruti tira por bajo. El portero españolista, que había cubierto muy bien puerta, detiene la pelota que, incomprensiblemente, se le cuela debajo del cuerpo cuando nadie lo esperaba. 3-0, minuto 55. Nueva falta sacada por Bonhof, ahora desde el lateral izquierdo, Urruti amaga la salida y Kempes, nuevamente solo, marca. 3-1. minuto 69. Un balón centrado por Marañón es interceptado por Arias, Longhi reclama penalty que De Sosa concede sin titubear. Marañón lo tira hacia el poste derecho y Pereira, que adivina la intención, se tira y está a punto de detener la pelota, que, sin embargo, llega al fondo de la red. 4-1, minuto 84. Nueva colada de Pablo, que dribla a varios defensas españolistas para centrar templado. Urruti titubea nuevamente y cuando inicia la salida, Saura remata a puerta vacía. 5-1, minuto 89. Bonhof es objeto de falta por Huertas. El propio Bonhof saca la falta y, como en las anteriores, el balón da en el poste, desviado tal vez por Urruti, y Kempes, que sigue la jugada, cabecea a la red.

El hecho de que el Español ganase de tacada sus tras primeros encuentros de este Campeonato, hizo concebir la engañosa apariencia de que el conjunto blanquiazul iba a contar esta temporada con un equipo aceptable que le evitaría los sinsabores de esa lucha por eludir el descenso que parece ser la constante de los últimos años. Sin embargo, tras el triunfo contra el Zaragoza llegó la lesión de Marañón, y con ello, la sequía goleadora de victorias ya que desde entonces el conjunto de Irulegui ha sido incapaz da ganar un solo encuentro y de no hacerlo el domingo ante el Hércules mucho nos tememos que va a terminar la primera vuelta en blanco.

Desde que el guardameta guipuzcoano Urruticoeohea llegó el Español, estábamos acostumbrados a que el equipo blanquiazul consiguiese uno o dos puntos gracias a la seguridad de su guardameta. Era igual lo que ocurría en el campo. Urruti se encargaba con su actuación de enmendar los fallos de sus compañeros de equipo. Sin embargo, últimamente no ocurre así. Urruti se ha contagiado tal vez de la inseguridad de los restantes jugadores y si ya en Bilbao tuvo parte importante en la derrota de su equipo, hoy ha contribuido con sus desaciertos, si no a la derrota, que ésta parecía inevitable ante un Español que hacía aguas por los cuatro costados, sí al menos a la goleada que ha encajado ante un equipo como el Valencia, que no ha hecho nada del otro mundo. Se ha limitado a aprovechar los fallos de Urruti para redondear ese cinco que por primera vez en esta temporada ha subido al marcador españolista.

Sin embargo, aún admitiendo la desastrosa tarde que hoy ha tenido el portero españolista, hay que reconocer que el resto del equipo ha estado poco más o menos, a su altura, Kempes pudo rematar a placer sus tres goles ya que en las tres ocasiones estaba sin marcador. En las dos primeras por culpa de Huertas y en la tercera porque al ser expulsado éste nadie se encargó del relevo y ya se sabe que Marito no perdona.

Lanchas y Verdugo no pudieron nunca con Pablo y Saura. Especialmente el pequeño extremo izquierda está demostrando que su afortunado debut en Glasgow no fue producto de la casualidad, sino que se trata de un buen jugador, con dominio perfecto de la pelota un dribling extraordinario y que sabe pasar muy bien el balón. Si a ello añadimos que Kempes burló cuando quiso a Huertas, a pesar de que el argentino tuvo grandes lagunas, y que Ayfuch falló una y otra vez, se entiende que la defensa españolista era un verdadero coladero en la que los atacantes valencianistas vulneraban cuando querían.

