Ficha de partido: 11.08.1998: FC Salzburg 0 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

FC Salzburg
FC Salzburg
0 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Miguel Ángel Angulo
6'
Ibertsberger
43'
Stefan Schwarz
44'
Descanso
45'
SabitzerIbertsberger
55'
Santi Cañizares
56'
Glieder
60'
Javier FarinósJuanfran García
60'
Sabin IlieClaudio López
64'
Koejoe
67'
Guillermo MorigiMiguel Ángel Angulo
70'
Laessig
70'
HutterPamminger
74'
Jocelyn Angloma
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Lehen Stadion
Aforo: 14.684 espectadores
Ubicación: Salzburgo / Austria 
Inauguración: 1952 (Demolido en 2006)

Rival: FC Salzburg

Records vs FC Salzburg

Goleador rival: Pitak (1 goles)
Mayor victoria: 3 - 0 (22.08.2006)
Mayor derrota: 0 - 1 (09.08.2006)
Más repetido: 2-0 (3 veces)

Crónica

Estaba en juego un puesto para la UEFA, pero los anfitriones salzburgueses recibieron al equipo de Claudio Ranieri con el himno de Valencia interpretado en alemán, es decir, un síntoma de pleitesía a la escuadra más poderosa y una declaración de principios más propia de un partido amistoso que de una hipotética competición continental.

Después, efectivamente, pudo reconocerse el contraste de un conjunto supercompetitivo frente a otro en periodo de decadencia, hasta el extremo de que los valencianos consiguieron resolver el compromiso en la primera mitad con dos goles de incalculable efecto psicológico: Angulo, en el minuto cuatro, aprovechó una genialidad previa de Lucarelli. Luego el sueco Schwarz, al límite del descanso, empalmó un espectacular zurdazo desde fuera del área, más o menos beneficiado por la escapada y el pase anteriores de Claudio López. Semejante punto de partida tuvo una inmediata incidencia táctica sobre el terreno de juego. Especialmente porque Ranieri, decidido inicialmente a poner en escena una solución simétrica de tres centrales y tres delanteros, contuvo el juego ofensivo, cedió el balón al Salzburgo y aprovechó la velocidad de Claudio López y la capacidad resolutiva de Cristiano Lucarelli -no sólo se parece a Christian Vieri en el nombre- para conjugar las bazas decisivas.

Al cabo, la estrategia también permitió que el Salzburgo dispusiera de tres o cuatro ocasiones de peligro -el delantero centro Glieder hizo daño con tres remates consecutivos-, que se discutiera un penalti sobre el holandés Koejoe y que Santiago Cañizares tuviera que emplearse con absoluta concentración y seguridad. Pero la proyección ofensiva de Schwarz en el decisivo 2-0 convirtió el segundo tiempo en un mero ejercicio de control. Por ejemplo, el equipo valencianista puso en práctica la eficaz solución del fuera de juego -los salzburgueses cayeron cuatro veces seguidas- y aprovechó las incorporaciones de Sabin Ilie y Farinós para compensar el esfuerzo físico de López y recomponer la línea defensiva con cuatro jugadores (Angloma y Soria en las bandas).

De este modo, el partido tuvo más presencia en el centro del campo, pero se diluyó en un espectáculo decididamente aburrido y, en todo caso, alterado por las acciones individuales de Koejoe en el área visitante. El resultado, esta vez sí, hacía justicia a los pronósticos iniciales, precisamente porque el equipo local ha perdido la fortaleza y el presupuesto de antaño -disputó la final de la UEFA en 1994 y la Liga de Campeones en la temporada 95-96- y porque el Valencia, pese a las bajas de los mundialistas -excepto el argentino López- y de los sancionados -Milla y Carboni- parece haber encontrado en el premio de la Intertoto una razón para aspirar a todo.

El técnico del Valencia, Claudio Ranieri, se mostró contento, pero cauto tras concluir el partido contra el Salzburgo y afirmó que «hay que trabajar mucho porque falta velocidad». A pesar de haber encarrilado la final, Ranieri se mostró muy precavido para el encuentro de vuelta: «Los partidos de Europa son de 180 minutos hay que estar siempre con mucha concentración. Lo que hemos hecho nosotros también lo pueden hacer ellos. Me ha gustado su mentalidad». «Todavía faltan 90 minutos», comentó Ranieri.