Ficha de partido: 08.04.1979: Valencia CF 2 - 0 Atlético de Madrid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
At. Madrid
At. Madrid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Marcelino
31'
Pepe Carrete
31'
Descanso
45'
Ángel Castellanos
55'
Rainer Bonhof
65'
Juan Sierra
68'
BermejoMarcial
73'
Pablo RodríguezLobo Diarte
83'
Arteche
86'
Ángel Castellanos
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: At. Madrid

Records vs At. Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (16 goles)
Goleador rival: Luis Aragonés (12 goles)
Mayor victoria: 9 - 1 (13.09.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (10.11.1985)
Más repetido: 1-1 (20 veces)

Crónica

Partido jugado por la tarde, con luz natural, en el Estadio Luis Casanova, que registró una asistencia de unos 38.000 espectadores. Buena temperatura. Hubo tres tarjetas amarillas, para Marcelino y Sierra del Atlético de Madrid, y Carrete del Valencia por emplearse con violencia, y dos rojas, para Arteche y Castellanos, a Arteche a los 41 minutos de la segunda parte, y a Castellanos a los 43, al primero por una durísima entrada a Felman con lesión y a Castellanos por agredir a Robi.

Se esperaba con expectación e inquietud y mucho interés este partido en que el Valencia presentaba un nuevo entrenador después del relevo de Marcel Domingo por Pasieguito, con el antecedente además de que en las últimas seis visitas el Atlético había puntuado siempre en este campo, pero la verdad es que a los pocos minutos de juego ya dio la impresión el Valencia de ser un equipo muy diferente al que estábamos acostumbrados a ver. Realmente parecia otro completamente distinto, con un plan teamiento táctico muy estudiado, con un centro de campo en el que se erigió pronto Castellanos en el dominador de la situación, con un juego inteligente y efectivo le dio el mando del partido al Valencia desde el principio y el dominio acusado que los merengues establecieron en el campo dio la impresión (a pesar de que en el primer tiempo no se produciría ningún tanto) de que la victoria no se le podía ni se le debía escapar al Valencia.

Realmente los contados peligros que se produjeron en las porterías cayeron todos en la del Atlético. A los 6 minutos un fuerte chut de Arias pasó rozando el larguero; a los 15, otro remate de Castellanos, que dio la impresión desde la tribuna de que iba a entrar, salió des viado, y a los 17, una absurda jugada de Pereira con entrega infortunada a su portero, de la que se aprovechó Saura, para con toda picardía y habilidad colarse y de forma esquinada chutar y el balón salió rozando el poste.

Estos fueron pequeñas muestras del intenso dominio desplegado por el Valencia y de la abundancia de juego localizado en las cercanías del área madrileña, que por el contrario tan solo realizó contados contrataques en los que apenas hubo ningún peligro, pues Rubén Cano fue estrechamente marcado por Botubot y Leivinha, muy vigilado por Cerveró que le seguía hasta medio campo, tampoco dio señales de vida, era Marcial quien mejor trataba de canalizar el juego de su equipo, pero sin demasiada fortuna. El dominio del Valencia, con la aportación a su delantera de Bonhof (aunque este no se mostró muy afortunado en el juego), mientras Solsona servía muy bien a sus delanteros donde Diarte mostraba una voluntad mucho mayor que hasta ahora, aunque no estuviera afortunado) le dieron el dominio completo de la situación que en la segunda parte, tras unos minutos en que el Atlético dio la impresión de darle la vuelta al partido con unos contraataques que fueron bien neutralizados, acabaron por darle al Valencia la superioridad material que por juego había tenido en todo momento.

Y fue precisamente Castellanos el que abrió el camino de la victoria con su oportunísimo gol a los 10 minutos, justo premio también a una actuación brillantísima que tan solo quedó deslucida enlos instantes finales por un codazo que propinó a Robi, con quién había tenido un tete a tete poco deportivo que determinó su expulsión del campo. De modo que Castellanos, jugador muy criticado otras veces, fue en esta ocasión el más sobresaliente del Valencia y en realidad el que por juego y también por la oportunidad de su gol le dio una victoria dura y laboriosa, pero extraordinariamente merecida en un partido muy duro, disputado, con intemperancias también como lo demuestran las dos expulsiones, pero que en definitiva dejó en los aficionados valencíanistas el regusto de haber hallado un Valencia distinto, un Valencia más codicioso, hambriento de juego y de goles que puede enderezar su rumbo en este final de Liga.

Así pues, una victoria por todo lo alto la obtenida por el Valencia en la cual debe caberle buena parte a su nuevo entrenador por la rapidez con que sus métodos o sus indicaciones han tenido éxito en el equipo. En definitiva, se ha cumplido una vez más aquel viejo axioma futbolístico, que asegura que a entrenador nuevo, victoria segura.

Goles: 1-0, en la segunda parte, a los 10 minutos, Castellanos, que ya había destacado por juego en la primera mitad y seguía convertido en una de las figuras destacadas del Valencia, agarró un balón en medio campo, avanzó ligeramente y a ras del suelo lanzó un potente disparo que después de rebotar en un poste, entró. 2-0, este tanto llegó por la vía del penalty a los 20 minutos de la segunda parte, penalty de Sierra a Saura, a quién zancadilleó para evitar su remate. Lo ejecutó Bonhof con un tiro muy duro, llegando el portero a tocar la pelota, pero no pudo impedir que entrara.