Ficha de partido: 22.08.1997: Valencia CF 1 - 3 Flamengo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 3
Flamengo
Flamengo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Javi Navarro
20'
Jamir
24'
Romario de SouzaAsist: Ariel Ortega
26'
Claudio LópezRomario de Souza
33'
Savio
38'
Descanso
45'
EvandroRenato
45'
Gaizka MendietaJavi Navarro
45'
Fernando GómezGuillermo Morigi
58'
Savio
60'
Antonio PoyatosJavier Farinós
67'
Jorginho
68'
Savio
70'
Nico OliveraAriel Ortega
71'
MaurinhoIranildo
75'
Bruno KuadrosSavio
79'
Marcos AurelioLucio
79'
Jorginho
80'
Nico Olivera
84'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia (Valencia) 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Flamengo

Records vs Flamengo

Máximo goleador: Gabriel Moya (2 goles)
Goleador rival: Savio (3 goles)
Mayor victoria: 2 - 0 (23.08.1996)
Mayor derrota: 0 - 3 (26.08.1986)
Más repetido: 1-3 (2 veces)

Crónica

El Valencia sin Romario no es un equipo. La afirmacin puede parecer cruel, pero no deja de ser una realidad dibujada en lo que se lleva del mes de Agosto. Cuando el brasileño está en el terreno de juego, el equipo juega mejor o peor, pero posee una gran virtud como es que balón que llega a las proximidades del área, balón que es aprovechado por Romario.

Así vino sucediendo frente al Atlético de Madrid y el Palmeiras, y también sucedió en la noche de ayer. El Flamengo dominaba el partido, creaba las ocasiones de gol, forzó que Zubizarreta realizase espléndidas intervenciones, pero el primer balón que llegó a los dominios de Romario, ello sucedió en el minuto 26, fue aprovechado por el delantero valencianista.

Cuatro minutos después, en la apoteosis del resultado y de la actitud de Romario, éste quiso obsequiar al público con una "tijera" en el borde del área, con tan mala suerte que se autolesionó, pues la proximidad de un defensa no dio la sensación, al menos en el terreno de juego, que fuera la causa para desequilibrarlo.

Romario cayó sobre el césped y desde la grada se adivinaban en él gestos de dolor. Un silencio preocupante se apoderó de los aficionados de Mestalla. Todo el mundo pendiente de él. Romario no puede lesionarse, es mucho lo que hay en juego y máxime cuando la temporada está cerca de comenzar. De inmediato circuló de boca en boca que el brasileño era llevado a una clínica para ser sometido a un exhaustivo examen mientras, al mismo tiempo, el equipo sobre el terreno de juego comenzaba a desdibujarse de una forma alarmante. El Flamengo pasó a apoderarse de la situación como hasta el momento había hecho, pero además ahora no tenía el peligro de Romario sobre el césped.

En el momento de transmitir esta crónica se desconocía el alcance de la lesión de Romario, pero resulta más que preocupante que el Valencia, aunque sea por unos días, pierda su concurso. Es excesiva la dependencia que se tiene de este jugador. Desde su salida del terreno de juego, no sólo el espectáculo perdió calidad, sino que la confusión se apoderó del juego valencianista y máxime cuando los cambios empezaron a producirse.

Con la marcha de Romario el público también empezó a intranquilizarse con el juego de su equipo, y aunque no llame la atención al que sigue habitualmente el fútbol, resulte lamentable que el aficionado pase de aplaudir los saques de esquina a criticar cualquier circunstancia del juego, pues con esta actitud no se ayuda en nada al equipo.

En la misma medida que Romario se iba acercando a un centro hospitalario, Savio empezó a convertirse en el protagonista de la noche, marcó tres goles, tuvo alguna que otra opción y dejó constancia de que se trata de un excepcional jugador, un futbolista que el Valencia viene siguiendo desde la etapa de Parreira en el banquillo, es decir, desde 1994. En el segundo tiempo, Fernando disfrutó de unos minutos y su salida al campo mereció los aplausos de la afición.