Tampoco el centro del campo existe como tal. Amarillo fue totalmente anulado por Bonhof (hoy uno de los mejores hombres valencianistas) hasta el punto de que el germano se dedicó casi completamente a atacar olvidándose del marcaje del uruguayo, que se anulaba a sí mismo. Longhi y Molinos fueron los más entonados de esta línea, pero ya se saben sus limitaciones técnicas aunque hay que admitir que Longhi fue uno de los que más prodigó el disparo a puerta. Arabí casi ni existió, ni cómo atacante ni como defensa. Con este panorama poco podían hacer Marañón y Fortes, que en las pocas veces llegaban con el balón al área contraria lo hacían siempre en inferioridad numérica de uno a tres por lo menos.

Parece una incongruencia decir que un equipo que ha ganado por 5-1 no ha jugado un gran partido, pero así ha sido. El triunfo del equipo levantino se ha basado hoy en las genialidades y oportunismo de Kempes, en la habilidad y dureza de Bonhof en el lanzamiento de faltas y en el gran juego de sus dos extremos.

Si se exceptúa el cuarto gol conseguido tras una preciosa jugada de Pablo con tiro final de Saura, los otros cuatro tantos valencianistas no han sido producto del buen juego del equipo che. Uno se ha debido al tremendo fallo de Urruti al dejar pasar bajo su cuerpo un balón que parecía haber detenido ya. Y los otros tres han sido casi copiados uno de otro, especialmente el primero y el último. Lanzamiento de falta de Bonhof, con una gran dureza y remate de Kempes al recoger el rechace de la madera. Pero aparte de esta habilidad en aprovechar los fallos que, como es natural, no le van a ofrecer todos los equipos, el Valencia no ha brillado hoy como equipo de primer orden.

Pereira apenas si ha tenido trabajo y lo mismo puede decirse de la defensa. En el centro del campo Castellanos bregó lo suyo y Bonhof fue el motor que impulsó al equipo, especialmente en la primera mitad. Y en la delantera Kempes tuvo demasiadas lagunas e lo largo del partido aunque, eso sí, estuvo siempre en su sitio en el momento preciso. Ya a los seis minutos de comenzar el encuentro el germano dio un ejemplo de lo que iba a ser el encuentro. Desde unos treinta metros largó un tremendo cañonazo que se fue fuera por poco. Cuatro minutos después era Botubot el que tras internarse por su banda tiraba a puerta y ante el fallo de Ayfuch, Urruti tenía que lanzarse a los pies de Kempes para salvar el tanto.

Más tarde sería Huertas el que fallase el despeje teniendo que enmendar Ayfuch el peligroso fallo. Al cuarto de hora Kempes saca un córner con tanto efecto que Urruti tiene que hacer verdaderos esfuerzos para desviar el balón. Y así hasta concluir los 45 minutos en los que el Español sólo tuvo una clara ocasión de gol. Una falta hecha a Marañón al borde del área es sacada por Amarillo que suavemente cede a Ayfuch que sobre la marcha larga un tremendo disparo que dobla las manos de Pereira. El balón va a los pies de Fortes que cuando ve a rematar resbala y al ver que no puede llegar a la pelota se interpone en la carrera del guardameta valencianista, haciéndole falta que pita De Sosa. Longhi tira a puerta y marca, pero el árbitro había pitado ya.

Al reanudarse el segundo tiempo parecía que el Español tenia otro aire. Nada más empezar, Marañón recibe un balón, corre hasta la línea de córner y desde allí centra sobre Angel que de volea, sólo ante la puerta, tira fuera. Si Angel hubiese tenido tranquilidad y hubiese detenido la pelota el primer gol españólista habría subido al casillero.

Pero aquí se acabó la pólvora del conjunto blanquiazul, siendo nuevamente el Valencia el que tomó las riendas del partido, situación que no cambió cuando el Español logró acortar distancias al transformar Marañón el penalty y ello con muchos apuros. Sin querer pecar de pesimistas, hay que reconocer que el futuro que se le presenta al conjunto españolista es bastante negro. El equipo que ha jugado hoy no ha funcionado prácticamente en ninguna línea. Ciertamente que estaba ausente Fernández Amado, un jugador que con su empuje y entrega es capaz de tansformar al equipo. Pero ya es significativo que el Español no ve puerta desde hace muchas jornadas y que los dos últimos goles han sido conseguidos de penalty.