Ficha de partido: 05.03.1978: Valencia CF 3 - 0 Sevilla FC

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 0
Sevilla FC
Sevilla FC

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Mario Kempes
29'
Descanso
45'
Mario Kempes
68'
Ribas
68'
Ricardo Arias
73'
GallegoRibas
78'
YiyiBarrios
78'
Javier SubiratsJosé Cerveró
85'
Óscar Rubén Valdez
85'
Óscar Rubén ValdezJuan Daniel Cordero
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

Partido que se jugó a las ocho de la noche televisado en directo. Entrada regular, la mitad del aforo, calculándose en unos 25.000 espectadores.

Goles: 10. 30 minutos de juego. Felman acude a disputar una pelota con toda la ventaja y es empujado por Juanito, el defensa sevillano con quien poco antes ya había tenido un incidente. Es derribado y el árbitro señala el punto de penalty, que ejecuta Kempes, con fuerte tiro de izquierda que se cuela a la red. 2-0. 30 minutos de la segunda parte. Jugada de Kempes por la izquierda con entrega hacia atrás a Arias, quien desde un par de metros fuera del área de penalty empalma un fuerte disparo que entra por la escuadra. 3—0. 40 minutos de la segunda parte, Valdez, que acaba de incorporarse al juego sustituyendo al defensa Cerveró, saca partido de una jugada con entrega de Kempes a Castellanos y con habilidad consigue enviar el balón a la red.

Ha sido este Valencia - Sevilla un encuentro con altibajos, pero en general puede considerarse un bonito espectáculo que sin duda habrán corroborado los espectadores que lo presenciaron a través de la pequeña pantalla y también, por supuesto, los que asistieron al campo de Mestalla. Si según la vieja tradición de los Valencia - Sevilla eran estos choques propicios a grandes goleadas, en esta ocasión si no hubo una gran goleada al menos hubo un tanteo que es bastante aceptable en estos tiempos.

En la primera parte el Valencia marcó un gol y dos en la segunda que llegaron en el último cuarto de hora. Realmente, dentro de esas fases en que podemos dividir el juego, en la primera la superioridad valencianista no quedó certificada en el marcador con el solitario gol que marcó Kempes, al sacar un penalty que le hicieron a su compañero Felman. Pero realmente la superioridad blanca, que éste era el color que vestía el Valencia, mientras el Sevilla habitualmente también blanco jugaba totalmente de rojo, había sido bastante notable y podríamos patentizarla en un balón que estrélló Felman en el larguero y las penetraciones que volvió a realizar Kempes, sobre la portería de Gustavo, que si no todas dieron lugar a goles al menos mostraron que Kempes hoy volvía a ser el Kempes clásico.

El Sevilla no es que se defendiera únicamente, ni mucho menos, pero realmente bailó al son que tocaba el Valencia. Y en su delantera el temible cañonero Scotta quedó prácticamente inédito, bien neutralizado por Cerveró y con sólo un tiro y lejano al marco quedó acreditada su condición de gran artillero. En verdad, la superioridad valencianista, repito, no quedó bien plasmada en el tenteo escaso que llegó al marcador. Pero esa superioridad acabaría formalizándose en la segunda parte y de ella en el último cuarto de hora final.

En realidad, de esta segunda parte los primeros 15 minutos fueron hasta cierto punto sosos pero a raíz de una genial jugada protagonizada por Kempes, a los 20 minutos, driblando contrarios para chutar finalmente y ver su esfuerzo neutralizado por un poste, el Valencia se impuso de forma clara y acabaría traduciendo esa superioridad en los otros dos goles que llegaron y en un mandato en el terreno de juego que le dio por completo el mando del encuentro. En fin, ha sido un partido en que el Valencia, ganador la semana pasada en Salamanca, dando lugar a lo que se espera aquí sea una reacción que le permita todavía dejar oir su voz en el final de Liga, la ha acreditado aquí en este encuentro, que ha constituido un bonito espectáculo globalmente y la vuelta al primer plano de Kempes, la gran estrella nuevamente del equino con una actuación muy buena y algunas jugadas en que ha mostrado su condición de auténtico artista del balón.